REGIONES:

Sublevación de policía lleva a censura y periodistas lesionados

El presidente ecuatoriano Rafael Correa es atacado con gas lacrimógeno por los policías rebeldes furiosos por una nueva ley que recorta sus beneficios
El presidente ecuatoriano Rafael Correa es atacado con gas lacrimógeno por los policías rebeldes furiosos por una nueva ley que recorta sus beneficios

Momento24.com

Mientras cientos de soldados y policías en Ecuador se hacían del control de las barricadas de la policía y fijaban barricadas en las carreteras en todo el país el 30 de septiembre para protestar por recortes a sus prestaciones, las autoridades ordenaron a las estaciones de radio y televisión locales difundir las noticias del Estado, informan la Fundación Andina para la Observación y el Estudio de los Medios (FUNDAMEDIOS), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). Al menos 20 periodistas fueron lesionados en la refriega.

Después de acusar a la policía rebelde de un intento de golpe de estado, el presidente ecuatoriano Rafael Correa declaró un estado de excepción y ordenó a las estaciones de radio y TV a interrumpir su programación para difundir programación de Ecuador TV, un canal de propiedad estatal.

Así los ciudadanos no pudieron recibir información balanceada de los medios independientes en un momento crítico, dijo al CPJ Freddy Barros, redactor en jefe de la estación de TV Ecuavisa.

En respuesta, los oficiales rebeldes bloquearon aeropuertos y carreteras, ocuparon la Asamblea Nacional, secuestraron al residente e irrumpieron en las oficinas de Ecuador TV, dicen los informes noticiosos locales. Además un gripo de gente se reunió en Ecuador TV para protestar por la orden del gobierno, dijo el CPJ.

Según FUNDAMEDIOS, un miembro provisional de IFEX, al menos 22 reporteros y reporteros gráficos fueron atacados, amenazados o acosados cuando cubrían la revuelta policiaca, entre ellos reporteros internacionales de la Agence France-Presse y la estación de TV latinoamericana vía satélite Telesur. La policía lanzó latas de gas lacrimógeno y golpeo a reporteros, y quemó y confiscó ilegalmente el equipo de los periodistas, dijo FUNDAMEDIOS.

"Nos preocupa la violencia desencadenada contra periodistas que cubren estos disturbio y hacemos un llamado a las autoridades a que lleven a los responsables ante la justica", dijo el CPJ. "Además nos alarma el uso que hace el Gobierno de las facultades de emergencia para ordenar a las difusores que transmitan programación únicamente del canal de propiedad estatal. Esto privó al público poder elegir la cobertura noticiosa en un momento crítico".

El propio Presidente fue alcanzado por latas de gas lacrimógeno y botellas de agua cuando trató de hablar en los cuarteles de la policía en Quito, informa el CPJ. Fue llevado de emergencia al hospital, pero los huelguistas en el hospital le impidieron salir durante 11 horas, dicen los informes noticiosos locales. A muchos periodistas, entre ellos un corresponsal de RSF, se les negó la entrada al hospital. Los soldados finalmente irrumpieron en el hospital y permitieron el retorno de Correa al palacio presidencial.

El drama fue desencadenado por una votación en el Congreso el miércoles pasado que recortaba las prestaciones de los policías y las fuerzas armadas. Correa prometió castigar a los que están detrás de la rebelión. Los informes noticiosos dijeron que dos personas murieron durante la revuelta.

Último tweet:

#Israel's shrinking space for dissent on #Gaza http://t.co/KVlrQtJCB1 via @AJEnglish