Para una conexión segura, haga clic aquí. Si se está preguntando por qué esto es importante, haga clic aquí.

REGIONES:

PREVIENE A MEDIOS Y ENCARCELA A PERIODISTAS

El ministerio de Prensa e Información de la República Democrática de Congo (RDC) emitió una directiva el 12 junio de 2004 en la que advierte a las empresas de noticias que deben "respetar las directrices editoriales al pie de la letra durante este periodo de crisis", informa Journaliste en danger (Periodista en Peligro, JED), un miembro congolés de IFEX.

En la directiva, el ministro de Prensa e Información de la RDC Vital Kamerhe afirmó que "el manejo de noticias es de gran importancia estratégica y está vinculado con la defensa y la seguridad interna del estado", durante la agitación actual.

JED afirma que puesto que no se ha declarado un estado de emergencia en la RDC, los ministros de Estado no están autorizados a contravenir los artículos de su Constitución de transición que protegen la libertad de prensa, así como el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros pactos internacionales de los cuales la RDC es signataria.

Sin embargo, la directiva declaró que "las empresas de noticias que publiquen informes tendenciosos, incluyendo declaraciones que inciten al odio o a la desobediencia civil, declaraciones que puedan tener un efecto desmoralizador en la fuerzas armadas congolesas o que presente estos malhadados eventos de manera impertinente ... serán castigadas con todo el rigor de la ley".

Mientras tanto, el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) informa que tres estaciones de radio comunitarias en la ciudad de Bukavu, en el oriente de la RDC, reiniciaron la difusión después que el Gobierno volvió a tomar el pueblo el 10 de junio de 2004 tras de que los rebeldes a favor de Rwanda lo ocuparon el 2 de junio.

Radio Maria, Radio Sauti ya Rehema (Voz de la Misericordia) y Radio Maendeleo están transmitiendo nuevamente, a pesar de la evacuación en un vuelo de la ONU a Kinshasa de sus directores Ben Kabamba, Joseph Nkinzo y Kazito Mushizi respectivamente, quienes habían estado recibiendo amenazas de muerte de los rebeldes desde el 29 de mayo de 2004.

Al mismo tiempo, se siguen presentando cargos de "difamación penal" contra los periodistas congoleses que planteen cuestiones de malversación de fondos públicos. A pesar de las garantías a la libertad de prensa, se les encarcela hasta que se puedan juzgar en un tribunal. Además, si no se puede encontrar a los autores de los artículos, las leyes establecen que se puede detener a los editores de las publicaciones.

Encontrará más información en:

Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ): www.cpj.org/news/2004/DRC14June04na.html#more
Journaliste en danger (Periodista en Peligro): www.ifex.org/en/content/view/full/59526/
Image c Human Rights Watch

Último tweet:

Wondering what @Facebook @Twitter @YouTube are doing about violence against women online? Send them a tweet now: http://t.co/lPAz45be0O