REGIONES:

Miembros de IFEX piden un alto a ofensiva gubernamental contra medios tras elecciones

Nik Kowsar

Las autoridades de Irán censuraron las fuentes de medios independientes, tanto locales como extranjeras, en tanto que las manifestaciones contra el gobierno han cundido en el país tras las elecciones presidenciales del viernes pasado, informan ARTICLE 19. el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y otros miembros de IFEX.

Los servicios de seguridad entraron a las oficinas de los periódicos, donde están censurando el contenido antes de que las publicaciones entren a prensa. El 15 de junio, la primera plana de “Etemad Meli”, el periódico del candidato Mehdi Karoubi, muestra una foto del presidente Mahmoud Ahmadinejad en un mitin con una columna en blanco debido a la edición de los censores.

Mientras tanto, “Kalameh Sabz”, el periódico del principal oponente de Ahmedinejad, Mir Hossein Mousavi, no se ha podido publicar desde el 13 de junio.

Según ARTICLE 19. se informa que el ministerio de inteligencia ordenó a todos los periódicos no escribir nada que cuestione la legitimidad de las elecciones.

Ahmadinejad fustigó a los medios poco después de proclamar su victoria en las elecciones que según los críticos estuvieron marcadas por un extendido fraude. En una conferencia de prensa el domingo, acusó a los medios internacionales de lanzar una “guerra sicológica” contra el país.

El personal de varias organizaciones de noticias internacionales, entre ellas difusoras belgas, españolas, estadounidenses, de los emiratos e italianas, sufrió el decomiso de cintas, la expulsión del país, y fue golpeado mientras cubría las protestas públicas e incluso fueron detenidos, dice ARTICLE 19.

Tras una marcha de oposición masiva el 15 de junio, las autoridades restringieron a los periodistas extranjeros, incluyendo los iraníes que trabajan para medios extranjeros, para que no informaran acerca de las protestas en las calles, informan el CPJ y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI). Sólo podían trabajar en sus oficinas, celebrando entrevistas telefónicas y vigilando las fuentes oficiales, como la TV estatal.

La BBC dijo la interferencia electrónica de sus informes de noticias, de la que dijo comenzó el día de las elecciones, había empeorado a medida que terminaba el fin de semana, causando alteraciones de servicio para el público de radio y TV de la BBC en Irán, el Medio Oriente y Europa.

El 14 de junio, las autoridades ordenaron el cierre durante una semana de la oficina en Teherán de la estación de noticias por TV vía satélite árabe Al-Arabiya después de que la estación difundió un video de la primera manifestación tras el anuncio de la reelección de Ahmadinejad, informa la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI).

Desde el día de las elecciones en Irán también se ha alterado una amplia gama de comunicaciones sociales, incluyendo mensajes de texto, sitios de redes sociales y sitios web de campaña oficiales de la oposición que se estaban usando para organizar protestas. Al menos 10 sitios web que apoyaban la oposición fueron censurados, dice RSF. Luego, el 16 de junio, la Guardia Revolucionario Iraní advirtió a los medios en línea que retiraran todo el contenido que pudiera “crear tensión”, o se enfrentarían a consecuencias jurídicas, informa el IPI.

Pero algunos manifestantes en Irán se están poniendo en contacto con Occidente usando servidores web especiales, como el creado en la Universidad de Toronto, para burlar los esfuerzos para bloquear sitios web.

Además, los iraníes en el extranjero están usando herramientas de redes sociales para difundir al instante las noticias sobre su patria. Por ejemplo, en Twitter, Hamid Akbari, un estudiante universitario en Toronto, sigue a ocho personas en Irán en las que ha llegado a confiar, informa el periódico “Toronto Star”. Envían mensajes acerca de dónde se están reuniendo los manifestantes para una protesta, y lo que está haciendo la policía. Akbari luego alimenta esa información a sus 500 contactos en su país por correo electrónico o por Facebook.

Mientras tanto, 11 periodistas iraníes han sido arrestados desde el 12 de junio, entre ellos Reza Alijani, ganador del premio a la libertad de prensa RSF-Fondation de France 2001. Fue liberado dos días después. Según RSF, no se sabe nada de otros 10 periodistas que han sido arrestados o están ocultos.

RSF reitera su llamado a la comunidad internacional para no reconocer los resultados electorales. “Una elección democrática es una en la cual los medios son libre para vigilar el proceso electoral e investigar las acusaciones de fraude pero ninguna de esas dos elecciones se ha cumplido en la supuesta reelección de Mahmoud Ahmadinejad”, dijo RSF.

Último tweet:

Discotech hosted by @Info_Activism and @APC_News features Katitza from @EFF on circumvention is not a crime http://t.co/dXO65cPoUX