REGIONES:

Periodistas atacados mientras continúan los combates

Jomana Karadsheh y Matthew Chance de CNN son evacuados por la Cruz Roja internacional del Hotel Rixos e Trípoli el 24 de agosto
Jomana Karadsheh y Matthew Chance de CNN son evacuados por la Cruz Roja internacional del Hotel Rixos e Trípoli el 24 de agosto

Paul Hackett/REUTERS

Cuatro periodistas italianos que fueron secuestrados en Libia fueron liberados la semana pasada, pero el destino de otros periodistas locales y extranjeros, entre ellos seis reporteros libios desaparecidos desde el inicio del levantamiento en febrero - sigue en el aire mientras los encarnizados combates se prolongan en Trípoli, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

"Los acontecimientos de la semana pasada demuestran lo peligrosa que sigue siendo Libia para los periodistas", lamentó el CPJ. "Esperamos que a medida que las hostilidades pasen, se aclare el paradero de los periodistas libios que siguen desaparecidos".

Atef al-Atrash, un colaborador de las empresas noticiosas locales en Benghazi, Mohamed al-Sahim, un bloguero y escritor político crítico, el caricaturista Mohamed al-Amin, e Idris al-Mismar, un escritor y ex redactor en jefe de "Arajin", una revista cultural mensual, están reportados como desaparecidos.

Dos periodistas con base de operaciones en Trípoli - Salma al-Shaab, directora del Sindicato de Periodistas Libios, y Suad al-Turabouls, un corresponsal para el periódico progubernamental "Al-Jamahiriya" - fueron detenidos en febrero pasado, pero no se ha sabido de ellos desde entonces.

Los cuatro periodistas italianos habían sido capturados por fuerzas leales a Gaddafi el 24 de agosto y fueron liberados un día después tras una incursión al apartamento donde estaban detenido, informan el CPJ, Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Su chofer libio fue muerto frente a ellos. Según RSF, dijeron que fueron maltratados y su equipo y material fueron confiscados.

RSF informa que el secuestro ocurrió tras una visita a Italia de Mahmoud Jibril, el segundo al mando del Consejo Nacional de Transición de Libia, quien tenía una reunión programada con el primer ministro italiano Silvio Berlusconi. El consejo ha sido reconocido por muchos países como el Gobierno provisional de Libia.

El mismo día, Matthew VanDyke, un periodista estadounidense que había estado desaparecido en Libia desde el 13 de marzo, fue liberado de la prisión de Abu Salim en Trípoli junto con varios internos después de que fuerzas rebeldes se apoderaron de la prisión, informa el CPJ. Su madre informó al CPJ que había estado detenido en confinamiento solitario la mayor parte de su encarcelamiento.

Este mes, Tracey Shelton, una periodista independiente australiana fue violentamente atacada por dos hombres armados en la habitación de su hotel en Benghazi, pero escapó al saltar a un balcón cercano, dijo el CPJ. Se está recuperando en otro hotel de Benghazi, bajo la protección de los rebeldes.

También en agosto, unos 35 periodistas extranjeros, principalmente de EE. UU. y el R. U., fueron tomados como rehenes en el Hotel Rixos de Trípoli durante cinco días, informan el CPJ y RSF. Matthew Chance de CNN dijo que los periodistas negociaron con guardias armados para obtener su liberación.

Los periodistas en el hotel dijeron que había francotiradores ubicados alrededor del edificio en el que fuerzas leales a Gaddafi seguían operando. Según RSF, tenían poco acceso a alimentos y frecuentes cortes de energía y agua.

Un video de "The Guardian" muestra a reporteros y fotógrafos atrapados en el interior.

Los periodistas que habían pasado frente al Rixos en los últimos seis meses dijeron que temían convertirse en escudos humanos para el régimen en el caso de un ataque rebelde", dijo "The Guardian". Los funcionarios del régimen han acusado con frecuencia a los periodistas extranjeros de ser espías y transmitir información a la OTAN y las fuerzas rebeldes.

Con las fuerzas de Gaddafi negándose a rendirse, los periodistas siguen estando en la línea de fuego. Dos periodistas franceses, el fotógrafo de París Match Álvaro Canovas y el camarógrafo de France 2 Bruno Girodon, sufrieron heridas de armas de fuego mientras cubrían los combates alrededor del complejo Bab al-Azizya de Gaddafi en Trípoli la semana pasada, informan RSF y el CPJ.

Un periodista ruso, Orkhan Djamal del diario "Izvestia", sufrió una lesión en la pierna durante los combates en Trípoli el 22 de agosto, informa RSF.

El CPJ y RSF instan a todas las partes implicadas a garantizar la seguridad de periodistas en Libia.

ARTICLE 19 está pidiendo que el Consejo garantice el derecho a la libre expresión en la Carta Constitucional provisional, de acuerdo con el derecho humanitario y las normas internacionales.

"La ausencia de libertad de expresión bajo el Gobierno de Gaddafi llevó a infracciones a los derechos humanos amplias y sistemáticas, y el Consejo Nacional de Transición tiene el deber ante el pueblo de Libia de no repetir eso", dijo ARTICLE 19.

En el terreno hay libertad. En Benghazi, que fue tomada por los rebeldes en febrero, jóvenes activistas están "usando todos los medios a su alcance para expresarse", dijo Shahira Amin, una periodista y presentadora de TV libia que renunció a su puesto como subdirectora de la estación operada por el estado TV Nilo en febrero, escribiendo para Índice de la Censura.

"Los grafitos en los muros, el lanzamiento de nuevas estaciones de radio y canales de TV en Internet, el debate público sobre su futuro, el aumento en la actividad de voluntaria y el activismo político son manifestaciones de su libertad recién encontrada", afirma; son signos de que los libios están forjando para construir una Libia nueva y democrática.

Último tweet:

Two journalists, a media worker shot dead in #Balochistan http://t.co/4pI4lJrjjS | @Pakistan_Press #Pakistan