Para una conexión segura Por qué esto es importante

REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Dos periodistas de radio comunitario golpeados, uno detenido, en violencia entre el PRI y grupo comunitario en Oaxaca

(AMARC/IFEX) - Entre la noche del 24 y la madrugada del 25 de enero de 2007, se suscitó un enfrentamiento entre un grupo de militantes del PRI (Partido Institucional Revolucionario) e integrantes del ayuntamiento popular de San Antonino de Velasco, en el estado de Oaxaca. Durante los hechos, Emilio Santiago y Darío Campos, periodistas de la emisora comunitaria Radio Calenda, fueron fuertemente golpeados y uno de ellos detenido, a pesar de que se identificaron plenamente como periodistas en funciones. Otras doce personas de la comunidad también fueron detenidas.

La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) condena estos actos de violencia encaminados a silenciar a quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión para dar a conocer a la sociedad hechos y opiniones que son de interés público. Tal es el caso de la Radio Comunitaria Calenda, miembro de AMARC-México.

Dicho acto se suma a los hechos violentos que han ocurrido en la entidad oaxaqueña, en particular en San Antonino de Velasco (ver las alertas de IFEX del 7 y 3 de noviembre, 30 y 6 de octubre, 31 y 28 de agosto de 2006, y otras), contribuyendo a la exacerbación de los ánimos e incremento del clima de tensión que aleja las posibilidades para que exista una resolución pacífica del conflicto que dé solución a las demandas sociales oaxaqueñas.

AMARC reitera que estos hechos de violencia son consecuencia de la falta de resolución de fondo de las causas que originaron el conflicto en Oaxaca. El Estado mexicano no sólo no ha cumplido con su papel de propiciar las vías de solución pacífica, sino que por el contrario ha contribuido a incrementar el clima de violencia que actualmente se vive en la entidad por omisión y por acción ante las ampliamente documentadas violaciones a los derechos humanos, como son el uso excesivo de la fuerza, ataques a la libertad de expresión, de asociación y de reunión y a los códigos de conducta de los cuerpos de seguridad, como lo han documentado diversas organizaciones de derecho humanos.

Asimismo, AMARC se suma a las demandas de organizaciones como la Red Oaxaqueña de Derechos Humanos en el caso particular para que el Estado mexicano garantice la seguridad, integridad física y psicológica de los integrantes de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco e investigue y castigue a quienes resulten responsables de las agresiones cometidas contra siete personas gravemente heridas.

Último tweet:

#Venezuela: Gobierno saca del aire canal de TV universitario https://t.co/I7qq2LVq8j @espaciopublico… https://t.co/Bt6UuXjytC