REGIONES:

Gobierno suspende a Al Yazira en medio de crecientes infracciones

Marruecos suspendió a Al Yazira por sus informes
Marruecos suspendió a Al Yazira por sus informes "injustos"

Al Jazeera

El Gobierno marroquí suspendió a Al Yazira por lo que afirmó era informes injustos que dañaban la reputación del país, informan la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

El 29 de octubre, el ministerio de Comunicación anunció la suspensión de televisión Al Yazira en Marruecos así como el retiro de acreditaciones para el personal del canal.

El ministerio dijo que había observado varios incidentes en los cuales la estación de TV con sede en Qatar había infringido las reglas del periodismo "responsable y serio". Dijo que las transmisiones de Al Yazira habían "distorsionado gravemente la imagen de marruecos y dañado de forma manifiesta sus intereses, especialmente su integridad territorial", una referencia al referencia Sahara Occidental, una zona en disputa entre Marruecos y el Frente Polisario respaldado por Argelia.

La estación había demostrado la "determinación de difundir sólo los hechos y fenómenos negativos de nuestro país en un esfuerzo deliberado para minimizar los esfuerzos de Marruecos en todos los aspectos del desarrollo y de menospreciar sus logros y avances en democracia y derechos humanos", afirmó el ministerio.

La ANHRI criticó la maniobra y señaló que Al Yazira es "uno de los canales más profesionales en la región árabe". Al Yazira fue suspendida porque presenta "puntos de vista que irritan a los gobiernos árabes, que desean mantener [a los ciudadanos] en la oscuridad", agregó la ANHRI.

Al Yazira emitió una declaración el 30 de octubre en que reitera su compromiso con "Una política editorial basada en el principio de ofrecer opiniones alternas". El jefe de la oficina de Al Yazira en Rabat afirma que permanecerán en Marruecos, hablarán con el ministerio y tratarán de resumir la cobertura.

El CPJ informa que este año no se permitió renovar su acreditación a dos periodistas de Al Yazira, Mohammed al-Baqali y Anas ben Saleh. Su caso se verá el próximo mes en el tribunal.

En 2008, Hassan Rachidi, el entonces jefe de la oficina de Al Yazira en Marruecos, fue condenado y multado por "diseminar información falsa" en relación con informes sobre el descontento social en el puerto sureño de Sidi Ifni, informa el CPJ.

Marruecos ha empleado diversas tácticas para silenciar a los medios independientes. "Nichane", una revista marroquí independiente, fue obligada a cerrar este año a consecuencia de las dificultades financieras que surgieron de un boicot publicitario, informa la ANHRI. Las empresas progubernamentales decidieron no publicar anuncios en la revista debido a su línea editorial en favor de las libertades y que aborda la corrupción.

En junio, Taoufik Bouachrine, gerente editorial del diario "Akhbar Al-Youm", fue sentenciado a seis meses de cárcel por cargos penales de fraude en bienes raíces. El caso implicó una disputa civil por la venta de una casa que Bouachrine compró hace tres años que fue adjudicada dos veces en favor del periodista.

"Creemos que los cargos penales presentados contra Bouachrine tienen motivaciones políticas y surgen del periodismo crítico y la defensa de la libertad de prensa que hace el periodista", dijeron 30 miembros de IFEX en ese momento. "Instamos al Gobierno marroquí a no seguir la ruta de su vecino Túnez, que usa los tribunales para procesar injustamente a los periodistas críticos", agregaron los miembros.

Último tweet:

Identity theft persists in #Pakistan's biometric era http://t.co/UegNJT5abA | @privacyint