REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

REPORTEROS IRAQUÍ, AFGANOS Y SOMALI REPORTEROS WIN CJFE LIBERTAD DE PRENSA PREMIOS

Dos mujeres periodistas que trabajaban en "condiciones imposibles de tiempo de guerra" son las ganadoras de este año de los Premios Internacionales a la Libertad de Prensa de Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE). Los premios homenajean a los periodistas por su compromiso con la libertad de expresión y por superar inmensas dificultades para dar a conocer las noticias.

Farida Nekzad trabaja como periodista para promover la libertad de prensa y los derechos de la mujer en Afganistán. Es la actual editora en jefe de Pajhwok, la única agencia de noticias independiente de Afganistán. Nekzad alienta a las mujeres a aprovechar las oportunidades a su disposición a consecuencia del derrocamiento del régimen talibán. Recientemente, Nekzad se volvió el blanco de una serie de acosos y amenazas, y recurrió a cambiar su rutina diaria. Sin embargo, está comprometida a permanecer en Afganistán.

Sahar al-Haideri fue una periodista que sabía que su vida corría peligro y fue muerta en junio en Irak. Escribió las circunstancias más peligrosas, confrontando y denunciando las violaciones a los derechos humanos de los grupos extremistas en su ciudad natal, Mosul. Trabajó con ARTICLE 19 y el Institute of War and Peace Reporting (Instituto para Informes de la Guerra y la Paz), así como para varias agencias de noticias, entre ellas la Agencia de Noticias Nacional Iraquí y la independiente Voces de Irak. Durante cerca de un año antes de su muerte, algunos de los artículos de al-Haideri se imprimieron con un seudónimo y su marido y sus cuatro hijos se habían marchado a Siria para escapar de la persecución.

"Nuestro estado sicológico está desequilibrado porque vivimos y pensamos con temor y preocupación, y siempre pensamos acerca de nuestro destino y el de los miembros de nuestra familia, parientes y amigos", declaró al-Haideri este año a la "Press Gazette" del Reino Unido, acerca de lo que significa ser periodista en Irak. "Pero nunca he pensado en renunciar, pues el periodismo es mi vida y me encanta".

Ali Iman Sharmarke recibirá el premio Tara Singh Hayer, que reconoce a los canadienses por su valor en el periodismo. Sharmarke volvió a Somalia, su patria, en 1999 para ayudar a reconstruir los medios en el país devastado por la guerra y fue uno de los tres fundadores de la estación de radio HornAfrik. Fue muerto el 11 de agosto, cuando su automóvil pasó sobre una mina a control remoto mientras se dirigía a su casa después del funeral de otro periodista, Mahad Ahmed Elmi.

"Sentimos que los ganadores de este año representan lo mejor de los periodistas locales, trabajando en condiciones imposibles de tiempo de guerra y sin darse por vencidos jamás hasta sacar la noticia", dijo la presidenta del comité de premios, Carol Off. "El hecho de que dos de nuestros tres ganadores hayan muerto debido a su trabajo es un duro recordatorio de lo peligroso que puede ser nuestro trabajo".

En los 10 años desde el inicio de los premios, aproximadamente 1,000 periodistas han sido muertos por su trabajo. CJFE está planeando celebrar el décimo aniversario con una retrospectiva de los premiados anterior y su lucha por dar a conocer las noticias en un mundo peligroso.

La ceremonia de premiación de gala se celebrará el 1 de noviembre en Toronto.

Para conocer más detalles de los premios y los ganadores, visite: http://www.cjfe.org/awards06/index.html

(2 de octubre de 2007)

Último tweet:

From our Reyhana Masters in #Zimbabwe: Hope turns to despair following military crackdown and attacks on journalist… https://t.co/Zt5N6uDK25