REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Observatorio de Medios Panafricano tiene graves fallas, dicen defensores de la libertad de medios

Jean Ping, Presidente de la Comisión de la Unión Africana, con Louis Michel, Comisionado Europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria
Jean Ping, Presidente de la Comisión de la Unión Africana, con Louis Michel, Comisionado Europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria

European Commission

Antes del cierre, el 15 de julio, del proceso de consulta sobre una polémica propuesta planteada por la Comisión de la Unión Africana (CUA) y la Comisión Europea (CE) de crear un Observatorio de Medios Panafricano, varias organizaciones de libertad de medios se movilizaron para hacer oír sus voces.

Un componente de la “hoja de ruta” conjunta propuesta por la CUA y la CE este año es crear un Observatorio de Medios Panafricano “integrado por figuras eminentes”, con sede en Adis Abeba, Etiopía, que tendría estátus legal para mediar en disputas que surjan con los medios.

En respuesta, 32 miembros y socios de IFEX que trabajan en la libre expresión en África unieron fuerzas para preparar un informe común encabezado por Media Rights Agenda (Orden del Día de los Derechos Humanos, MRA), con sede en Nigeria.

Aunque los signatarios de la declaración conjunta alaban la intención tras el Observatorio (promover el desarrollo de la prensa libre en todo el continente) argumentan que la iniciativa, en la forma en que está planeada “en último término crearía más problemas para los medios”.

La propuesta destaca que las amenazas a los medios en todo el continente se derivan del hecho de que “el poder real lo detenta ahora un pequeño grupo de corporaciones económicas y empresas globales”. Esta descripción no se ajusta a la realidad en que trabajan los periodistas, argumentan los defensores de la libertad de medios.

“Sólo una pequeña minoría de los medios africanos están bajo el control de corporaciones económicas globales... El problema real para la gran mayoría de los medios africanos es cómo superar la influencia dominante y omnipresente del Estado, que invariablemente busca controlar los medios con propósitos de propaganda, normalmente para impedir un examen real del público y para imponer su orden del día de perpetuarse en el poder”, afirma el informe.

Dado este contexto, los signatarios plantean además inquietud acerca de la posibilidad de que los mismos gobiernos responsables de limitar las libertades de medios mediante leyes y maniobras violentas podrían quedar facultados a través de la CUA para poner en vigor normas profesionales para los medios.

“El proyecto se aparta de un principio bien establecido de que unos medios libres, independientes y plurales deberían ser idealmente libres de la interferencia y control gubernamentales en tanto que busca sujetar a las organizaciones de medios africanas al control e interferencia gubernamentales”, dicen los 32 signatarios.

Otras inquietudes planteadas incluyen la omisión de los logros anteriores en la libre expresión, como la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión en África, que fue adoptada por la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos en 2002. De manera semejante, la propuesta no reconoce el importante trabajo de las organizaciones que ya están trabajando en el desarrollo de medios en África.

En lugar de implementar el Observatorio en la forma propuesta, los signatarios piden que la CE y la CUA creen una plataforma que fortalezca la implementación y la aplicación de los estatutos, principios y mecanismos que ya existen para reforzar la libre expresión en todo el continente. También solicitaron que se diera apoyo a los grupos que ya están trabajando en este campo.

Además, las organizaciones de derechos de los medios piden a la CE y la CUA que fortalezcan la oficina del relator especial de libertad de expresión y el acceso a la información en África.

Otras organizaciones de libertad de prensa y desarrollo de medios sumaron sus voces al proceso de consulta.

En un informe separado para la consulta, el Foro Global para el Desarrollo de Medios (GFMD) y Foro Africano para el Desarrollo de Medios (AFMD), plantearon inquietudes acerca de la estrategia de crear una estructura panafricana sin primero reforzar o crear consejos de medios nacionales independientes. “¿Cómo puede una estructura panafricana que se concentra en las mediación de disputas garantizar el derecho a saber, si en muchos países africanos no existen leyes eficaces ni la aplicación legal de la libertad de información?” pregunta el informe conjunto.

También han presentado informes al proceso de consulta la Federación de Periodistas Africanos (FAJ), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Foro Nacional de Editores de Sudáfrica (SANEF), el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ), ARTICLE 19. y Consejo y Ombudsman de Prensa de Sudáfrica.

Último tweet:

IFEX is hiring! We’re looking for a talented individual for the position of Projects Specialist to join our Secreta… https://t.co/ApSFuRfaT3