REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

A trece años del asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas, los acusados siguen en libertad

(FOPEA/IFEX) - A trece años del crimen de José Luis Cabezas, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) vuelve a reclamar que se haga efectiva la prisión para sus asesinos, tal como se ha dictaminado en distintas instancias de la Justicia. En ese sentido, FOPEA recuerda que ya ha habido diferentes decisiones judiciales (de la Cámara de Casación bonaerense, de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación) que han respaldado el espíritu del fallo que condenó a penas de prisión y reclusión perpetua a los involucrados en el crimen. Sin embargo, muchos de ellos no están detenidos.

El crimen de José Luis Cabezas, ocurrido el 25 de enero de 1997 en una cava de General Madariaga - cercana al balneario de Pinamar donde el reportero gráfico estaba desempeñando su trabajo para la revista "Noticias" - ha sido el peor atentado contra la libertad de prensa desde el retorno de la democracia en la Argentina. Por su asesinato fueron condenados Gregorio Ríos, el jefe de la custodia del empresario Alfredo Yabrán, ambos acusados de haber instigado el crimen; los policías Gustavo Prellezo, como autor material, Aníbal Luna y Sergio Cammaratta; y la banda de delincuentes comunes conocida como "Los Horneros", integrada por Horacio Anselmo Braga, Sergio González, José Luis Auge y Miguel Retana (fallecido en prisión). En un segundo juicio también fue sentenciado a la pena máxima el ex comisario de Pinamar, Alberto Pedro Gómez, por haber liberado la zona para que el crimen se pudiera cometer.

Pese a la dureza de las penas, por diferentes artilugios legales los asesinos fueron consiguiendo salir de prisión antes de tiempo. Pero distintas instancias judiciales han ratificado la validez de aquel fallo ejemplar, por lo que FOPEA exige la inmediata detención de aquellos criminales que aún están libres.

Además de todo esto, FOPEA quiere volver a expresar su total solidaridad con la familia de José Luis Cabezas y el acompañamiento en su permanente reclamo de Justicia. La impunidad de su crimen es una herida abierta para sus familiares, el periodismo y la sociedad argentina en su conjunto.

Desde FOPEA no nos olvidamos de José Luis Cabezas, de su brutal asesinato y de la enorme injusticia que significa que los criminales hayan conseguido salir de prisión antes de tiempo. Esa injusticia significa una amenaza para todos los ciudadanos del país, para la vida institucional y para la libertad de prensa.

Último tweet:

Human Rights Journalists (HRJ) is deeply concerned at the increasing acts of intimidation and threats against journ… https://t.co/bJTJFd5dg0