REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Denuncias civiles contra dos periodistas argentinos

(FOPEA/IFEX)- 5 de diciembre de 2012 - El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) rechaza las denuncias civiles por "daños y perjuicios" realizadas por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos Ricardo Echegaray en causas diferentes contra los periodistas Matías Longoni, del diario Clarín, y Luis Majul, de Radio La Red y América TV. El funcionario además reclama a cada uno una indemnización millonaria de 1.337.167 pesos (aproximadamente USD 274.842,53).

Es una contradicción grave que un funcionario de un gobierno que promovió la despenalización de las calumnias e injurias inicie dos acciones judiciales civiles tan abusivas contra periodistas, agravada además porque en el caso de Longoni no incluye al diario Clarín y a la Editorial Planeta en su demanda seguramente para hacer todavía más penosa y solitaria para el periodista su defensa.

De acuerdo a lo que pudo averiguar FOPEA, Echegaray enmarca sus demandas como parte de una campaña mediática para "desprestigiar" su figura. En el caso de Longoni, el periodista realizó una serie de investigaciones en Clarín sobre negociados en el otorgamiento de subsidios por parte de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONNCA), organismo estatal que dirigió Echegaray hasta 2008. Además, recientemente publicó el libro Fuera de Control, donde amplió sus investigaciones sobre el funcionario.

Ya en 2010 FOPEA denunció el hostigamiento judicial por parte del titular de la AFIP contra Longoni. En aquel momento Echegaray informó a los medios que iniciaría una demanda civil por "daños y perjuicios" contra Matías Longoni. El periodista fue citado a varias audiencias de conciliación que no prosperaron, debido a que el funcionario planteó que había un plan sistemático para desprestigiarlo y no se pudo llegar a un acuerdo.

En el caso de Majul, la denuncia se relaciona con la acusación del periodista acerca de las presiones fiscales contra su productora televisiva por parte de la AFIP. En junio de 2011 el periodista y conductor denunció ante FOPEA, ante la justicia y entidades gubernamentales y no gubernamentales una persecución por parte de la AFIP, por lo cual hizo una denuncia en la justicia por coacción agravada y abuso funcional.

Majul declaró ante la justicia el 5 de abril de 2011, presentando todas las pruebas que tenía en su poder, incluyendo el video de una cámara oculta en el que un alto funcionario de la AFIP le reconoce que el titular de dicho organismo, Ricardo Echegaray, dio órdenes expresas de “mandar a penal a La Cornisa, Clarín y Perfil”.

FOPEA se solidariza con Longoni y Majul, y reclama a Echegaray que retire sus denuncias, que están radicadas en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil 55, a cargo de Hernán Lieber, y en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil 16, ambos de la Ciudad de Buenos Aires.

FOPEA estuvo y está en contra de las acciones judiciales para limitar o penalizar la libertad de expresión, y así lo ha señalado en varias oportunidades. De hecho, manifestó su opinión a favor de la despenalización de las figuras de calumnias e injurias, incluso mucho antes de que se haga efectiva su supresión legal, lo que celebramos. También hemos planteado la necesidad de limitar los montos de las demandas civiles por calumnias e injurias contra periodistas, algo que muchas veces intenta actuar como un silenciador de voces, a través de las presiones económicas que implican querellas de este tipo.

Último tweet:

#Indonesia Members of radical religious group attack journalist, bar media coverage via @AJI_JAKARTA @seapabkk https://t.co/Y5MA37HlGg