REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

El problema de la imposición de línea editorial en Argentina

(FOPEA/IFEX) - 4 de enero de 2013 - La delicada situación que están atravesando numerosos periodistas en conflicto con sus empresas se ha evidenciado tanto en público como en privado a lo largo del año 2012. En especial, se han registrado presiones en medios de distintos puntos del país para la imposición de determinada orientación editorial en la redacción o difusión de noticias, que entran en colisión con los principios éticos de la práctica profesional de multiplicidad de voces, respeto a la diversidad y tratamiento imparcial de la información.

Las empresas tienen plena autonomía para difundir sus posiciones, para lo cual disponen de espacios de opinión propios, que deben ser identificados como tal y diferenciados de la cobertura noticiosa corriente. La confusión entre ambos estilos o el recorte forzado del relevamiento periodístico a una sola voz, conlleva un notorio perjuicio a la profesión y a la consolidación del sistema democrático. El periodismo se degrada como profesión cuando se le obliga a trabajar con una fuente única, y evita exponerse a voces divergentes.

Se han producido recientemente rupturas de relaciones laborales, que fueron denunciadas como consecuencia de presiones empresariales para que las noticias se presenten de un modo determinado o se entreviste sólo a una línea de pensamiento. Esta situación se presenta con matices en todo el país, más allá de la repercusión que puedan tener los casos de medios de alcance nacional.

Frente a este escenario, reivindicamos la valiente decisión de numerosos periodistas (socios y no socios de FOPEA) que se rebelan ante esta situación y reivindican los postulados profesionales frente a empresarios que han demostrado no tener la voluntad de promover un periodismo de calidad en los medios de su propiedad, y que durante meses han interferido abiertamente en la confección de notas, en función de sus intereses económicos y políticos. Frente a una presión que degradaba su propio trabajo, exigen el respeto básico para realizar su labor.

En especial queremos destacar la firma de un documento por más de noventa periodistas mendocinos del Grupo UNO, quienes en forma solidaria y valiente pidieron a los dueños de los medios en los que trabajan que respetaran su conciencia profesional (ver documento adjunto en el siguiente link http://bit.ly/RwNqGm ). En FOPEA creemos que los periodistas mendocinos se han puesto de pie en nombre de los periodistas de todo el país a los que se les exige participar como soldados en batallas económicas y políticas alejadas del interés público.

Una herramienta de enorme utilidad (en algunos casos será indispensable) para el ejercicio de los derechos de los periodistas es la cláusula de conciencia, cuya sanción legislativa ha pedido reiteradamente FOPEA a partir de un proyecto de ley de su autoría, presentado el 7 de junio de 2011. La necesidad de contar con una herramienta de ese tipo en momentos en que comienza a aplicarse la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que podría marcar cambios en la propiedad y administración de numerosos medios de radio y televisión.

FOPEA acompaña la lucha por la dignidad de los periodistas de todo el país, y seguirá impulsando un periodismo ético y de alta calidad, en beneficio de la sociedad.