REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Impiden a disidentes chinos entrada a reunión con presidente Obama; llamados por liberación de Aung San Suu Kyi

Presidente Obama en Asia esta semana: En China, destacó la importancia de las voces críticas e instó a Birmania a liberar a la líder de la democracia detenida Aung San Suu Kyi.
Presidente Obama en Asia esta semana: En China, destacó la importancia de las voces críticas e instó a Birmania a liberar a la líder de la democracia detenida Aung San Suu Kyi.

Stephen Crowley via The New York Times

Este mes, durante la primera visita del presidente estadounidense Barack Obama a Asia como presidente, Human Rights Watch lo instó a hacer un llamado a la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) de 10 miembros, para que resuelvan los problemas de impunidad y las importantes restricciones a la libertad de expresión en toda la región. Además, los miembros de IFEX pidieron al Presidente que en su primera visita oficial a la República Popular China presionara a favor de la liberación de los escritores y periodistas chinos y encarcelados.

Obama se reunió con los lideres de la ASEAN el 15 de noviembre, un día después del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Singapur.

Human Rights Watch pidió al presidente que comunicara la importancia a los líderes de ASEAN de unir fuerzas para confrontar a Birmania y pedir la liberación de todos los prisioneros políticos, entre ellos la líder de la democracia Aung San Suu Kyi, así como un proceso político incluyente antes de las elecciones de 2010.

El presidente pidió personalmente al primer ministro birmano, el general Thein Sein que liberara a Suu Kyi y otros prisioneros políticos mientras estaba en Singapur, dijo Mizzima News. Pero una declaración de ASEAN posterior a la cumbre no pidió la liberación de la líder de la democracia birmana, supuestamente a consecuencia de presión de la junta birmana.

Human Rights Watch además pidió a Obama que alentara a Vietnam a mejorar sus políticas de derechos humanos y comenzara por liberar a los cientos de críticos pacíficos del Gobierno, activistas religiosos independientes, blogueros y defensores de la democracia que actualmente están encarcelado por cargos de seguridad nacional sin bases, tan solo por expresar su desacuerdo.

Además, Human Rights Watch hizo un llamado a Obama para que confrontara directamente al régimen autoritario del primer ministro camboyano Hun Sen, pues él y otros funcionarios del partido gobernante usan la violencia, las amenazas y el notoriamente corrupto sistema judicial del país para eliminar el disenso al encarcelar a miembros de partidos de oposición, periodistas, activistas de derechos a las tierras y otros críticos gubernamentales.

En otra parte de la región, Malasia además aprovecha una leyes de seguridad nacional excesivamente amplias. Camboya, Indonesia y Singapur usan leyes penales de difamación para controlar la libertad de palabra y Tailandia hace un uso arbitrario de la ley de "lesa majestad" y la Ley de Crímenes Informáticos.

En China, miembros de IFEX pidieron que no se ignoren los derechos humanos en medio de discusiones sobre la reducción de emisiones de gas de invernadero y tarifas arancelarias. Las autoridades chinas contaban con que Obama no planteara los derechos humanos, mientras los activistas sociales, abogados y críticos pacíficos (la gente con que normalmente se alía Obama) esperaban que lo hiciera, dijo Human Rights Watch. El propio Obama es un escritor y abogado constitucionalista.

La organización Defensores de los Derechos Humanos Chinos (CHRD) informa que la policía tomó medidas drásticas contra los disidentes en todo el país, con tácticas de detención arbitraria e intimidación, para que los críticos no pudieran intentar reunirse con Obama ni con periodistas extranjeros. Otros fueron advertidos estrictamente de no viajar a Shanghai y Beijing durante la visita del presidente.

Obama trató de tener un debate franco con los estudiantes chinos en Shanghai en una reunión con cerca de 500 estudiantes. Según el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI), Obama respondió a una pregunta relacionada con la censura de Internet. "Siempre he sido un fuerte partidario del uso abierto de Internet. Soy un gran partidario de la no censura", dijo Obama. Sin embargo, agregó "Reconozco que los diferentes países tienen diferentes tradiciones".

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) informa que las autoridades chinas prohibieron las preguntas a Obama sobre Internet, y ordenaron a las empresas de medios de comunicación que borraran las noticias sobre las preguntas planteadas en el foro de estudiantes. A pesar de la prohibición, Obama respondió a una pregunta sobre Twitter que recibió a través de Internet: "Tengo que ser sincero, como Presidente de Estados Unidos, a veces desearía que la información no fluyera tan libremente porque entonces no tendría que escuchar a la gente que me critica todo el tiempo". Según informes noticiosos, agregó "Porque en Estados Unidos, la información es libre, y tengo muchos críticos en Estados Unidos que pueden decir toda clase de cosas sobre mí, en realidad creo que eso fortalece nuestra democracia y me hace un mejor líder porque me obliga a escuchar opiniones que no quiero escuchar".

En una carta a Obama, el Centro Estadounidense del PEN le pidió intervenir en pro de más de 40 escritores chinos detenidos. Los miembros de IFEX destacaron varios casos. Hu Jia, un reportero independiente y bloguero y activista de derechos civiles, medio ambiente y el SIDA, está cumpliendo una sentencia de tres años y medio por "incitar a la subversión". Liu Xiaobo, un renombrado escritor, intelectual y crítico literario, que ha estado detenido desde diciembre de 2008, se enfrenta a 15 años de cárcel. Otros escritores detenidos mencionados: Shi Tao, encarcelado por supuestamente "filtrar secretos de estado" y Du Daobin, Yang Tongyan y Zhang Jianhong; todos cumplen largas penas de cárcel.

El PEN dijo: "Encontrar escritores en prisión es una señal de advertencia no sólo sobre el estado de las libertades fundamentales en un país, sino también de la salud, carácter y vitalidad de las ideas en juego y de la capacidad de los ciudadanos para actuar según esas ideas".

El IPI pidió a Obama que se concentrara en el vínculo entre la libertad de prensa y los elementos de sustentabilidad, pobreza y gobierno, y mencionó la hambruna en China de 1958-1961 en la cual murieron de 23 a 30 millones de personas. La ausencia de una prensa libre e independiente significó que el Gobierno central creía que sus políticas económicas estaban funcionando; en realidad millones estaban muriendo de hambre.

De manera semejante, el resultado trágico del terremoto de 2008 que golpeó la provincia de Sichuan y mató a más de 80,000 personas y dejó cinco millones de personas sin hogar, fue empeorado por la deficiente infraestructura que el periodismo de investigación pudo haber hecho pública, informa el IPI.

Los activistas Tan Zuoren y Huang Qi se enfrentan a cargos de subversión por investigar las muertes de niños en el terremoto de 2008 y publicar en línea la información que habían reunido, informan los miembros de IFEX. Huang Qi sigue en prisión, junto con al menos 50 bloguero y 30 periodistas en toda China.

El Centro Estadounidense del PEN concluyó: "No escribimos para sugerir cómo o cuándo plantear estos casos o lo que debería decir. Sólo le pedimos que no se deje convencer por aquellos que argumentan a favor de la liberación de escritores es en cierto modo contraproducente o inadecuado para la ocasión".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Croatia: authorities fail to prosecute war veteran who called for journalists of website 'https://t.co/mAPNy98wsw'… https://t.co/iGAcgwsCyS