REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Ofensiva contra defensores de derechos que hablan sobre tortura y discriminación

El defensor de los derechos de Bahrein Abdul-Jalil Al-Singace fue encarcelado por sus críticas a las políticas del régimen de arrestos arbitrarios, tortura y discriminación.
El defensor de los derechos de Bahrein Abdul-Jalil Al-Singace fue encarcelado por sus críticas a las políticas del régimen de arrestos arbitrarios, tortura y discriminación.

Kristina Stockwood

Cuatro defensores de los derechos humanos de Bahrein están entre las personas recientemente encarceladas e incomunicadas, acusadas de incitación a la violencia y terrorismo, informan el Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR) y otros miembros de IFEX. Veintiséis grupos de derechos humanos, entre ellos el Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS), la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) y BCHR, dicen que la ley antiterrorismo se está poniendo en práctica para penalizar la libre expresión y aplastar el disenso en el periodo previo a las elecciones del 23 de octubre.

Abdul-Jalil Al-Singace fue arrestado el 13 de agosto tras volver de Londres donde habló ante la Cámara de los Lores sobre un aumento en infracciones a los derechos humanos y la degradación ambiental en Bahrein. Ha criticado el uso sistemático de la tortura en las prisiones y la discriminación en contra de la población chií del país. Al-Singace, un bloguero, es el director de la oficina de derechos humanos del Movimiento Haq por los Derechos y Libertades (que abogó por boicotear las elecciones), y académico en la Universidad de Bahrein. Tiene dificultades para desplazarse sin una silla de ruedas o muletas y está tomando medicamentos que no puede llevar a la cárcel.

Abdul-Ghani Al-Khanjjar fue arrestado el 15 de agosto después de tomar parte en el mismo seminario en Londres que Al-Singace. Al-Khanjjar encabeza el Comité Nacional de Mártires y Víctimas de la Tortura, que documenta las infracciones por tortura. Además es el vocero de la Coalición de Bahrein para la Verdad y la Equidad, constituida por 11 grupos de derechos humanos y políticos del país.

El BCHR informa que el 17 de agosto, el miembro del consejo Dr. Mohammed Saeed Al-Sahlawi y otro activista de derechos, Jaffar Ahmed Jassim Al-Hisabi, fueron arrestados. Al-Sahlawi ha sido arrestado y encarcelado antes por exigir el cambio político. Al-Hisabi ha vivido en el Reino Unido durante los últimos 15 años y fue arrestado en el aeropuerto de Bahrein cuando volvía de un viaje a Irán; es conocido por su participación en protestas en el Reino Unido para exigir la liberación de detenidos.

Durante ese periodo, cuatro activistas religiosos y políticos también fueron arrestados: Los jeques Mohammed Al-Moqdad, Saeed Al-Nori, Mirza Al-Mahroos y Abdulhadi Al-Mukhuder.

Todos los activistas están detenidos en lugares desconocidos y a sus familias y abogados se les ha impedido visitarlos. "Tememos que estén en riesgo de maltrato o tortura dentro de centros de detención", dicen los 26 grupos de derechos. Las autoridades del país están maniobrando para acusar a los activistas según la Ley Antiterrorismo de Bahrein, que ha sido repudiada por el Relator Especial de la ONU para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales en el contexto del antiterrorismo.

Los arrestos arbitrarios suscitaron una oleada de protestas que han sido suprimidas brutalmente con bombas de sonido, gas lacrimógeno, balas de goma y violencia física. Algunos de los miembros de la familia de Al-Singace fueron sacados del aeropuerto por la fuerza tras declarar un plantón para protestar por su arresto. El mismo día, fuerzas de seguridad dispersaron violentamente una reunión pacífica de docenas de personas, entre ellas defensores de los derechos que expresaban su solidaridad con Al-Singace frente a su casa. La hermana de Al-Singace fue lesionada por una bala de goma. Varias comunidades en el país se manifestaron contra las políticas del régimen de arrestos arbitrarios, tortura, discriminación e incursiones en aldeas por parte de fuerzas de seguridad.

Mientras tanto, los medios de propiedad estatal iniciaron una campaña de difamación contra los activistas. Además, Human Rights Watch informa que el 15 de agosto, la estatal Agencia de Noticias Bahrein citó una fuente de la Agencia de Seguridad Nacional que dijo que Al-Khanjjar, Al-Nori y Al-Moqdad fueron arrestados por actividades que buscaban "socavar la seguridad y estabilidad en el país".

El Estado está estrechando el control sobre el proceso electoral en las elecciones municipales y parlamentarias programadas para finales de octubre de 2010, dice la acción conjunta, en un paso hacia la marginación política de la mayoría chií. Todos los activistas atacados son chiíes.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Human rights fellowship seeks women journalists [Worldwide] https://t.co/Lp90zqtEtS@GMCZimbabwe @ZLHRLawyers… https://t.co/bap531190X