REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas y manifestantes reprimidos con violencia

Entre los manifestantes en Bahrein el
Entre los manifestantes en Bahrein el "Día de ira", 14 de febrero, hubo mujeres y niños

BCHR

El derrocamiento del presidente egipcio Hosni Mubarak dio nuevos ímpetus a los manifestantes en la región árabe, lo que ha producido enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes en Argelia, Bahrein, Irán y Yemen, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Human Rights Watch y los miembros de IFEX en la región.

En respuesta a los llamados para un "Día de ira", las fuerzas de seguridad de Bahrein dispararon gas lacrimógeno, balas de goma y municiones de verdad en numerosas aldeas el 14 de febrero para dispersar a manifestantes que marchaban contra del estrecho control del poder de la familia gobernante Al Khalifa, supuesta discriminación en contra de la mayoría shií del país, y la prolongación de la detención de prisioneros políticos, informan el Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR) y Human Rights Watch. El BCHR y la Sociedad Juvenil de Bahrein por los Derechos Humanos (BYSHR) documentaron dos muertes y más de 20 lesiones a consecuencia de las agresiones de la policía antimotines.

En este video, la policía antimotines se abate sobre una protesta pacífica en la aldea de Diraz:

Según el BCHR, la policía usó vagonetas y otros vehículos para bloquear los caminos que llevan a la capital, Manama, para impedir una reunión masiva que los organizadores planeaban como un homenaje a la plaza Tahrir en Egipto. Pero no tuvieron éxito y los manifestantes permanecieron en el centro de Manama al cierre de esta edición, 16 de febrero.

"A pesar del periodista extranjero presente en el lugar de los hechos, se está usando más y más violencia en ese momento. Los funcionarios deben estar conscientes de la situación. Se debe informar a los medios internacionales de esta situación injusta e inequitativa en la que manifestantes pacíficos son agredidos con violencia frecuente", dijo el BCHR.

Los sitios de medios sociales vivieron un tráfico sin precedentes en Bahrein, con llamados del BCHR, la BYSHR y otros grupos de derechos y juveniles para unirse a las manifestaciones, un día simbólico en Bahrein pues es el aniversario de la Constitución de 2002 que llevó a reformas prodemocráticas, entre ellas un Parlamento elegido.

Mientras tanto, 25 activistas de la oposición volverán a ser juzgados por cargos de terrorismo el 24 de febrero, entre ellos los blogueros Abdul-Jalil Al-Singace y Ali Abdulemam, y el miembro del consejo del BCHR Mohamed Said.

La mayor parte de los cargos específicos se relacionan con sus opiniones y escritos políticos, entre ellos "difundir información falsa" e "incitar el odio al Gobierno". No se les ha permitido reunirse en privado con sus abogados y muchos afirman que han sido sometidos a tortura durante el interrogatorio.

Están entre al menos 450 activistas políticos, defensores de los derechos humanos y figuras religiosas chiíes y 110 niños de Bahrein en la cárcel, dice el BCHR.

Para la oposición iraní, que no se ha visto en grandes cantidades en las calles durante más de un año, el éxito de Egipto se ha vuelto el momento de volver a establecerse. Decenas de miles de manifestantes se enfrentaron el 14 de febrero con fuerzas de seguridad a lo largo de algunas de las principales avenidas de Teherán, que fueron cubiertas por nubes de gas lacrimógeno.

"Apenas hace unos cuantos días el Gobierno iraní afirmó que apoyaba las aspiraciones populares de millones de tunecinos y egipcios que exigían pacíficamente el final de la dictadura", dijo Human Rights Watch. "Ahora las fuerzas de seguridad iraníes están usando bastones y gas lacrimógeno para dispersar a iraníes que se manifiestan pacíficamente en apoyo a sus vecinos árabes".

Las autoridades de Irán trataron de impedir las protestas, llevadas a cabo en más de 35 ciudades y poblaciones, antes de que comenzaran, informa el CPJ. Anunciaron que enfrentarían con la fuerza a los manifestantes, paralizaron virtualmente las conexiones de Internet para obstaculizar la carga de videos y fotografías de los manifestantes, y pusieron bajo arresto domiciliario a los dirigentes de la oposición que habían buscado permiso para celebrar una marcha de solidaridad con Egipto, informan el CPJ y Human Rights Watch.

El 11 de febrero, la BBC anunció que su servicio de televisión en persa había sido interferido desde el interior de Irán tras la cobertura del descontento político en Egipto.

Además, durante la semana pasada, al menos cinco periodistas fueron arrestados, según informes noticiosos.

La semana pasada, el CPJ y más de 1,000 partidarios de la libertad de prensa firmaron una petición para exigir que el ayatolá iraní Sayed Ali Khamenei liberará a los periodistas encarcelados en Irán. Según el CPJ, Irán está empatado con China como el peor encarcelador de periodistas del mundo, con 34 tras las rejas. La petición fue enviada a la misión permanente de Irán ante las Naciones Unidas.

Mientras tanto, en Yemen, los manifestantes desean apresurar el derrocamiento del presidente aliado de EE.UU., Ali Abdullah Saleh, quien prometió que abandonaría el poder en 2013. Más de 1,000 personas, incluyendo periodistas, se unieron a una cuarto día de protestas consecutivas en la capital de Sanaa el 14 de febrero, un día después de que la policía atacara los participantes en marchas antigubernamentales con palos, dagas, armas de electrochoque y bastones, dice Human Rights Watch.

El Sindicato de Periodistas de Yemen informó de actos de violencia e intimidación contra periodistas en los recientes disturbios, dice el CPJ. Varios hombres en ropa de civil trataron de secuestrar a la periodista Samia al-Aghbry, informa el CPJ, pero se los impidió un grupo de manifestantes, aunque no antes de que ella fuera golpeada y dejada inconsciente. Al-Aghbry está entre las valerosas mujeres periodistas que están en la primera línea de las manifestaciones en Yemen, junto con Tawakkol Karman, directora de Mujeres Periodistas Sin Cadenas (WJWC).

En Argelia, las fuerzas de seguridad impidieron a los periodistas cubrir las manifestaciones contra el Gobierno en importantes ciudades argelinas el 12 de febrero. Kamel Amarni, Secretario General del Sindicato Nacional Argelino, informó al CPJ que las fuerzas de seguridad detuvieron y registraron a varios periodistas antes de confiscar su equipo. Los servicios de Internet no funcionaron durante varias horas ese día y se borraron cuentas de Facebook en todo el país.

Último tweet:

Ensañamiento judicial contra la periodista Yadira Peláez https://t.co/FmudVdEelb @RSF_esp @842Yadira… https://t.co/pf5ilY3lMU