REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Miembros de IFEX hacen llamado a líderes mundiales a actuar contra abusos a derechos

El presidente del BCHR Nabeel Rajab está bajo amenaza de arresto por alertar a los lectores a través de Twitter sobre imágenes del cuerpo torturado de un hombre que murió en custodia. Se le prohibió viajar
El presidente del BCHR Nabeel Rajab está bajo amenaza de arresto por alertar a los lectores a través de Twitter sobre imágenes del cuerpo torturado de un hombre que murió en custodia. Se le prohibió viajar

BCHR

Mientras el Rey de Bahrein promete poner fin al estado de excepción que impuso a mediados de marzo para aplastar las manifestaciones contra el Gobierno, periodistas, activistas de derechos y dirigentes de la oposición siguen siendo arrestados, y docenas de ellos juzgados a toda prisa. Cuarenta y dos miembros de IFEX y 15 socios están haciendo un llamado a la comunidad internacional para que ponga fin a su silencio y exija que el Gobierno de Bahrein actúe contra los abusos a los derechos.

En una carta dirigida al presidente estadounidense Barack Obama, la vicepresidenta de la UE Catherine Ashton y la directora general de la UNESCO Irina Bokova, los miembros señalaron los casos de periodistas, blogueros y activistas de derechos arrestados, juzgados en tribunales militares y torturados, en los que algunos inclusive murieron en custodia. La acción conjunta fue encabezada por la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI), que ha estado participando en la organización de campañas y monitoreo de juicios en Bahrein.

El miembro fundador del periódico "Al Wasat" Karim Fakhrawy fue declarado muerto el 12 de abril en circunstancias sospechosas, dos días después de ser arrestado. El 18 de mayo, tres de los redactores sénior del periódico serán juzgados por "publicar noticias fabricadas e historias inventadas . . . que pueden dañar la seguridad pública y el interés nacional", informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Zakariya al-Aushayri, un activista en línea, fundador y gerente del foro en línea Al Dair, murió el 9 de abril en circunstancias misteriosas mientras se encontraba bajo custodia gubernamental.

El Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR) señala que cuatro personas han muerto recientemente en custodia policíaca, y 35 han muerto en las protestas hasta ahora, en un país cuya población es de sólo 570,000 habitantes.

Abdulhadi Al-Khawaja, ex presidente de BCHR, fue golpeado y dejado inconsciente cuando 15 hombres enmascarados allanaron la casa de su hija el 9 de abril. Human Rights Watch y el BCHR informan que durante su detención Al-Khawaja ha sido golpeado hasta el punto de quedar irreconocible. Él y el bloguero Abduljalil Al-Singace, junto con otros 13 detenidos, fueron llevados de improviso a juicio por una docena de cargos, entre ellos intentar "derrocar y cambiar la Constitución del país y el régimen real por la fuerza" y organizar marchas sin permiso. Otros siete fueron juzgados en ausencia. El juicio fue pospuesto hasta el 12 de mayo. El BCHR está haciendo un llamado para que observadores internacionales asistan.

El actual presidente de BCHR, Nabeel Rajab, está siendo procesado por alertar a sus seguidores a través de Twitter sobre las imágenes del cuerpo torturado de un hombre que murió en custodia, que el Gobierno afirma que son "fabricadas". Recientemente se enteró de que tiene prohibido salir del país.

Mientras tanto, docenas de periodistas han sido sometidos a despidos, arrestos y amenazas debido a su trabajo. Según ANHRI, 30 periodistas de los periódicos "Al Watan", "Al Ayam" y "Al Bilad" fueron despedidos, mientras numerosos reporteros han sido arrestados o se han ocultado por temor al arresto.

Los reporteros extranjeros han experimentado restricciones a sus movimientos. Esta semana, las autoridades decidieron expulsar al periodista alemán Frederik Richter, el corresponsal de Reuters en Manama desde 2008, por supuestos prejuicios en su cobertura de las manifestaciones, dice Reporteros sin Fronteras (RSF). Se le dio una semana para salir.

"Estamos decepcionados por el silencio de los Gobiernos de todo el mundo de cara a las infracciones actuales, lo que parece especialmente difícil de comprender dada la amplia condena a los abusos contra los derechos humanos en Libia, de cara a las manifestaciones a favor de la democracia", dijeron los miembros en la carta.

Los miembros están pidiendo a los líderes mundiales que insten a las autoridades de Bahrein a investigar las muertes en custodia; liberar incondicionalmente a los prisioneros políticos; retirar los cargos con motivación política contra "Al Wasat"; y permitir a los periodistas y trabajadores de los derechos, tanto locales como internacionales, que lleven a cabo su trabajo libremente.

Según "The New York Times", el anuncio del Rey de que el estado de excepción terminaría el 1 de junio es una señal de que Bahrein está buscando asegurar a bancos y Gobiernos extranjeros que el caos terminó y que el reino, que es muy dependiente de los negocios financieros, está tratando de volver a la normalidad.

"Es además una señal de que los numerosos arrestos y juicios apresurados de figuras de la oposición en tribunales militares podrían estar siguiendo su curso. Algunas importantes figuras de la oposición fueron a juicio cuando se hacía el anuncio", dijo el "Times".

"Es un paso cosmético que trata de mostrar a la comunidad internacional que todo está de vuelta a la normalidad cuando en realidad no lo está", aseguró Rajab al "Times". "No lo veo como una iniciativa auténtica que resolverá problemas". De otro modo liberarían prisioneros políticos. La disputa es más amplia ahora de lo que era hace un mes entre la elite gobernante y el pueblo".

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org
  • IFEX defiende a su miembro BCHR a la luz de abusos contra libre expresión

    La semana pasada, el presidente del Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR), Nabeel Rajab hizo historia por ser la primera persona procesada en el mundo árabe por un "tweet", informa la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI). Fue acusado de alertar a los lectores a través de Twitter de imágenes "trucadas" del cuerpo torturado de Ali Isa Saqer, de quien Rajab afirmaba que murió a manos de las fuerzas de seguridad en una prisión en Bahrein. Mientras Bahrein se está convirtiendo rápidamente en un estado policíaco, IFEX ha expresado inquietud por Rajab y la repentina escalada de arrestos y amenazas en contra de otros promotores de la libre expresión en Bahrein.



Último tweet:

Civil society groups call for the release of Tep Vanny https://t.co/j6MZsATcun @cchrcambodia @hrw @seapa Land activ… https://t.co/AQLfnyY4I0