REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Activista atacado y arrestado en aniversario de protesta

La policía antimotines detiene al líder activista de derechos humanos Nabeel Rajab cuando marcha hacia la plaza de la Perla el 14 de febrero de 2012, el primer aniversario de las protestas en Bahrein. Fue detenido después.
La policía antimotines detiene al líder activista de derechos humanos Nabeel Rajab cuando marcha hacia la plaza de la Perla el 14 de febrero de 2012, el primer aniversario de las protestas en Bahrein. Fue detenido después.

Hamad I Mohammed / REUTERS

El martes, en el primer aniversario del levantamiento en Bahrein, las fuerzas de seguridad dispararon gas lacrimógeno y granadas a los manifestantes que intentaban volver a tomar la plaza de la Perla, el epicentro de las protestas del año pasado, informan el Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR) e informes noticiosos.

El presidente del BCHR Nabeel Rajab, quien encabezó una marcha hacia la plaza, estuvo entre los atacados y detenidos brevemente. Tras su liberación varias horas después, actualizó su Twitter con una sola palabra: "resistencia".

En un tweet de la mañana del 15 de febrero, Rajab dijo que había sido "acusado por el fiscal de incitar a la gente a protestar [...] y participar en una reunión no autorizada".

Miles de policías antimotines y otras fuerzas de seguridad fueron destacados alrededor de la plaza y en toda la nación del Golfo en el periodo previo al día.

La activista de derechos Zainab al-Khawaja, conocida por su nombre en Twitter @angryarabiya, fue arrestada el 12 de febrero mientras marchaba a la plaza, y será mantenida en custodia policíaca durante siete días, informa el BCHR. El centro dijo que su arresto estaba "directamente vinculado con su trabajo y la defensa de derechos humanos y democracia en Bahrein y las actividades en línea al informar las noticias y eventos en un momento en el cual el Gobierno está embarcado en una política de apagón informativo".

El BCHR ha recibido numerosos informes de otras lesiones y arrestos, así como relatos de testigos de que se había enviado tropas sauditas a Bahrein. Según la AFP, los manifestantes heridos evitaron acudir a los hospitales por temor de arresto o intimidación por parte de las autoridades.

Mientras tanto el Gobierno afirmó en una declaración que había deportado a seis ciudadanos de EE. UU. por unirse a "manifestaciones ilegales", lo que lleva el número de estadounidenses expulsados de Bahrein a ocho desde el final de la semana pasada. Los ocho formaban parte de la iniciativa Atestiguar Bahrein, que llegó al país en respuesta a un llamado de activistas prodemocráticos para vigilar la intervención policíaca en las manifestaciones en el país. La agencia de noticias estatal informó que fueron deportados "por solicitar visas de turista con declaraciones fraudulentas".

En una advertencia a los activistas la víspera del aniversario, el jefe de seguridad, el mayor general Tariq al-Hassan advirtió a los ciudadanos "contra responder a la incitación a través de los canales de los medios sociales y convocar a procesiones ilegales u otras actividades que crean un desorden general".

Hassan dijo en una declaración publicada en el sitio web de la agencia oficial de noticias que las fuerzas de seguridad no dudarían en responder a aquellos "que insisten en aprovechar la libertad y la atmósfera democrática de Bahrein para promover conductas irresponsables, violentas e ilegales".

El estado de emergencia se levantó en junio, pero ha habido protestas casi a diario, lo que ha provocado enfrentamientos con fuerzas de seguridad que en forma rutinaria han usado fuerza excesiva para aplastarlas.

Los miembros de IFEX que participaron en una misión internacional en noviembre pasado dicen que el país no ha cumplido las promesas de reforma de derechos humanos recomendadas por la Comisión de Investigación Independiente de Bahrein (BICI). Según la misión, al menos 50 personas han sido muertas durante los meses de disturbios políticos sin precedentes, algunas en custodia policíaca.

Continuando con su misión, los miembros y socios de IFEX están pidiendo la libertad para los defensores de los derechos humanos encarcelados, como el fundador del BCHR (y padre de Zainab) Abdulhadi al-Khawaja que está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua por su participación en las protestas del año pasado. Ahora está en el octavo día de una huelga de hambre y en un hospital y dice que seguirá rechazando los alimentos "hasta la libertad o la muerte".

Uno de los miembros de la misión, la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI), está pidiendo a la Liga Árabe y la comunidad internacional, que hasta la fecha han permanecido "en vergonzoso silencio" respecto a los abusos contra los derechos en Bahrein, a presionar a las autoridades a liberar a los prisioneros políticos, así como a "poner fin a todo uso de violencia contra manifestantes pacíficos, y a responder a las demandas legítimas del pueblo que pide reformas democráticas".

Otros miembros de IFEX pidieron que Bahrein levantara todas las restricciones de viaje a los periodistas extranjeros y organizaciones internacionales de derechos humanos. Según el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) e Índice de la Censura, Bahrein rechazó antes del aniversario las solicitudes de visa de entrada de al menos seis periodistas. El CPJ dice que se dijo a los periodistas que los rechazos se deben a un "alto volumen de peticiones", pero que pueden volver a presentar su solicitud después de febrero.

Último tweet:

Brazil's 'Let her do her job' campaign demands respect for female sports reporters https://t.co/Q6FJQtESQs… https://t.co/v2Ck5RQCp3