REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Se necesita una reforma más amplia, dice misión

Una delegación de organizaciones de libertad de prensa, que incluye a siete miembros de IFEX, se reunió con grupos de medios y autoridades en Minsk, del 20 al 24 de septiembre de 2009, para determinar el entorno actual de libertad de prensa, libertad de expresión y el acceso a la información, informa la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Un informe de la misión, "For Free and Fair Media in Belarus" (Por unos medios libres y justos en Bielorrusia), insta a la Unión Europea y al Gobierno bielorruso a mantener la libertad de expresión y la libertad de prensa en el centro de sus debates. La UE determinará pronto si pondrá fin a las sanciones que se impusieron debido al pobre expediente de derechos humanos de Bielorrusia.

El principal objetivo de la misión, organizada por la Asociación Bielorrusa de Periodistas (BAZh), fue insistir en que el Gobierno bielorruso emprenda una rigurosa reforma de las normas de medios, para que los periodistas puedan trabajar sin temor a interferencia política. Actualmente, "el Gobierno bielorruso presenta a los periodistas como enemigos del Estado, una amenaza física o un peligro para el país", dice el informe. En la última década, han ocurrido muchas agresiones contra periodistas, entre ellas una periodista que fue acuchillada y asesinada en su apartamento y otro periodista que desapareció.

Hay muchos obstáculos para los medios independientes. Las condiciones económicas están limitadas en Bielorrusia para los periódicos que no son estatales, lo que impide el desarrollo de una cultura de medios independientes y plurales. Los sistemas de suscripción y distribución están monopolizados por el estado. Las licencias de difusión se emiten arbitrariamente y sin transparencia, lo que limita aún más las voces independientes.

Mientras tanto, las leyes existentes restringen el derecho a la información de los periodistas, y las leyes sobre difamación y extremismo han creado autocensura entre los periodistas.

La misión planteó numerosas recomendaciones, entre ellas: no se deberá impedir a los periodistas informar de actos y manifestaciones públicos; y se deberán reformar las leyes de difamación. Las recomendaciones además declaran:"Las autoridades deben permitir a las organizaciones de periodistas operar libremente, sin vigilar sus actividades y comunicaciones, y sin restricciones a sus instructores visitantes". La BAZh está estrechamente vigilada, agrega el informe.

El codirector de la FIP para Europa, Marc Gruber, quien encabezó la misión investigadora, comentó "Un delgado barniz de reformas limitadas y simbólicas en los últimos meses no puede ocultar el hecho de que Bielorrusia sigue operando un ambiente de medios muy represivo".

Último tweet:

Reporters sans frontières (@RSF_fr) exprime son soulagement après la libération du fixeur Said Chitour, le 11 nove… https://t.co/1ppERJODGo