REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Autoridades buscan erradicar periodismo independiente; BAZh atacada

Los miembros de la BAZh están luchando por su sobrevivencia.
Los miembros de la BAZh están luchando por su sobrevivencia.

via BAJ

En la más reciente ofensiva para anular a los periodistas bielorrusos disidentes, la policía practicó redadas en periódicos independientes y las casas de periodistas prominentes, informan la Asociación Bielorrusa de Periodistas (BAZh), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Además, en una campaña para eliminar a la BAZh, las autoridades ordenaron a la organización de libertad de prensa revocar las tarjetas de membresía, dejar de brindar ayuda jurídica a periodistas independientes y alterar el texto de su sitio web.

Según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el 22 de marzo, la Suprema Corte rechazó la apelación de la BAZh en contra de una orden del ministro del interior para prohibir el uso de tarjetas de membresía de BAZh con la palabra "prensa". Se instó a la BAZh a recoger todas las tarjetas de membresía existentes y cerrar su unidad de asistencia jurídica. Los funcionarios afirman que las tarjetas de prensa de la BAZh son ilegales puesto que la organización no es una empresa de medios de comunicación. El informe de la BAZh de 2009, "Medios masivos de comunicación en Bielorrusia", dice que las leyes de medios de comunicación existentes hace ilegal cualquier actividad periodística si no se cuenta con credenciales de prensa.

El ministerio de Justicia envió una primera advertencia a la BAZh el 13 de enero que se centraba en cualquier información o apoyo dados a los periodistas bielorrusos. Las autoridades afirman que el trabajo jurídico gratuito hecho para apoyar a los periodistas independientes no cumple con el mandato de la BAZh; en consecuencia, se dijo a la BAZh que reescribiera las metas publicadas en su sitio web. La BAZh busca apelar la reciente decisión del tribunal, pero tiene las manos atadas. Si recibe una segunda advertencia, puede ser cerrada; y si la organización no acata la exigencias de la primera advertencia, se enfrenta a una suspensión de seis meses.

RSF dice que el fallo significa además que los periodistas independientes y periodistas que trabajan para medios extranjeros a los que se les ha negado acreditación oficial no podrán diferenciarse de los ciudadanos ordinarios cuando estén informando sobre temas de interés público. Esto desalentará la cobertura que hagan los medios independientes de las posibles manifestaciones en el periodo previo a las elecciones a finales de abril y las elecciones presidenciales en 2011, dijo la BAZh. En 2009, un reportero de Belsat TV fue arrestado y después de mostrar a la policía su tarjeta de la BAZh fue liberado, dice RSF.

"El fallo establece un peligroso precedente para permitir que el gobierno defina de hecho quien es periodista en Bielorrusia y quien no", dijo la BAZh.

Varios periodistas han sido acosados en las últimas semanas. El 16 de marzo la policía de Minsk allanó las oficinas del sitio Web de noticias independiente Charter 97, el periódico independiente "Narodnaya Vola", y las casas de tres periodistas; en las acciones confiscó computadoras, equipo y documentos electrónicos como parte de una investigación de difamación. La redactora de Charter 97, Natallia Radzina, fue golpeada en la cara durante la redada en su casa. Las redadas están vinculadas con la cobertura independiente del proceso de tres policías y abusos por parte del departamento contra la corrupción y el crimen organizado del ministerio del Interior. La policía también intentó allanar las casas de algunos miembros de la BAZh.

El informe de la BAZh de 2009 describe el deterioro de la libertad de prensa: periodistas acosados con sanciones jurídicas, sitios web bloqueados, interferencia editorial y censura de estaciones de radio de FM y redadas frecuentes en casas de periodistas. A las "empresas de medios de comunicación sociopolíticas" independientes se les niegan certificados de registro, mientras las compañías difusoras de propiedad estatal dominan el ambiente de medios. Las empresas estatales bielorrusas se niegan a distribuir la mitad de las publicaciones periódicas sociales y políticas independientes registradas oficialmente.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Call for applications for IWMF reporting trips to Rwanda and the DRC in May 2018. https://t.co/FqhSNhcnLE…… https://t.co/1imHfT9vN3