REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas y candidatos golpeados y arrestados en jornada electoral

Policía antimotines bloquea a partidarios de la oposición durante una manifestación para denunciar los resultados de las elecciones presidenciales cerca del edificio del Parlamento en el centro de Minsk
Policía antimotines bloquea a partidarios de la oposición durante una manifestación para denunciar los resultados de las elecciones presidenciales cerca del edificio del Parlamento en el centro de Minsk

Vasily Fedosenko/Reuters

Decenas de miles de partidarios de la oposición se reunieron en el centro de Minsk el 19 de diciembre para protestar por el fraude en las elecciones bielorrusas y pedir que el autoritario presidente Alexander Lukashenko renunciara después de su reelección ese día. La demostración fue reprimida rápidamente por la policía, y cientos de activistas, periodistas y candidatos de oposición fueron golpeados con cachiporras y arrestados, informan varios miembros de IFEX y la Asociación Bielorrusa de Periodistas (BAZh).

Según informes noticiosos, Lukashenko anunció que se había detenido a 639 manifestantes. Siete candidatos presidenciales fueron arrestados, entre ellos el principal opositor, Vladmir Neklyayev, de 63 años, ex presidente del Centro PEN de Bielorrusia, informan el Writers in Prison Committee (Comité de Escritores en Prisión, WiPC) de PEN Internacional y Human Rights Watch. Neklyayev fue golpeado ferozmente por los servicios de seguridad, hospitalizado con graves lesiones en la cabeza y luego secuestrado. El Centro PEN de Bielorrusia emitió un llamado para que recibiera toda la atención médica necesaria y fuera liberado inmediatamente.

BAZh, una organización afiliada a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), criticó la represión policial en contra de periodistas extranjeros y bielorrusos y registró unos 25 periodistas detenidos y asaltados, y 22 más lesionados por la policía antimotines, así como la cobertura distorsionada de los medios estatales a la protesta.

En su ataque, la policía no distinguió entre periodistas y manifestantes, informan la BAZh y el CPJ. Un fotógrafo del "New York Times" fue golpeado cuando trataba de mostrar su credencial de prensa. Se dijo a los periodistas bielorrusos que dejaran de trabajar y se tendieran boca abajo en la nieve mientras cubrían el arresto de Neklyayev y sus partidarios. La prominente periodista bielorrusa Irina Khalip, una corresponsal local para el periódico independiente moscovita "Novaya Gazeta", fue golpeada y llevada a la fuerza por la policía antimotines. Varios periodistas fueron llevados a lugares desconocidos.

La ofensiva contra la oposición continuó el 20 de diciembre, informa la BAZh. Las autoridades registraron la sede de campaña de Neklyayev y detuvieron a varios activistas y miembros de la BAZh que apoyaban su campaña. Inicialmente, la presencia de periodistas extranjeros en la oficina había paralizado el allanamiento.

En un allanamiento separado el mismo día, la policía irrumpió en las oficina del sitio web de noticias opositor charter97.org y detuvo a su redactora, Natallia Radzina, y a algunos de sus colegas. Radzina fue además golpeada por la policía en la manifestación. Todo el personal de Charter97 está detenido ahora, informa Índice de la Censura.

Unos 150 de los detenidos fueron juzgados rápidamente en tribunales administrativos el 20 de diciembre, y cada uno sentenciado a de 10 a 15 días de detención, dice Human Rights Watch. Un activista que fue liberado, y ahora está oculto, declaró a ÍNDICE que se negó agua, alimentos y sueño a los detenidos.

Mientras tanto, algunos sitios web independientes y de la oposición fueron dejados inaccesibles, las redes celulares quedaron inutilizadas y los sitios de redes sociales fueron bloqueados, informan miembros de IFEX. "Los ataques contra Internet y las los sitios de redes celulares sugieren un esfuerzo para ocultar el fraude en las elecciones", afirmó Freedom House. "Las fuerzas democráticas de todo el mundo deberán unirse a esos miles de valerosos ciudadanos de la Plaza de Octubre para protestar por el esfuerzo de Lukashenko para permanecer en el poder sin que nada importe".

El régimen de Lukashenko, al que con frecuencia se hace referencia como la última dictadura de Europa, ha destruido la oposición y silenciado a periodistas críticos y activistas en los últimos años. Índice fue informado de 31 detenciones antes de las demostraciones. Mike Harris de Índice explica que "los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania y Polonia propusieron un potencial paquete de ayuda de la UE de US$3,000 millones, a cambio de 'elecciones libres y justas' y que Lukashenko tenía "poco que perder" con una oposición que ha había sido sistemáticamente debilitada por su estado policiaco.

Harris señala que además hubo importantes irregularidades electorales; se informa que grupos leales al presidente votaron en más de un distrito.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y la Unión Europea criticaron la conducción de las elecciones, incluyendo la falta de transparencia durante el conteo de votos.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Bangladesh: Under the proposed Broadcasting Bill, the government can punish media outlets that publish material dee… https://t.co/vLYNxdj5bu