REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Disidentes sentenciados por protestar por reelección de Presidente

La periodista Irina Khalip habla a la prensa en un edificio de los tribunales en Minsk el 16 de mayo, el día que fue sentenciada por su participación en una marcha en diciembre de 2010 contra la reelección del presidente Alexander Lukashenko
La periodista Irina Khalip habla a la prensa en un edificio de los tribunales en Minsk el 16 de mayo, el día que fue sentenciada por su participación en una marcha en diciembre de 2010 contra la reelección del presidente Alexander Lukashenko

Vasily Fedosenko/REUTERS

La semana pasada se impuso a la periodista Irina Khalip una sentencia suspendida de dos años por protestar por la reelección del presidente Alexander Lukashenko, mientras su esposo, el candidato de oposición Andrei Sannikov, fue sentenciado a cinco años por organizar protestas electorales, informan Índice de la Censura, el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y otros miembros de IFEX. Mientras Lukashenko incrementa sus ataques a las fuerzas prodemocráticas, EE. UU. y la UE se unieron a los miembros de IFEX para pedir la liberación incondicional e inmediata de todos los prisioneros políticos.

Un tribunal de Bielorrusia impuso a Khalip la sentencia suspendida de dos años el 16 de mayo por "organizar desórdenes de masas y participar en ellos". El CPJ afirmó que "Esta sentencia de cárcel suspendida de dos años es un acto de represalia por el reportaje crítico de Irina Khalip" y agregó que, en combinación con las restricciones impuestas a sus movimientos, "está diseñada a seguir amedrentando a los periodistas críticos".

El juicio llega después de las elecciones de diciembre que muchos consideraron arregladas. Lukashenko fue declarado ganador con casi 80 por ciento de los votos.

En la noche de las elecciones, la policía dispersó violentamente una marcha que atrajo a decenas de miles de manifestantes. Unas 700 personas fueron arrestadas, entre ellos siete candidatos presidenciales. Más de 20 activistas de la oposición han sido sentenciados a prisión.

Khalip, la corresponsal en Minsk del periódico ruso "Novaya Gazeta", seguirá en libertad condicional y tendrá que enfrentarse a la cárcel otra vez en dos años. según el CPJ, también debe informar a la policía de todos sus planes de viaje y se le prohíbe salir de Minsk más de un mes y cambiar de lugar de residencia.

Tras la audiencia, informó a los reporteros que su juicio re político. "Me sigo sintiendo como un rehén político", sostuvo. Su abogado apelará el fallo judicial.

Sannikov, quien obtuvo la mayor cantidad de votos entre los nueve candidatos de oposición, con 2.43 por ciento, dijo durante su juicio que fue torturado por la policía secreta, cuyo jefe lo amenazó personalmente con severas represalias contra su esposa y su hijo de 4 años. Las autoridades habían amenazado antes con ponerlo en un orfanato.

Tras la sentencia, EE. UU. y la UE pidieron la liberación de prisioneros políticos en Bielorrusia y amenazaron ampliar las sanciones. Tras las protestas de diciembre, impusieron estrictas sanciones al Gobierno, incluyendo la imposición de una prohibición de viajar a Lukashenko y otros altos funcionarios.

El ministro del exterior de Rusia criticó las "estrictas" sentencias, e instó a Minsk "a ser más responsable en el cumplimiento de las obligaciones internacionales en derechos humanos". Según informes noticiosos, el Kremlin aplicó presión recientemente a Bielorrusia, su aliado, en un esfuerzo aparente para obtener concesiones en asuntos económicos.

Según Janna Litvina, presidenta de la Asociación de Periodistas de Bielorrusia (BAZh), la difícil situación económica de Bielorrusia está obligando al régimen a buscar una mayor confrontación con la prensa independiente. Mientras tanto, los bielorrusos están buscando información independiente "como nunca antes", afirmó.

Más de una docena de periodistas participaron en una turba relámpago el 4 de mayo para apoyar a los periódicos independientes "Narodnaya Volia" y "Nasha Niva", a los que el Gobierno amenazó cerrar.

Durante la ceremonia de inauguración de la exposición oficial "Medios en Bielorrusia", sacaron ejemplares de los periódicos y los leyeron mientras los funcionarios del ministerios pronunciaban sus discursos. Este año, los organizadores de la exposición no permitieron a la Asociación Unidad de Prensa Regional de Medios Masivos de Comunicación, un sindicato de 20 periódicos no estatales, asistir "por razones de organización y técnicas".

Aliaksandr Radzkou, subdirector de la administración presidencial, concede entrevistas mientras participantes en la turba relámpago están detrás de él en la exposición
Aliaksandr Radzkou, subdirector de la administración presidencial, concede entrevistas mientras participantes en la turba relámpago están detrás de él en la exposición "Medios en Bielorrusia", el 4 de mayo

BAJ

"En Bielorrusia la vida de los periodistas nunca ha sido fácil, pero ahora parece ser una prueba extrema de resistencia", escribió Olga Birukova, una periodista bielorrusa que vive en Londres, en el blog de Índice. "Algunos periodistas salieron del país, algunos empezaron huelgas de hambre y algunos siguen luchando desde la cárcel".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

قالت "هيومن رايتس ووتش" إن قوى الأمن الداخلي اللبنانية أوقفت ناشطا حقوقيا بارزا في مجتمع الميم، وضغطت عليه لإلغاء… https://t.co/QpNf2RnXRj