REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Bolivia: Wilson García Mérida, periodista en el exilio hace seis meses

Este artículo fue publicado originalmente en rsf.org el 18 de noviembre de 2016.

Wilson García Mérida, director del diario Sol de Pando, fue acusado de sedición por el Ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, en mayo de 2016, por lo que el periodista se exilió en Brasil. Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia una parodia de la justicia y pide a las autoridades bolivianas que restituyan a García Mérida sus derechos fundamentales.

El 10 de mayo de 2016 el Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, acusó de sedición al periodista Wilson García Mérida, director del diario Sol de Pando, sin mostrar un motivo válido. Entonces, el abogado de García Mérida intentó aplazar la fecha de la comparecencia para obtener más información sobre el proceso y, sobre todo, para conocer los cargos presentados por Quintana. Fue en vano. Tras esa denegación de la justicia, el periodista se vio obligado a huir a Brasil, donde se encuentra exiliado desde hace seis meses, pues esta acusación dio lugar a una orden de arresto, dictada el 16 de mayo.

García Mérida, periodista de investigación, articulista comprometido y crítico, señaló en sus textos que existía una red criminal de tráfico humano y prostitución entre Bolivia y Brasil, en la que estaría implicado Quintana.

“Reporteros sin Fronteras hace un llamado a la justicia boliviana para que anule lo antes posible la orden de arresto dictada contra García Mérida”, señaló Emmanuel Colombié, responsable del Despacho América Latina de RSF. “Por otra parte, Ramón Quintana debe aclarar los motivos de esta acusación de sedición mostrando pruebas. De lo contrario, la acusación debe ser retirada, para que no se sume a la larga lista de maniobras gubernamentales efectuadas para hacer callar a la prensa crítica”, añadió.

García Mérida, con quien RSF esta en contacto desde que salió de Bolivia, desea ante todo regresar a su país y volver a ver a su familia. Los abogados de La Paz con los que se puso en contacto le señalaron que padecieron presiones y que intentaron intimidarlos para que no se hicieran cargo de su caso. Pese a estas dificultades, actualmente el periodista lucha desde el norte de Brasil para anular la orden de arresto dictada contra él, y presentar un recurso legal por inconstitucionalidad para demostrar que la querella no cumple los preceptos constitucionales del régimen democrático boliviano.

No es la primera vez que la actividad periodística de García Mérida se ve perjudicada por acciones del gobierno. En 2011, Quintana ordenó a todas las entidades estatales retirar la publicidad de Sol de Pando. En 2012 ordenó que se confiscaran 2.000 ejemplares impresos de Sol de Pando y desmanteló su red de distribuidores de periódicos en la ciudad de Cobija.

Bolivia se encuentra en el lugar 97, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2016.

Último tweet:

En Venezuela Cabello sigue hostigando periodistas desde @ConElMazoDando https://t.co/hEb3Qh2OMm @ElPitazoTV… https://t.co/gaygNjjPOH