REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Aumento en prisioneros políticos a pesar de liberación de cuatro periodistas

Cuatro periodistas birmanos fueron liberados de prisión después de que el gobierno militar de Birmania anunció el 17 de septiembre en la televisión operada por el estado, que concederá la amnistía a 7,114 prisioneros. Pero hubo mención de los más de 2,200 prisioneros políticos que languidecen en prisiones en todo el país, informa Mizzima News. Esto ocurrió un día después de que Human Rights Watch publicó un informe que dice que la junta aumentó el número de prisioneros políticos a más del doble en los dos años anteriores, incluyendo más de 100 en los últimos meses.

Eint Khaing Oo, editor de "Ecovision Journal" y Kyaw Kyaw Thant, editor asistente de "Weekly Eleven Journal", fueron liberados de la prisión de Insein el 18 de septiembre, dice Mizzima. Fueron arrestados por informar acerca de las víctimas del ciclón Nargis, que golpeó Birmania en mayo de 2008. También fueron liberados Thet Zin, alias Maung Zin, editor de "Myanmar Nation Weekly", y Aung Thwin, alias Aung Kyi, ex editor de "90 Minutes Journal".

Zin fue arrestado en febrero de 2008 por poseer: un video de una ofensiva contra manifestaciones prodemocráticas en septiembre del año anterior; y un informe de Paulo Sergio Pinheiro, el Relator Especial de la ONU para los derechos humanos en Birmania, dicen Mizzima y la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA). Zin y Thwin fueron arrestados mientras cubrían la marcha de 30 víctimas del ciclón Nargis a la oficina de las Naciones Unidas en Rangún, para solicitar ayuda.

Según Reporteros sin Fronteras (RSF), también fue liberado Monywa Aung Shin, un poeta que trabajaba como periodista para la revista "Sar Maw Khung" y ex miembro de la opositora Liga Nacional por la Democracia. Había estado detenido desde septiembre de 2000.

La revista "The Irrawaddy" vincula la amnistía con la visita del primer ministro birmano Thein Seina Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU esta semana.

"Los generales de Birmania están planeando elecciones el próximo año que serán una farsa si sus oponentes están en prisión"; dijo Human Rights Watch. "A pesar de recientes visitas conciliatorias de funcionarios de la ONU y extranjeros, el Gobierno militar está aumentando el número de críticos que está lanzando a sus miserables prisiones".

Según Human Rights Watch, hubo una represión a gran escale después de que el levantamiento popular, encabezado en parte por monjes, en agosto y septiembre de 2007 fue aplastado por el Gobierno. Los tribunales cerrados y los tribunales dentro de las prisiones han celebrado juicios injustos y sentenciado a más de 300 figuras políticas, defensores de los derechos humanos, activistas laborales, artistas, periodistas, comediantes, blogueros y monjes y monjas budistas a penas de cárcel excesivas, en algunos casos más de 100 años. Los activistas fueron acusados principalmente según el arcaico Código Penal de Birmania que penaliza la libre expresión, la manifestación pacífica y la formación de organizaciones independientes.

Se concedió a Eint Khaing Oo el premio Alicia Patterson Foundation (APF) y el Premio a la Libertad de Prensa Kenji Nagai de la Asociación de Medios de Birmania (BMA), nombrado por un reportero gráfico japonés que fue muerto por un soldado durante las manifestaciones de septiembre de 2007, informan Mizzima, la SEAPA y RSF.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Stay at home protests underway in towns in Amhara region in Ethiopia, in response to 6 month state of emergency imp… https://t.co/u3YTbj3S1k