REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Artistas bajo fuego; revista "Irrawaddy" recuerda levantamiento de 1988

La revista
La revista "Irrawaddy" ha estado luchando contra la censura de la junta durante 17 años

Dentro de Birmania, un reportero gráfico se enfrenta a la posibilidad de pasar 23 años tras las rejas, se prohibió a un artista de hip hop político recientemente liberado de prisión actuar en una función de caridad, y se está obligando a las compañías de danza a bailar frente a una junta de censura, informa Mizzima News. Fuera del país, el redactor exiliado de la revista "Irrawaddy" conmemora en agosto el aniversario del levantamiento en 1988 que fue despiadadamente aplastado por el mismo régimen que sigue silenciando a artistas y escritores disidentes, informa Reporteros sin Fronteras (RSF).

El reportero gráfico Sithu Zeya estaba haciendo su trabajo cuando tomó imágenes de las consecuencias de los estallidos de bombas en un festival acuático en Rangún en 2010. Pero la junta birmana lo encarceló con una sentencia de ocho años, usando sus draconianas Leyes de Inmigración y de Asociación Ilegal. Ahora se enfrenta a de siete a quince años además de la sentencia original, según la Ley de Transacciones Electrónicas, que prohibe a un ciudadano propagar en forma electrónica información considerada como una amenaza a la seguridad de la junta. Su apelación del primer cargo fue rechazada el 9 de agosto. Sus parientes dicen que Zeya fue torturado y ahora está detenido en la cárcel de Insein.

En febrero, el padre de Zeya y su colega periodista Maung Maung Zeya de la estación con sede en Noruega Voz de la Democracia de Birmania (DVB) fueron sentenciados a 13 años de cárcel de conformidad con las mismas leyes. En julio, varias asociaciones de periodistas informaron que Sithu Zeya fue torturado para revelar que Maung Maung Zeya es un periodista clandestino.

Mientras tanto, se informó al artista Zay Yar Thaw, miembro de Generation Wave, un grupo juvenil clandestino que difunde mensajes prodemocráticos usando artes visuales y canciones de hip hop, que si actuaba en una función de caridad, éste sería cancelado por las autoridades. Estaba programado que el acto se celebrara el 6 de agosto para recaudar fondos para una casa para ancianos y enfermos sin familiares en Rangún.

En respuesta, Zay Yar Thaw sostuvo: "El Gobierno declaró que es un Gobierno democrático, así que tiene la responsabilidad de explicar quién me proscribió y por qué".

Fue arrestado en 2008 por poseer moneda extranjera y por fundar el grupo Generation Wave, que fue declarado ilegal. Fue sentenciado a cuatro años de cárcel y luego fue liberado recientemente el 17 de mayo después de que el presidente de Birmania conmutó su sentencia. Casi todos los miembros de Generation Wave también fueron arrestados.

En julio, el presidente de Myanmar Motion Picture Enterprise decretó que las compañías de danza tradicional que quisieran hacer un video debería ejecutar un ensayo general frente a funcionarios de la junta de censura tres días antes de una función. El presidente afirma que busca eliminar las bromas vulgares sobre funcionarios gubernamentales.

En la vecina Tailandia, el redactor de la revista de noticias del exilio birmano "Irrawaddy", Aung Zaw, fue presentado en una entrevista con RSF sobre la historia de la publicación y la forma en que cubre la situación de derechos humanos y política en Birmania.

Aung Zaw participó en el levantamiento en 1988 contra el hombre fuerte del régimen birmano, el general Ne Win, y lo obligó a renunciar.

"Mis camaradas y yo participamos en este movimiento político sin precedentes en Birmania. Estuve hombro con hombro con muchas importantes figuras del movimiento prodemocrático birmano durante las manifestaciones. Me empapé de las ideas de estos respetados periodistas y escritores", recordó Aung Zaw.

Pero muchos activistas de la democracia y periodistas fueron obligados muy pronto a huir del país, entre ellos Aung Zaw, por el golpe de estado militar que dejó 3,000 muertos.

"Irrawaddy" fue fundada en 1993 por periodistas birmanos en el exilio en Bangkok y ha estado denunciado la corrupción y el violento silenciamiento de disidentes a manos de la junta birmana durante 17 años. Ahora tiene su sede en Chiang Mai, en el norte de Tailandia. La revista emplea a 35 personas, entre ellas periodistas, video reporteros, fotógrafos, diseñadores de web y personal administrativo. Los reporteros van rutinariamente a las fronteras entre Tailandia y Birmania y entre India y Birmania para obtener noticias del interior de Birmania. Los reporteros además obtienen información de fuentes que trabajan para el régimen.

Un pequeño grupo de corresponsales de "Irrawaddy" trabaja en forma clandestina en Birmania. Es un trabajo muy peligroso. Por ejemplo, un periodista fue sentenciado a siete años de cárcel en 1995 sólo por ser un reportero.

La revista informa además sobre las vidas de los refugiados birmanos que habitan en las regiones sin ley a lo largo de la frontera birmana.

Aunque la revista está censurada en el interior de Birmania, sus artículos son leídos atentamente por la junta y los miembros de la oposición. Los ciudadanos birmanos burlan la censura gubernamental al usar proxies, y más de 35,000 birmanos visitan el sitio web Irrawaddy.org desde el interior del país cada mes.

La revista se enfrenta actualmente a un paisaje de medios restringido y a la escasez de fondos. En los últimos meses, el Gobierno birmano prohibió el uso del sistema Skype y allanó cibercafés en todo el país. En este clima de temor y censura "Irrawaddy" necesita su ayuda. Para donar, comuníquese a: news (@) irrawaddy.org

Puede además afiliarse a la campaña para liberar al actor y comediante encarcelado Zarganar; para hacerlo firme esta petición.

Último tweet:

Abraji registra más de 130 casos de violencia contra periodistas en el contexto político-electoral… https://t.co/0Bw1MLAnx4