REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Estado amordaza voces críticas; grupos civiles unen fuerzas

Al hablar en el Club de Corresponsales Extranjeros de Tailandia el 23 de septiembre, el líder de la oposición camboyana Sam Rainsy acusó a su Gobierno de atacar a periodistas y miembros de sociedad civil en su represión de voces críticas, informa la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA). Mientras tanto, grupos de la sociedad civil en Camboya están trabajando para crear una red de defensa legal que proporcionara asistencia legal a periodistas.

En una mesa redonda organizada por la SEAPA en colaboración con el Club de Corresponsales Extranjeros de Tailandia (FCCT) en Bangkok, Rainsy dijo que la administración de Hun Sen está determinada a controlar lo que tienen que decir periodistas, legisladores, funcionarios de la sociedad civil e incluso sus abogados, informa la SEAPA.

Según la SEAPA, el 26 de junio, Hang Chakra, el redactor y editor en jefe de "Khmer Machas Srok" fue sentenciado a un año de cárcel y multado con 9 millones de rieles (unos USD 2250) por "desinformación" y "deshonrar a funcionarios públicos".

El 8 de julio, los cargos contra el periodista Sam Dith fueron retirados tras escribir una carta de disculpa formal a Hun Sen y estuvo de acuerdo en una resolución "voluntaria" de dejar de publicar su periódico, "Moneaksika Khmer" ("Consciencia jemer"). El año pasado, se le impusieron a Dith cargos penales por un artículo que sugería vínculos entre el primer ministro camboyano y el antiguo régimen de los jemer rouge.

Más recientemente, el 22 de septiembre, el editor en jefe del "Cambodian Daily" Kevin Doyle y el reportero Neou Vannarin fueron condenados por difamación y multados con USD 1,000 cada uno por escribir un artículo que criticaba al ejército.

Pero los grupos de la sociedad civil están contraatacando. Según las noticias locales, Ou Virak, director del Centro Camboyano para los Derechos Humanos dijo el 28 de septiembre que su organización está uniendo fuerzas con Ayuda Legal de Camboya, la Iniciativa de Justicia de Camboya, la Asociación Camboyana para la Protección de Periodistas (ACPP) y el Centro Camboyano por los Medios Independientes para crear una red de abogados que ayudaría a defender los periodistas en los tribunales. Un obstáculo a los juicios justos es que la mayor parte de los abogados no están dispuestos a defender a los periodistas y sólo unos cuantos tienen suficiente conocimiento de las leyes de medios de comunicación, informa la SEAPA.

En Bangkok, Rainsy agregó que aunque el estado acosa a algunos periodistas y dirigentes políticos con demandas, otros son asesinados en silencio. Duong Hak Sam Rithy, vice presidente de ACPP, dijo a la SEAPA que 10 periodistas han sido asesinados por las fuerzas gubernamentales a lo largo de los años.

En septiembre, ARTICLE 19 analizó el borrador del Código Penal camboyano, que contiene numerosas restricciones a la libertad de expresión, entre ellas la posibilidad de prohibición de ejercer el periodismo. El Código además conserva la difamación criminal y el encarcelamiento algunas formas de difamación.

Último tweet:

Joudy Boulos has a million stories she wants to write. But as a Syrian freelance journalist living in Damascus, her… https://t.co/4tANPorfkP