REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Usan nuevo Código Penal para pisotear libre expresión

Seng Kunnaka
Seng Kunnaka

KI Media via Human Rights Watch

Un camboyano que compartió artículos en la Web con dos de sus colegas fue condenado por cargos de incitación y sentenciado a seis meses de cárcel de conformidad con un nuevo código penal, informa Human Rights Watch, que calificó el uso de la ley como "un enorme paso hacia atrás para la libre expresión en Camboya".

El 17 de diciembre, Seng Kunnaka, un empleado camboyano del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas en Phnom Penh, fue arrestado por cargos de incitación de conformidad con el artículo 495 del nuevo Código Penal por compartir un artículo de KI-Media, un sitio web que publica noticias, comentarios, poesía y caricaturas que critican al Gobierno. No es claro qué compartió exactamente, pero KI-Media había publicado recientemente una serie de artículos de opinión que criticaban a funcionarios de alto rango respecto a una disputa fronteriza con Vietnam.

Dos días después (un domingo, un día en que los tribunales normalmente están cerrados) el Tribunal Municipal de Phnom Penh juzgó y condenó a toda prisa a Kunnaka, y lo sentenció a seis meses de cárcel y una multa de 1 millón de riels (US$250).

El nuevo Código Penal entró en vigor el 10 de diciembre e impone mayores restricciones a la libre expresión, afirma Human Rights Watch. "El nuevo Código Penal de Camboya debería haber puesto fin a las prácticas abusivas, no alentar nuevas", opinó Human Rights Watch.

El artículo 495 define vagamente la incitación como provocar directamente que se cometa un delito o un acto que cree "una grave agitación en la sociedad" a través de un discurso público, escritos, dibujos o telecomunicación audiovisual. No requiere que la supuesta incitación tenga éxito para que se impongan castigos, que incluyen penas de cárcel de seis meses a cinco años más multas.

El Código Penal además permite el procesamiento penal por difamación y desacato a la autoridad por la expresión pacífica de puntos de vista "que afectan la dignidad" de personas y funcionarios públicos, así como de instituciones gubernamentales. Convierte en delito "alterar el orden público" por cuestionar las decisiones de los tribunales.

"El nuevo Código Penal hace que sea más arriesgado para los activistas de la sociedad civil criticar a funcionarios corruptos, policía, y oficiales militares que cometan abusos, y cuestionar las decisiones de los tribunales", dijo Human Rights Watch. "Esto es especialmente perturbador en Camboya, donde el sistema judicial es débil y está muy lejos de ser independiente, y en el que las decisiones jurídicas con frecuencia están influidas por la corrupción o la presión política".

Al responder a las preguntas de los medios sobre el caso, el ministro de Información de Camboya, Khieu Kanharith, afirmó "Antes, usando el argumento de la 'libertad de expresión' y el estatus de partido de oposición, algunas personas podían injuriar a cualquiera o a cualquier institución. Ese ya no es el caso".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Press freedom violations recounted in real time January 2018 https://t.co/1zydy5aoyg @RSF_inter https://t.co/Y5s0fs4g3n