REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Un año después: Camboya debe liberar inmediatamente a Tep Vanny

En el primer aniversario de su detención, la sociedad civil condena la detención arbitraria de la activista de la tierra y defensora de derechos humanos Tep Vanny, y pide su liberación inmediata e incondicional #FreeTepVanny.

ASSOCIATED PRESS

Nosotros, los firmantes, condenamos la detención injusta de la defensora de derechos humanos Tep Vanny, que a partir de mañana (15 de agosto) habrá estado encarcelada por un año como resultado de la defensa de su comunidad y el ejercicio de sus libertades fundamentales. Pedimos que se revoquen sus convicciones; que se abandonen los cargos motivados políticamente e infundados contra ella; y que sea liberada de prisión.

Una de las más destacadas defensoras de los derechos humanos de Camboya, Tep Vanny, ha luchado incansablemente para proteger los derechos de los miembros de su comunidad tras el desalojo forzoso de sus hogares en el lago Boeung Kak en Phnom Penh. Más recientemente, desempeñó un papel destacado en la llamada campaña del "Lunes Negro", desafiando la detención arbitraria de cinco defensores de los derechos humanos ("DDH"), Lim Mony, Ny Sokha, Yi Soksan, Nay Vanda y Ny Chakrya (los detenidos de "Freethe5KH"). El 22 de agosto de 2016, después de su arresto en una protesta pedía la liberación de los cinco, Tep Vanny fue condenada por "insulto a un funcionario público" y sentenciada a seis días de prisión. Sin embargo, luego del tiempo cumplido en prisión (ya que ya había cumplido su condena mientras estaba en prisión preventiva), las autoridades reactivaron cargos latentes que datan de una protesta de 2013 y la mantuvieron en prisión.

En septiembre de 2016, junto con otros dos activistas de Boeung Kak, fue sentenciada a seis meses de prisión por "insultar y obstaculizar a los funcionarios públicos" en relación con una protesta pacífica en 2011 relacionada con la disputa de tierras del lago Boeung Kak, a pesar de la ausencia de pruebas. En febrero de 2017, a raíz de un procedimiento que no cumplía con los requisitos mínimos para calificar como juicio imparcial, Tep Vanny fue condenada a 30 meses de prisión y multas por un total de más de 14 millones de riel (alrededor de US $ 3.500 o el doble del salario mínimo anual en Camboya) en relación con sus actividades en 2013 pidiendo la liberación de su compañero activista Yorm Bopha. Poco después, su condena de septiembre de 2016 fue confirmada en apelación. Mientras que los defensores de los Derechos Humanos de #FreeThe5KH fueron liberados bajo fianza el 29 de junio de 2017, después de haber pasado 427 días de detención arbitraria, Tep Vanny sigue en prisión. Actualmente está siendo juzgada por cargos de 'insulto público' y 'amenazas de muerte' presentadas contra ella y otros miembros de la comunidad de Boeung Kak Lake a pesar de que la denuncia fue rechazada por los miembros de la comunidad. El 8 de agosto de 2017, el Tribunal de Apelaciones de Phnom Penh confirmó su condena de febrero de 2017.

Está claro que las autoridades están usando los tribunales para encerrarme, silenciar mi libertad de expresión y romper mi espíritu. Ellos quieren evitar que yo abogue y busque una solución para el resto de la gente del lago Boeung Kak, así como otras campañas para exigir justicia en nuestra sociedad. Me gustaría pedirles a las autoridades que dejen de molestarme [...]. Ahora mi madre y mis hijos realmente me necesitan, al igual que las familias de las personas con autoridad necesitan estar juntas. Ha llegado el momento de que se haga justicia y me liberen.
Sra. Tep Vanny

Los defensores de los derechos humanos gozan de todas las libertades y derechos fundamentales garantizados por la Constitución del Reino de Camboya y el derecho internacional de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación. Además, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Defensores de los Derechos Humanos afirma el derecho a promover y luchar por la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como el deber de todos los Estados de proteger a los defensores de los derechos humanos de la detención, violencia, amenazas y represalias, y discriminación derivada de su trabajo. En 2013, la Asamblea General de la ONU reconoció específicamente el valioso trabajo de las defensoras de derechos humanos y la discriminación sistemática y estructural y la violencia a que se enfrentan, y exhortó a los Estados a que puedan desempeñar su importante función.

Sin embargo, a pesar de las protecciones nacionales e internacionales existentes, los defensores de los derechos humanos son objeto de hostigamiento judicial en Camboya. En particular, el uso de penas suspendidas o cargos latentes para intimidar a los defensores de los derechos humanos es una táctica comúnmente utilizada por las autoridades. La actual detención de Tep Vanny es sólo la última de serie de actos de acoso judicial contra ella, en un esfuerzo por silenciarla, y contribuye a crear una atmósfera de temor para los defensores de los derechos humanos en Camboya. Como resultado de su encarcelamiento, Tep Vanny se ve impedida de llevar a cabo su legítimo y valioso trabajo como mujer defensora de los derechos humanos. Las protestas pacíficas y las expresiones de disensión no son un crimen, y los defensores de los derechos humanos no deben ser castigados por el ejercicio legítimo de sus libertades fundamentales.

Tep Vanny es inocente. Es una mujer que está muy comprometida con el cumplimiento de su deber como ciudadana. Sin embargo, ya ha sido encarcelada tres veces, debido al sistema judicial camboyano. Tep Vanny es la única mujer activista en Camboya que ha sido encarcelada y arrestada tantas veces. Esto es muy injusto para ella; sus hijos tienen que vivir sin el cuidado de su madre durante un año. Sin embargo, incluso con todas las amenazas, su voluntad se mantiene firme.
Song Sreyleap, activista de la comunidad del lago Boeung Kak.

Hacemos un llamamiento a las autoridades camboyanas para que pongan fin al hostigamiento judicial contra la Sra. Tep Vanny, así como contra otros activistas del lago Boeung Kak, y la liberen de la prisión.

Cambodian Center for Human Rights
Adil Soz - International Foundation for Protection of Freedom of Speech
ARTÍCULO 19
Asociación Mundial de Radios Comunitarias - AMARC
Association of Caribbean Media Workers
Canadian Journalists for Free Expression
Cartoonists Rights Network International
Center for Independent Journalism - Romania
Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala
Digital Rights Foundation
Freedom Forum
Free Media Movement
Fundación para la Libertad de Prensa
Globe International Center
Human Rights Watch
Independent Journalism Center - Moldova
International Press Centre (IPC)
Media Institute of Southern Africa
National Union of Somali Journalists
Norwegian PEN
PEN American Center
PEN Canada
SFLC.in
Southeast Asian Press Alliance
Vigilance pour la Démocratie et l’État Civique
Free Media Movement

Último tweet:

D-day for Tanzanian bloggers to acquire license for blogging is May 5. The cost = $44 for licence + US$440 to apply… https://t.co/cXJ0nbdcQu