REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Miembros de IFEX informan de represión de medios previa a las elecciones

En la semana previa a las elecciones nacionales de Camerún, Reporteros sin Fronteras (RSF) llevó a cabo una misión de libertad de prensa que concluyó que tanto las leyes de medios del país y como la participación democrática requieren una renovación radical. La Federación Internacional de Periodistas (FIP), mientras tanto, informan de la detención y agresión a periodistas apenas un día antes de las elecciones.

La misión duró del 26 de septiembre al día de las elecciones nacionales del país el 2 de octubre. Según informes noticiosos, numerosos problemas ensuciaron las elecciones, entre ellos personas que supuestamente votaron más de una vez. El presidente Paul Biya, quien ha estado en el poder durante 30 años, está buscando otros siete años en el cargo y se espera que sea declarado ganador cuando los resultados se den a conocer el lunes. Pero los dirigentes de la oposición están exigiendo que la Suprema Corte anule la votación, informa la AFP.

"La cobertura de medios de la campaña está tratando ser equilibrada pero la campaña en sí no lo es", dijo RSF, señalando la falta de carteles o mítines para los miembros de la oposición. La delegación se enteró además a través de periodistas de que el presidente Biya sólo invitó a los medios de propiedad pública favorables a las giras de campaña, con exclusión de medios privados. RSF lamentó además que los bajos ingresos entre los periodistas estaban llevando a algunos a recurrir al chantaje y el soborno.

Además de hablar con periodistas, la delegación de RSF se reunió con el ministro de Comunicación Issa Tchiroma Bakary para alentar a Camerún a despenalizar la difamación y actualizar sus leyes de medios de 15 años de antigüedad para incluir disposiciones para medios en línea, dar a los periodistas autonomía de la voluntad de figuras políticas y proteger el acceso a la información y la confidencialidad de fuentes, entre otras enmiendas necesarias.

Los informes de la FIP y su socio en África la Federación de Periodistas Africanos (FAJ) ilustran más la represión a la prensa y la vida democrática en Camerún. Las organizaciones informan que cinco periodistas fueron maltratados y su equipo fue destruido por la policía cuando intentaban cubrir una manifestación separatista de cameruneses del sur en la ciudad de Buea, en el sureste del país, apenas un día antes de las elecciones.

Tres periodistas que trabajan para el periódico "The Post" fueron detenidos, y otro redactor del mismo periódico, Bouddih Adams, fue detenido durante un breve periodo, informan la FIP y la FAJ. Adams es también el secretario administrativo de la FIP y la afiliada de FAJ el Sindicato Nacional de Periodistas de Camerún.

Según Voz de las Américas, más de 40 de los manifestantes de habla inglesa, que buscan la autonomía de la mayoría francófona de Camerún, fueron detenidos durante la marcha pacífica, que según la policía era una marcha "no autorizada".

El 6 de octubre, la FAJ señaló a Camerún, entre otros países africanos, como un lugar en el cual "los periodistas se están enfrentando a una crisis de seguridad doble: la seguridad física y la seguridad jurídica". La FAJ hizo un llamado al brazo legal de la Unión Africana, el Parlamento Panafricano (PAP), para poner fin a la impunidad de los delitos contra periodistas en todo el continente, y para proteger a los periodistas con leyes.

Último tweet:

Vietnam may have released blogger Mother Mushroom but political prisoners like democracy campaigner Le Dinh Luong r… https://t.co/iaewHfDxSN