REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Protestas ciudadanas señalan problemas de concentración de medios, afirma nuevo informe de RSF

Una ola de disturbios ciudadanos en Chile, desde estudiantes que protestan contra un sistema escolar injusto y costoso a mineros que exigen mejores condiciones de trabajo, puede ayudar a romper el oligopolio de los medios del país heredado del régimen de Pinochet, dice un nuevo informe de Reporteros sin Fronteras (RSF).

Según RSF, los manifestantes son desafío al sistema político, económico y de medios heredado de los años de Pinochet. "Durante los últimos 20 años de gobierno de la Concertación de Partidos por la Democracia, la propiedad de medios de comunicación siguió concentrada en muy pocas manos, lo que obstaculizó el pluralismo y llevó a conflictos de intereses", dijo RSF.

"Ahora hay menos medios impresos en Chile de los que había al final de la dictadura," contó a RSF Francisco Martorell, ex vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Chile y actual redactor de la publicación mensual "El Periodista".

El informe destaca los "oligopolios nacionales" de El Mercurio y Copesa, propietarios de los periódicos "El Mercurio" y "La Tercera" respectivamente, que son los únicos beneficiarios de un sistema de subsidios establecidos bajo la dictadura que tiene un valor de US$5 millones al año.

RSF describe una situación semejante en el mundo del radio, en el que el grupo de medios español Prisa, propietario del periódico "El País", además "posee cerca de 60 por ciento de las frecuencias de radio".

Pero con los actuales movimientos de protesta, se está cuestionando la concentración de medios.

"Hay un aumento en la consciencia e incluso una ciudadanía emergente que durante mucho ha estado refrenada por el trauma que dejó la dictadura", dijo a RSF Manuel Fuentes, el jefe de la oficina en Santiago de la agencia de noticias española EFE.

RSF señala cómo los medios en línea, comunitarios y alternativos han desempeñado un papel central en los movimientos de protesta contra los costos en aumento de la educación, el proyecto hidroeléctrico HydroAysén, las condiciones de trabajo de los mineros y las manifestaciones de la minoría mapuche.

"Existir en los márgenes terminó uniéndonos en una alianza", dijo Pía Figueroa, la directora de Pressenza, una agencia en línea que se especializa en cubrir conflictos y promoviendo la no violencia. "El apoyo de nuestras redes externas es decisivo en el proceso de construir formas alternativas de Comunicación".

Una burbuja mediática estremecida por la ebullición ciudadana

Último tweet:

"Tech giants and telecommunication service providers are increasingly facing public scrutiny over their direct or i… https://t.co/f0rqT08xj5