REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La ofensiva contra disidentes es la más dura en los últimos años

Un policía trata de impedir que los medios tomen fotos durante el arresto de un hombre en la protesta de la
Un policía trata de impedir que los medios tomen fotos durante el arresto de un hombre en la protesta de la "Revolución de Jazmín" en Shanghai el 27 de febrero

Carlos Barria/REUTERS

En una respuesta a los llamados a favor de una "Revolución de Jazmín" en China, la policía inició drásticas medidas masivas de seguridad contra activistas que algunos críticos califican de la más grave en los últimos años, informan el Centro Estadounidense del PEN, el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y Reporteros sin Fronteras (RSF).

Los llamados anónimos a protestas con el tema de "Jazmín" en ciudades chinas, basadas en las caracterizaciones de los levantamientos populares en el Medio Oriente y África del Norte, comenzaron a circular en línea en sitios web del extranjero operados por disidentes el 19 de febrero. Los autores de los llamados piden un poder judicial independiente y que se ponga fin a la corrupción gubernamental.

Los periodistas que han tratado de cubrir el puñado de manifestaciones que han surgido han sido bloqueados o acosados. Según el Centro PEN Chino Independiente (ICPC), más de 100 escritores disidentes, abogados y activistas han sido acosados, citados, secuestrados o puestos bajo arresto domiciliario.

Lo más preocupante es que al menos cinco personas han sido detenidas por cargos penales de poner en peligro la seguridad del Estado, específicamente por la sospecha de "incitar a la subversión del poder del Estado" o "subversión del poder del Estado". En los últimos años estos cargos han acabado en sentencias de cárcel de un decenio o más.

Entre los detenido por cargos contra la seguridad del Estado está Ran Yunfei, un escritor y bloguero político de Sichuan. Fue aprehendido por la policía el 19 de febrero y detenido formalmente por la sospecha de "subversión del poder del estado", informa el ICPC. Escribe su blog en http://www.bullogger.com/blogs/ranyunfei/ y su cuenta en Twitter, @ranyunfei, tiene más de 44,000 seguidores.

En otro caso, Liang Haiyi fue detenida el 21 de febrero por "publicar información de sitios web extranjeros respecto a acciones de la 'Revolución de Jazmín' en sitios web nacionales" como QQ, la popular red social china.

Hua Chunhui, un gerente de seguros que había enviado detalles de la "Revolución de Jazmín" usando su cuenta Twitter, @wxhch64, también fue detenido el 21 de febrero por la sospecha de incitar a la subversión del poder del Estado, informa el ICPC.

Muchos temen que la detención carcelaria pueda ser el destino de los que actualmente están en custodia policiaca. Entre los que están en riesgo está el notorio abogado Teng Biao quién ha estado incomunicado desde el 19 de febrero, cuando la policía allanó su casa, afirma el Centro Estadounidense del PEN.

Los periodistas extranjeros tampoco han estado exentos de las maniobras represivas. La policía detuvo brevemente a más de una docena de ellos y atacó a al menos dos en el lugar en que se había planeado una manifestación contra el Gobierno en un distrito comercial de Beijing el 27 de febrero, informan el CPJ, la FIP y RSF. Todos fueron liberados unas cuantas horas después.

El CPJ dice que el ataque es "un retroceso a las restricciones que los reporteros internacionales enfrentaban antes de que fueran relajadas antes de los Juegos Olímpicos de 2008". Aparentemente se advirtió a los reporteros de que debían cooperar con la policía, además de obtener permiso especial en persona del funcionario de distrito con al menos tres días de anticipación para llevar a cabo entrevistas en la calle Wangfujing, el distrito comercial de Xidan y la zona cerca de la plaza Tiananmen.

Bloomberg News dijo que al menos uno de sus corresponsales recibió patadas y puñetazos de al menos cinco hombres vestidos de civil (aparentemente personal de seguridad) y requirió tratamiento médico.

Vea un video de AP de la policía reprimiendo a los manifestantes aquí:



Mientras tanto, los servicios de mensajes y los artículos en línea relacionados con las protestas fueron desconectados, acusan los miembros. El servicio en inglés de la agencia de noticias estatal Xinhua informó de las protestas del 20 de febrero pero después las noticias desaparecieron de su sitio web. El servicio chino de Xinhua no informó de la noticia en absoluto, y los censores han estado bloqueando de Internet las palabras "jazmín" y "Wangfujing", sostiene la FIP. El webmaster de la ICPC fue detenido y luego obligado a "viajar" y el sitio web del ICPC ha estado cerrado en un aparente ataque cibernético, informa el Centro Estadounidense del PEN.

"Hasta el momento no hemos recibido órdenes del Departamento Central de Propaganda respecto a la 'Revolución de Jazmín' pero no se publicaron informes pertinentes en los medios chinos. Esto se debe a que cualquiera que publique será despedido inmediatamente", se quejó un periodista a la FIP.

Según el CPJ, la censura de Internet se estrecha tradicionalmente antes de la sesión anual del Congreso Popular Nacional y la Conferencia Consultora Política del Pueblo Chino, que se celebran en marzo.

"Mientras la atención del mundo está pendiente de los levantamientos en África del Norte y el Medio Oriente, el Gobierno chino puede creer que se le presentó una oportunidad dorada de golpear duro a los activistas de derechos humanos y prodemocráticos chinos. La comunidad internacional no deberá permitir que esto continúe", suplicó el grupo con sede en Hong Kong Defensores de los Derechos Humanos en China.

Último tweet:

88 organisations call on @Facebook to safeguard users' right to free expression by instituting human-moderated appe… https://t.co/wSMs5WpOJg