REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

¿Cómo los chinos están desafiando a los censores de Tiananmen?

Un comprador se para frente a una maqueta de tanque que imita a los utilizados durante la represión de 1989 en la Plaza de Tiananmen. Imagen tomada en Hong Kong, 03 de junio 2014
Un comprador se para frente a una maqueta de tanque que imita a los utilizados durante la represión de 1989 en la Plaza de Tiananmen. Imagen tomada en Hong Kong, 03 de junio 2014

REUTERS/Bobby Yip

En la plaza Trafalgar de Londres, un joven permanece de pie con su brazo extendido. Se enfrenta a cuatro personas que sostienen imágenes de tanques del ejército. Ellos están participando en una recreación de Amnistía Internacional del Reino Unido de la famosa fotografía "El hombre del tanque", que muestra al hombre que se paró frente a una columna de tanques en Beijing el 5 de junio de 1989, la mañana después de que tropas del gobierno abrieran fuego contra los manifestantes pro-democracia que acampaban en la plaza de Tiananmen.

Este es sólo uno de muchos eventos que se celebran en todo el mundo en el 25 aniversario de la represión, para conmemorar no sólo los que murieron, sino también para preservar la historia de las protestas a nivel nacional y la lucha contra la "destrucción de la memoria".

No habrá tal conmemoración dentro de China. La mayoría de la gente allí no ha visto la fotografía de "El hombre del tanque" y recibe muy poca información sobre las protestas, más allá de lo que se comparte en los discursos políticos justificando lo que sucedió. Si bien algunas estimaciones dicen que miles murieron en la plaza de Tiananmen en junio de 1989, nunca se ha publicado ningún recuento oficial. La información en línea está fuertemente censurada y los estudiantes no aprenden acerca del suceso en la escuela. También está en juego un tipo de autocensura entre los ciudadanos chinos, donde los padres esconden detalles para proteger a sus hijos, de acuerdo con Cheuk Kwan, presidente de la Asociación de Toronto para la Democracia en China.

A pesar de un esfuerzo continuado por parte del régimen para suprimir toda memoria sobre el evento, muchas personas y grupos están encontrando maneras de arrojar algo de luz sobre el "tabú" de Tiananmen. Aquí hay cinco de ellas:

Visita el primer museo en el mundo de la masacre de la Plaza Tiananmen

Aquellos que pueden viajar a Hong Kong podrán visitar el primer museo del mundo sobre las protestas de 1989 a favor de la democracia. Casi 7000 visitantes de Hong Kong, China continental, y otros países, han visitado el Museo Memorial 4 de junio desde que se abrió el 26 de abril, según indican informes. Es fácil pasar por delante del museo sin notarlo si usted no sabe lo que busca; los signos sólo son visibles en el directorio de pisos al lado del ascensor, dice Índice de la Censura. En el interior, los visitantes pueden encontrar muestras de fotografías, recortes de prensa, videos y otros documentos de las protestas.

Si bien es un espacio modesto, su existencia es un logro en sí mismo. Desde el principio, los ocupantes del edificio pidieron su cierre. A Yang Jianli, un activista con sede en EE.UU. que participó en las protestas de 1989, se le negó la entrada a Hong Kong para asistir a la ceremonia de apertura, que contó con un piquete de los partidarios pro-China. Y el museo se enfrenta actualmente a una demanda por violación en las escrituras de la construcción.

"Este lugar es bastante pobre... [pero si cierra], será una gran pérdida para China, ya que este es el único lugar en China donde la verdad sobre el 4 de junio se puede hacer pública," dijo uno de los visitantes de China continental al South China Morning Post. Él ya era consciente de lo que había pasado en 1989 por investigaciones en línea y por hablar con testigos, pero el museo le ayudó a entender los eventos de manera más detallada.

Sutilmente animar a los estudiantes a realizar preguntas

Un profesor de secundaria que participó en las protestas de 1989 como estudiante explicó a la cadena pública de Canadá, la CBC, la forma en que trata de asegurar que la próxima generación aprenda de las protestas y la masacre.

Las protestas de 1989 que se celebraron en Beijing y muchas otras ciudades no son parte del plan de estudios aprobado y al profesor no se le permitiría incluir alguna mención en los libros de texto escolares. En cambio, él trae a colación el tema de una manera indirecta citando discursos de dirigentes políticos del partido que hacen referencia al suceso. Esto despierta la curiosidad de sus alumnos. A continuación, anima a que le pregunten a sus padres acerca de lo que pasó o buscar información en línea mediante el acceso a sitios espejo o duplicados de sitios web prohibidos.

"No puedo hablar directamente de los hechos", dijo el profesor a CBC Radio, que no está identificado por razones de seguridad. "No quiero perder mi trabajo... Pero me niego a olvidar. La historia nos ayuda a entender el presente, aún si la verdad de esa historia nos causa dolor."

Se lamenta de que muchos de sus conciudadanos no son conscientes, y tal vez ni siquiera les importe, y están más preocupados por problemas más acuciantes, como el aumento de los precios de la vivienda y la economía.

Decenas de miles de personas participan en una vigilia con velas en el Parque Victoria de Hong Kong el 4 de junio de 2014, para conmemorar el 25 aniversario de la represión militar en Beijing
Decenas de miles de personas participan en una vigilia con velas en el Parque Victoria de Hong Kong el 4 de junio de 2014, para conmemorar el 25 aniversario de la represión militar en Beijing

REUTERS/Bobby Yip

Hacer un bypass al "Gran Cortafuegos" de China

El "Gran Cortafuegos" es la barrera digital que evita que 600 millones de usuarios de Internet del país lean lo que su gobierno no quiere que vean en línea. Según informes, nada menos que 50.000 empleados del gobierno hacen cumplir la censura de las páginas Web y los términos de búsqueda.

Así es cómo los blogs o los mensajes de los medios sociales sobre la "Plaza de Tiananmen" y el "4 de junio" son rápidamente censurados. Las autoridades también bloquean formas alternativas de referirse a la fecha prohibida, tales como 6-4, 64, 63+1, 65-1, "mayo 35ª" y "abril 65ª". Los censores también han eliminado cualquier entrada con las palabras "mañana" y "hoy" en la víspera y el día del aniversario, así como las palabras "En memoria de" e imágenes de velas.

Sin embargo, hay maneras creativas de conseguir darle la vuelta a esos bloqueos. En 2013, la fotografía "El hombre del tanque" se reconfiguró con piezas de Lego o los tanques fueron convertidos con Photoshop en patos de goma gigantes. Citizen Lab, un laboratorio de investigación con sede en la Universidad de Toronto, ha estudiado cómo se utilizan palabras en código para discutir temas sensibles. A medida que los censores las detectan y bloquean, deben ser cambiadas en un juego constante del gato y el ratón.

Los ciudadanos se enfrentan ahora a un cortafuego de Internet aún más fuerte. Según GreatFire.org, una organización que crea sitios espejo, en los últimos días todos los servicios de Google, desde la búsqueda y los mapas de Google hasta las aplicaciones más inocuas como el calendario o presentaciones, están siendo bloqueados. No está claro si esto va a ser una prohibición temporal vinculada al aniversario de Tiananmen o una medida más permanente.

Usar el arte para expresar las memorias y la disidencia

"¿Tiene un artista en una sociedad represiva la obligación de perseguir no sólo la belleza sino también la verdad?"




Para algunos autoproclamados "artistas disidentes" en China, los sucesos de Tiananmen han servido como fuente de inspiración, según el Washington Post. Ellos usan su arte para expresar su descontento por la represión y el autoritarismo en general.

Probar los límites del gobierno siempre ha sido un reto para los artistas chinos. La censura es cada vez más laxa cuando se trata de la Revolución Cultural o figuras como Mao Zedong, pero Tiananmen sigue siendo un tema tabú.

Algunos artistas, como Yan Zhengxue, "burlan agresivamente la censura". Recientemente ha recibido la visita de funcionarios de seguridad del Estado advirtiéndole que no hablara con los medios extranjeros sobre Tiananmen.

Otro artista, Guo Jian, fue detenido el 3 de junio después de que una entrevista con él acerca de la represión fuera publicada. El artista australiano-chino describió una pieza que él había creado para conmemorar el aniversario: un diorama de la Plaza de Tiananmen cubierto de 160 kg de carne de cerdo picada.

Hable a pesar de los riesgos

Durante años, los miembros de IFEX han estado documentando cómo los activistas, escritores y periodistas se han enfrentado a la persecución por hablar sobre Tiananmen. "La Plaza de Tiananmen proyecta una larga sombra sobre la libertad de expresión en China", dijo Marian Botsford Fraser, presidente del Comité Escritores en Prisión de PEN. "No sólo es la propia tragedia un pedazo de la historia reprimida en China, muchos de los que protestaron hace 25 años todavía están siendo encarcelados, acosados y silenciados."

Esta persecución sólo ha aumentado en el período previo al aniversario, según la Federación Internacional de Periodistas, Freedom House y otros. Amnistía Internacional y Chinese Human Rights Defenders mantienen listas de activistas que han sido detenidos, interrogados, puestos bajo arresto domiciliario, o que sospechosamente desaparecieron antes del 4 de junio.

También se ha aplicado una censura de los medios. A los periodistas chinos se les entrena para que "no toquen nunca Tiananmen, ni con un palo de más de 3 metros de largo", según dijo un periodista de Beijing a Índice de la Censura. Los medios extranjeros también fueron advertidos contra informar desde la Plaza de Tiananmen, afirman informes de los medios. Y hoy, 4 de junio cualquier periodista en la plaza fue monitoreado de cerca y conducido fuera de la zona, según la BBC.







Dados los riesgos, la valentía de los que hablan y promueven el tema es digna de elogio. Las madres de Tiananmen, un grupo de sobrevivientes del 4 de junio y familiares de las víctimas continúan hablando. A pesar de que algunos miembros del grupo han sido puestos bajo vigilancia durante todo el día, o forzados a abandonar Pekín, y que se les impidió la celebración de una misa privada para conmemorar el aniversario de la muerte de sus hijos, el grupo ha conseguido liberar un poco de nueva documentación sobre la base de entrevistas realizadas en 2013 en nueve provincias y regiones, incluyendo el interior de Mongolia. Se capturan algunos extractos de estas entrevistas en este video.

Lleve a cabo la más simple de las conmemoraciones


Cuando se le preguntó al profesor de secundaria sobre lo que haría en el aniversario de este año para recordar los acontecimientos, él respondió que podía ir a dar un paseo por la Plaza de Tiananmen, o ver un documental sobre las protestas. "Esa es la única cosa que podemos hacer", dijo a CBC Radio.

Último tweet:

Self-advocacy and persistence are key to making progress- lessons learned from human rights defender @jbedoyalimahttps://t.co/Fg0wVtpsJE