REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Autoridades ponen a Tíbet en virtual confinamiento

Los tibetanos en el noroeste de China celebraron un año nuevo tradicional tenso con oraciones, el sonido de gongs y una atenuada actitud de desafío tras una serie de autoinmolaciones y protestas contra el control chino
Los tibetanos en el noroeste de China celebraron un año nuevo tradicional tenso con oraciones, el sonido de gongs y una atenuada actitud de desafío tras una serie de autoinmolaciones y protestas contra el control chino

Carlos Barria/REUTERS

En respuesta a un número creciente de tibetanos étnicos que se autoimolan, China impuso un apagón informativo en el Tíbet y las provincias de Sichuan y Qinghai, dicen Reporteros sin Fronteras (RSF), el Centro Estadounidense del PEN y la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Según RSF, al menos 15 monjes se autoinmolaron el año pasado para protestar por el régimen chino y la represión religiosa, "pero ha surgido poca información sobre ese asunto, o sobre las recientes manifestaciones en Tíbet". Este es el mayor brote de descontento entre los miembros de la etnia de tibetanos desde los disturbios en 2008 en la capital de Tíbet, Lhasa.

Los miembros de IFEX dicen que las organizaciones de medios extranjeras tienen prohibido cubrir los eventos. El Centro Estadounidense del PEN informa que en enero, las autoridades impidieron a un equipo de CNN que ingresara en el distrito de Seda en la provincia de Sichuan, el epicentro de violentos enfrentamientos en los que murieron al menos dos tibetanos. Las autoridades normalmente usan excusas de mal clima o caminos en mal estado para restringir el acceso, dice RSF.

Otros periodistas extranjeros informan haber sido seguidos por personas no identificadas, interrogados durante varias horas y escoltados por la policía de vuelta al aeropuerto, obligados a borrar imágenes de sus cámaras y haber sufrido el decomiso de sus materiales de investigación y de escritura.

Según los reglamentos introducidos en preparación para los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008, los periodistas extranjeros son libres para entrevistar a todas las personas en China una vez que obtengan el consentimiento del entrevistado.

"Sin embargo, habiendo presenciado un número en aumento de casos de periodistas extranjeros a los que se les impidió informar de noticias de enorme interés público, tenemos razones para creer que las autoridades chinas ya no están interesadas en cumplir esas promesas", dijo FIP Asia-Pacífico.

Los periodistas locales también han sido atacados. Por ejemplo, RSF informa que más de 20 policías acudieron a la casa de Gagkye Drubpa Kyab, un periodista y maestro, en el distrito de Serthar en Sichuan el 15 de febrero y lo arrestaron. Sigue en detención.

Los talleres de impresión y copiado en tibetano fueron cerrados, agregó el Centro Estadounidense del PEN.

Mientras tanto, el Gobierno organizó una "auténtica campaña de desinformación", acusa RSF. Usa empresas de medios de comunicación progubernamentales para reducir la importancia de los disturbios y acusar de interferencia a la comunidad internacional.

En el caso de Seda, las autoridades chinas culparon a los separatistas tibetanos de incitar a la violencia y afirmaron que los oficiales de seguridad dispararon en defensa propia después de que "muchedumbres" irrumpieron en comisarías de policía y destrozaron escaparates de tiendas, según informes noticiosos.

El otro campo de batalla es Internet, "una víctima secundaria de la ofensiva", sostiene RSF. "Las conexiones están cortadas, el acceso está bloqueado y el contenido vinculado con los disturbios está eliminado".

Antes este mes, las autoridades perturbaron Internet y el servicio de teléfono celular en una zona de más de 50 kilómetros alrededor de Seda, informa el Centro Estadounidense del PEN.

Los foros de debate y blogs en tibetano, como Sangdhor.com y Rangdrol.net, así como los sitios web de organizaciones de medios exiliados, han estado bloqueados desde el principio del mes, informa RSF.

El Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) informa que las menciones en línea de las protestas y autoinmolaciones en Tíbet están desapareciendo en china, según lo documenta el Proyecto de Medios en China de la Universidad de Hong Kong.

RSF afirma que los periodistas ciudadanos y las redes comunitarias locales, que han asumido el lugar de los canales de medios tradicionales, han sido especialmente atacados. Se borró la cuenta del periodista de investigación Liu Zhiming, quien publicó en el sitio de medios sociales chino Weibo un mensaje sobre una manifestación el 23 de enero.

La autoinmolación puede estar ganando popularidad como forma de disenso que se está extendiendo más allá del clero tibetano. Recientes informes noticiosos sugieren que en las más recientes autoinmolaciones en Seda participaron tres laicos, probablemente pastores.

"Hay mucha frustración en las zonas tibetanas", declaró a "The New York Times" Robert Barnett, director del programa de estudios tibetanos modernos en la Universidad de Columbia en Nueva York. "La gente está hablando y no la están oyendo; el Gobierno no respondió constructivamente a las protestas en 2008 y no respondió constructivamente a todo el año de autoinmolaciones que hemos visto".

Último tweet:

Cambodia: @cchrcambodia Executive Director @sopheapfocus was awarded the Franco-German Prize for Human Rights. Soph… https://t.co/lwgVRkOREQ