REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista secuestrado en la Guajira mientras cubría actividades de grupo de alfabetización; se desconocen móviles; FARC niegan autoría

(FLIP/IFEX) - En la mañana del pasado 27 de febrero, a través de una llamada a la emisora Caracol Radio en Riohacha, Guajira, un sujeto que se identificó como "Silfredo", vocero del frente 59 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), manifestó que esa organización guerrillera no tiene en su poder a Mario Alfonso Puello, periodista secuestrado hace diez días en esa zona del norte del país.

Según comentó a la FLIP Albeiro Sánchez, corresponsal de Caracol Radio en esa ciudad, el guerrillero manifestó haber "verificado con todos los líderes del frente y ninguno expresó tener en su poder al periodista y sus acompañantes". La llamada fue hecha a la emisora en momentos en que se emitía el noticiero matutino.

José María Ballesteros, secretario de Gobierno de la Guajira, le dijo a la FLIP que actualmente se adelantan las investigaciones pertinentes. Según el funcionario, la unidad anti secuestros de la Policía Nacional (Gaula) y el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) realizan diferentes operativos en la zona del plagio.

Ballesteros añadió que según los primeros indicios el secuestro iba dirigido contra Aldo Brito Carrillo, rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), quien acompañaba al periodista. Por esta razón, se descarta preliminarmente que el hecho estuviera relacionado con la labor informativa de Alfonso Puello.

Puello, periodista del noticiero "En Línea con la noticia" que se transmite por la emisora Radio Delfín, en Riohacha, Guajira, fue secuestrado el pasado 17 de febrero por un grupo que hasta el momento no ha sido identificado.

El hecho se registró cuando el periodista viajaba con varias personas del programa de alfabetización para indígenas adultos de la UNAD, del cual hacía parte. El vehículo se movilizaba por la vía Santa Marta - Riohacha cuando a la altura del kilómetro 35 fueron obligados a detenerse por desconocidos que habían montado un retén ilegal.

Puello y otras tres personas, entre las que se encontraba el rector Brito, fueron obligados a descender del automotor y de inmediato fueron aprehendidos por los desconocidos, quienes se los llevaron caminando. Luego de haber avanzado un trayecto de unos 300 metros, Brito logró escapar de sus captores tras forcejear con uno de ellos.

Según manifestó el rector, los sujetos vestían prendas de uso privativo del Ejército, y sus armas no coincidían con las que habitualmente usa las guerrillas de las FARC y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), el otro grupo guerrillero grande del país.

La situación se hace cada vez más preocupante debido a que hasta la fecha ninguna organización delincuencial se ha atribuido la autoría del secuestro, ni sus familiares han sido contactados para pagar un eventual rescate.

Actualmente en esa región existe una disputa entre las guerrillas de las FARC y el ELN y el grupo paramilitar 'Águilas Negras', que combaten por el control de la zona.

Puello es un veterano periodista que habitualmente trabaja temas comunitarios y de interés social, razón por la cual estaba vinculado al programa de alfabetización de la UNAD, entre otros proyectos. El día del secuestro, el comunicador iba como integrante de la comisión de dicha universidad y a la vez realizaría el cubrimiento periodístico de la jornada.

Puello es padre de diez hijos, cuatro de ellos menores de edad quienes se quedaron a cargo de una niñera, pues no vivían con su madre. Los otros plagiados son Maicol Mendoza, familiar del rector, y John Romero, conductor del vehículo.

La FLIP se comunicó también con el comandante de la Policía de la Guajira, coronel Carlos Alberto Zusunaga, quien manifestó que la única persona autorizada para dar declaraciones del tema es el secretario Ballesteros, como se acordó en un consejo de seguridad realizado en días pasados.

La FLIP envía un mensaje de solidaridad a los familiares y amigos de Alfonso Puello y solicita a las autoridades especial cuidado en cualquier acción para un eventual rescate. De la misma forma, recuerda que el secuestro de civiles es una violación de los derechos fundamentales y es una práctica proscrita por el derecho internacional humanitario.

La FLIP continuará atenta para determinar si este hecho tiene algún nexo con la labor periodística de Puello.

Último tweet:

Change of board plunged Turkish daily "Cumhuriyet" into a free expression crisis https://t.co/Kou9rtrLD3 @IFJGlobal… https://t.co/oR5uzYxWVo