REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas espiados por fuerzas de inteligencia

Una cacería de brujas de periodistas y activistas que criticaron al Gobierno durante los dos periodos del presidente saliente Álvaro Uribe fue descrita en un informe de Reporteros sin Fronteras (RSF). "Chuzadas: Colombian media targeted by intelligence services" (Chuzadas: medios colombianos atacados por los servicios de inteligencia) fue dado a conocer tres días antes de las elecciones presidenciales del 30 de mayo, después de que una delegación de RSF visitó Colombia del 16 al 20 de mayo. Al mismo tiempo, una delegación de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias - América Latina y el Caribe (AMARC-ALC) viajó a Colombia para determinar el estado de la libre expresión y la radio comunitaria.

El presidente Uribe se enorgullece de haber creado seguridad, mientras se coludía con paramilitares para atacar a sus críticos, explica el informe de RSF. Uribe ha sido conocido por vilipendiar públicamente a periodistas y ve a los periodistas, políticos de la oposición y activistas como una molestia. Mientras tanto, bajo su administración se perpetraron asesinatos extrajudiciales de civiles vestidos en uniformes rebeldes para fortalecer la idea de la victoria sobre la guerrilla.

Uribe ha sido culpado por la corrupción de sus servicios de inteligencia - el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) - que ha dirigido las escuchas telefónicas, actos de sabotaje e intimidación de periodistas.

Ochenta parlamentarios se enfrentan a cargos; la cuarta parte de ellos ya está en la cárcel. El informe dice que las escuchas telefónicas eran operadas por oficiales militares. El ex ministro de defensa de Uribe, Juan Manuel Santos, fue el candidato más votado en las elecciones de esta semana.

Entre los atacados hubo 16 periodistas sometidos a espionaje telefónico, dice el informe. El DAS mostró un interés especial en los periodistas Hollman Morris y Claudia Julieta Duque que estaban investigando el asesinato en 1999 del editorialista y satirista Jaime Garzón. Los periodistas no se sentían seguros usando ningún medio de telecomunicaciones y se reunían frente a frente para compartir información.

Ahora, los periodistas siguen siendo vulnerables. "Los resultados de estas revelaciones fueron intimidantes para el ejercicio del periodismo en sí y las relaciones entre periodistas y sus fuentes, mientras toda la prensa ya sufría de una marcada autocensura", dijo Andrés Morales, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Actualmente, bajo el retorcido disfraz de la protección, ex agentes del DAS que trabajan para firmas de seguridad actúan como guardaespaldas para periodistas amenazados, y siguen vigilando a sus clientes para su ex patrón. Conscientes de estar bajo vigilancia por parte de una escolta mixta del DAS y la policía, un periodista dijo: "Rechazar el sistema de seguridad equivale a dar un permiso tácito para que alguien lo mate a uno".

Durante la misión de AMARC-ALC, los delegados encontraron que las comunidades siguen sufriendo por las acciones violentas de las fuerzas de seguridad del Estado, paramilitares y los guerrilleros, lo que limita la libre expresión. Ninguno de estos grupos armados diferencia entre blancos militares y civiles. Los periodistas están siendo especialmente amenazados porque pueden ser sospechosos de ser simpatizantes de la guerrilla y atacados por paramilitares o fuerzas del estado. Existe la urgente necesidad de proteger a las estaciones de radio comunitarias, dice la AMARC-ALC.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

Indonesia told to respect media freedom in Papua after expelling BBC reporter Rebecca Henschke.… https://t.co/J3anejmNkO