REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Nuevos panfletos del ELN intimidan a la prensa en Arauca

(FLIP/IFEX) - 4 de julio de 2012 - La Fundación para la Libertad de Prensa rechaza los panfletos de las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional –ELN - difundidos ayer 3 de julio en Arauca. En dichos panfletos se hacen señalamientos en contra del trabajo periodístico de las cadenas informativas de Caracol y RCN, además de declarar un paro armado en el departamento.

En horas de la tarde se conocieron en los distintos medios de comunicación de Arauca dos panfletos firmados por el frente Domingo Laín del Ejército de Liberación Nacional, en estos la guerrilla declara un paro armado por 72 horas y señala: “Dichos medios (Caracol y RCN) se han convertido en instrumentos mentirosos y en la caja de resonancia de la política para estatal y de los gobiernos serviles de turno”. Además de otras afirmaciones sobre la situación en la región, que en el escenario actual de violencia del departamento, han generado zozobra y miedo entre los periodistas locales.

Periodismo en un departamento en guerra

Según recientes misiones de verificación que ha hecho la FLIP, se pudo constatar que el periodismo en Arauca no se hace en las mejores condiciones. Hay graves síntomas de autocensura producto de las agresiones y la estigmatización, amenazas continuas y la violencia no da tregua. Según la encuesta nacional de periodistas del Proyecto Antonio Nariño, una de las principales preocupaciones de los periodistas de esa región es el riesgo que pende sobre su seguridad si publican informaciones sensibles.

En la capital de Arauca y los municipios alrededor de la sabana, se han dado casos de agresiones físicas y obstrucción al trabajo periodístico por parte de la fuerza pública. El más reciente fue a mediados de junio cuando soldados del Ejército Nacional decomisaron el material periodístico de un corresponsal que cubría un atentado con explosivos de la guerrilla en el departamento.

En el piedemonte Araucano, conocido como la región del Sararé, que comprende los municipios de Arauquita, Saravena, Tame y Fortul se vive más intensamente el conflicto armado. En esta región se sufren sus propias realidades. Las intimidaciones y la estigmatización están a la orden del día, provenientes tanto del ejército como de las guerrillas.

Emiro Goyeneche, director de Sararé Estéreo, ha manifestado que la autocensura se ha vuelto una forma de supervivencia. Goyeneche fue acusado de rebelión en el año 2003. “A mí me sacaron de la emisora en medio de un programa. Había terminado de enlazar con Meridiano 70 de Arauca, cuando llegó el ejército y me pidió que los acompañara hasta el batallón. En la tarde me informaron que había sido capturado por rebelión. Tres años después de estar en prisión, el proceso precluyó por falta de pruebas. Pero ya queda uno con el estigma.”

Varios periodistas en Tame, además, manifestaron a la FLIP que las guerrillas presionan constantemente para que saquen sus comunicados y para que rectifiquen informaciones que no son de su gusto. Estas presiones a veces terminan en amenazas directas contra los periodistas que llegan por el llamado “correo de brujas”. No más en el 2011 la FLIP documentó tres amenazas contra periodistas en Tame.

Del lado venezolano, la situación no es mejor. Hay una fuerte auto-censura, que fue constatada en la visita de la FLIP, por miedo a retaliaciones de los constantes grupos armados ilegales en la frontera, especialmente la guerrilla del ELN y una guerrilla venezolana bolivariana que se autodenomina “los Boliches”.

En Arauca, según la corporación Arco Iris, se aportó entre el 1987 y el 2000, cerca de 35% del petróleo total producido y cerca de 15 puntos del total del PIB. Aún así se vive una situación de abandono y de graves falencias en inversión social que son aprovechadas por los grupos armados ilegales. Un abandono, que trata de ser compensado con la presencia creciente de activos de la fuerza pública. Según la misma corporación, “se trata del territorio con mayor presencia armada por kilometro cuadrado que existe en el país”. En Arauca la fuerza pública cuenta con 22 mil efectivos que enfrentan, según, fuentes de Policía, a unos 750 guerrilleros armados y otros cientos de milicianos, distribuidos entre las FARC y el ELN.

En lo que va de 2012 las guerrillas han atacado en siete ocasiones a la fuerza pública y se han detonados artefactos explosivos en el casco urbano de los municipios. No más en los últimos dos días, tres artefactos explosivos fueron detonados en Saravena. Una reconocida periodista del departamento dijo a la FLIP: “Esto cada día está peor y ahora lo que falta es que los periodistas nos volvamos objetivos militares de los violentos ¿así quién se atreve a informar?”

La Fundación para la Libertad de Prensa se solidariza con emisoras filiales y corresponsales de Caracol y RCN en Arauca. La FLIP solicita a la Policía Nacional y a la Unidad Nacional de Protección brindar las medidas de prevención y protección necesarias para los reporteros afectados y hace un llamado a las autoridades judiciales para que investiguen y judicialicen a los responsables de estas intimidaciones.

Último tweet:

Take a look at @DigitalRightsPK 's “Guidebook on Ethical Journalism for Digital Platforms”, which serves as a handy… https://t.co/L117vJEQCs