REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Personas vinculadas a administración local persiguen a diario colombiano

El pasado martes 1 de abril de 2014 la periodista Diana Giraldo, subdirectora de redacción del diario Vanguardia Liberal de Bucaramanga, reportó a la FLIP amenazas en su contra por vía telefónica. Estas intimidaciones se producen en un contexto de continuo desprestigio de las notas que se publicaban y que eran críticas a la gestión del actual alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez.

La FLIP tuvo acceso a información muy delicada que revelaría un complot orquestado desde personas vinculadas con la administración municipal para desacreditar el ejercicio periodístico que se adelanta desde Vanguardia Liberal. “Bajo un grupo oculto de Facebook, la alcaldía da instrucciones precisas sobre cómo atacar a los columnistas, los editoriales y, por supuesto, cualquier información que no deje bien parado al Alcalde”, precisó Giraldo en una columna titulada 'Alcalde Pastorcito'.

A modo de ejemplo, los comentarios que se incluían en las noticias eran de la siguiente dimensión: En una nota acerca de un paro de taxistas, que es un asunto que interesa a la sociedad, se comentaba: “¿Por qué tanta insistencia del diario Vanguardia Liberal en avivar la llama de la protesta que anuncian los taxistas de la ciudad? ¿Acaso la responsabilidad social del diario radica en hacer del caos el diario vivir de la ciudad?”. Algo similar ocurre en una nota sobre una propuesta de movilidad que avoca por la creación de un tercer carril, “estas obras son necesarias y si no se hacen sí estarían diciendo que no se cumple, por fin un mandatario le pone orden a la ciudad aunque les duela”.

En principio hacer comentarios a noticias que publican los medios de comunicación no es un asunto que pueda considerarse como violación a la libertad de prensa, el panorama cambia cuando ésos comentarios son producto de una acción coordinada que tiene origen en una entidad pública que pretende cambiar, a partir de los comentarios, el imaginario social sobre asuntos que interesan a la comunidad.

A continuación relacionamos algunos mensajes del grupo oculto de Facebook que revelan el complot:

“Según lineamientos del alcalde, transmitidos por Anibal, hoy tenemos que estar pilas en Vanguardia”.

“ya sabemos que en unos minutos la cosa va a estar fea… por eso les dejo lineamientos para trabajar y contrarrestar los mensajes de vanguardia: La idea es que la protesta es injustificada porque ellos hablan de medidas que.. no se han tomado todavía; son decisiones que ya están incluídas en el código nacional de tránsito y si protestan es porque ni las conocen ni las respetan…”. El mensaje continúa hasta con 7 lineamientos más sobre el cómo intervenir en los comentarios para defender la medida del Alcalde.

Para la FLIP este es un caso de gran preocupación, pues una administración municipal tiene de manera permanente los micrófonos abiertos para expresar su postura sobre asuntos que interesan a la comunidad. Un postulado fundamental de la libertad de expresión radica en garantizar “un libre mercado de ideas”, pero no basta con ésa libertad, como bien lo señala Miguel Carbonell los participantes del debate público lo deben hacer actuando de buena fe respecto de las posturas contrarias. Plantear comentarios como si fuesen voces ciudadanas, cuando en realidad son voces institucionales que aprovechan el anonimato de Internet, es actuar maliciosamente en el debate público.

En éste escenario empezó a circular un anónimo de desprestigio y dirigido a varios periodistas de la ciudad de Bucaramanga. Este tipo de situaciones generan una atmosfera que incentiva el riesgo a la integridad de los periodistas y su credibilidad.

En repetidas oportunidades la FLIP ha intentado tomar contacto con el Alcalde Bohórquez pero no ha sido posible. Sin embargo, a través de su cuenta de Twitter el alcalde rechazó las amenazas y desmintió la existencia de un complot.

La FLIP espera de las autoridades una pronta investigación y dada la magnitud de lo sucedido, activará quejas disciplinarias y penales contra las personas que individualizadas parecen estar involucradas en éstos hechos que son violatorios a la libertad de prensa.

Último tweet:

Jineth Bedoya’s work illustrates the everyday activism needed to uphold human rights in #Colombia #HumanRightsDayhttps://t.co/wi6fk97mx4