REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Dos periodistas colombianos en la lista negra del grupo paramilitar

Los periodistas colombianos Leiderman Ortiz Berrio y Edgar Astudillo se encuentran entre las 24 personas amenazadas de muerte por “Los Rastrojos”; sus nombres aparecen en una lista negra firmada por este grupo paramilitar que fue difundida a través de un panfleto el 24 de septiembre de 2014 en Montería, departamento de Córdoba (norte del país).

“Si continúan su proselitismo político, sindicalista, pacifista, izquierdista contra nuestras organizaciones pagarán las consecuencias […] Nuestra paciencia tiene límite". En estos términos el grupo paramilitar “Los Rastrojos” amenazó a los periodistas Leiderman Ortiz Berrio y Edgar
Astudillo, acusándolos de ser “agitadores”. Los nombres de estos dos periodistas forman parte de los 24 que aparecen en la lista negra, en la que se incluye los de varios dirigentes políticos y activistas. Este tipo de amenaza es una práctica de intimidación característica de los grupos paramilitares y de los narcotraficantes en Colombia. Varios periodistas ya han sido considerados “objetivos militares” por estas bandas criminales.

Leiderman Ortiz Berrio es director de La Verdad del Pueblo, un semanario que aborda la corrupción y la violencia en la región del Bajo Cauca, en el norte del país. El periodista recibe amenazas a menudo. En 2010 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Estado colombiano que le otorgara medidas cautelares. Desde entonces, Leiderman Ortiz Berrie, quien aún vive en Caucasia, en el departamento de Antioquia, cuenta con la protección de tres guardaespaldas y viaja a bordo de un vehículo blindado. En lo que respecta a Edgar Astudillo, también goza de medidas de protección brindadas por el gobierno. En 2009 el periodista publicó varios reportajes sobre la banda criminal “Los Paisas”. Amenazado, tuvo que dejar Montería, capital del departamento de Córdoba (norte). Regresó en 2011, actualmente dirige un programa en la estación local Radio Panzenú.

“Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades a emprender una minuciosa investigación sobre la publicación de esta lista negra y a perseguir a los responsables de esta nueva campaña de terror en el norte del país”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de la organización. “Innegablemente estas medidas de protección son necesarias, pero las autoridades deben ir más allá y combatir sistemáticamente la impunidad, para garantizar la seguridad de los periodistas que arriesgan su vida a diario para informar a la sociedad sobre temas delicados”, agregó.

Leiderman Ortiz Berrio pidió a la Unidad Nacional de Protección (UNP) que reevalúe las medidas de seguridad otorgadas a su familia y a decenas de periodistas amenazados en el país. Recientemente asistió al entierro de su colega, el periodista Luis Carlos Cervantes, asesinado el 12 de agosto de 2014 en el departamento de Antioquia, supuestamente por el grupo paramilitar “Los Urabeños”.

Colombia se encuentra en el lugar 126, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras publicada el 12 de febrero pasado.

Último tweet:

IFEX, @APC_News & 64 CSOs urge the #HRC36 to monitor criminalization of #digital comms https://t.co/9mHCdLXHJi @EFF @isik5 @AmnestyEU