REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

IFEX pide justicia para la periodista colombiana Jineth Bedoya tras el reciente mal manejo de su caso

Jineth Bedoya tomando apuntes bajo la vigilancia de un guardaespaldas  en diciembre de 2000.
Jineth Bedoya tomando apuntes bajo la vigilancia de un guardaespaldas en diciembre de 2000.

Arianna Cubillos/Associated Press

ATTN:
Eduardo Montealegre Lynett, Fiscalía general de la Nación
Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia

CC:
La Fundación para la Libertad de Prensa
Jineth Bedoya Lima


Estimado Dr Montealegre,

Los miembros de IFEX, la red mundial de 95 organizaciones dedicadas a la promoción y defensa de la libertad de expresión, le escriben con preocupación sobre las decisiones tomadas por la Fiscalía en el caso del secuestro, tortura y violación de la periodista Jineth Bedoya.

Si bien la decisión de volver a arrestar a Alejandro Cárdenas Orozco por los actos horribles cometidos contra la periodista el 25 de mayo de 2000es positiva, no deja de ser una corrección mínima a un grave error y la confusión que envolvió el caso de Jineth en los últimos días indica la necesidad de asegurar que tales crímenes sean procesados de manera oportuna para asegurar que haya efectivamente un avance en la prevención de los ataques en contra de la prensa en Colombia.

Jineth Bedoya es una reconocida periodista colombiana que, en el momento de su ataque, investigaba para el periódico El Espectador los incidentes violentos que involucraban a funcionarios estatales y grupos paramilitares en una prisión de máxima seguridad. Jineth fue secuestrada en la cárcel por un grupo de tres asaltantes, drogada y llevada a un lugar remoto donde fue golpeada y violada en repetidas ocasiones antes de ser abandonada en un vertedero de basura en la carretera.

En agosto de 2011, Alejandro Cárdenas Orozco, ex combatiente paramilitar, confesó haber cometido los crímenes contra Jineth Bedoya en represalia por su trabajo periodístico. La confesión fue proporcionada a cambio de la reducción de la sentencia bajo el programa judicial "Justicia y Paz" que busca fomentar la reconciliación.

Aunque Cárdenas le haya solicitado el perdón en varias oportunidades a Jineth y que Jineth lo haya identificado positivamente como a uno de sus atacantes, en agosto de 2013 Cárdenas se retractó de su testimonio. Luego de haber previamente asegurado que la confesión de Cárdenas constituía un paso positivo hacia la justicia, la decisión de su oficina de poner fin a la investigación el 01 de junio de 2015, fue un inesperado e impresionante retroceso.

Alivia en alguna medida saber que después de revisar el caso, su oficina ha revertido esta decisión y ha colocado nuevamente a Cárdenas bajo custodia. También celebramos su declaración que le da "... plena credibilidad al testimonio de Jineth Bedoya " y reafirma su "... compromiso institucional para combatir la violencia sexual y realizar todas las acciones para evitar la impunidad".

Este es un paso importante en la lucha contra la impunidad, ya que las consecuencias de permitir que no se haga justicia en el caso de Jineth sólo servirían para perpetuar el ciclo de la violencia contra los medios de comunicación en Colombia.

Sin embargo, la aparente falta de coordinación notada dentro de la oficina de la Fiscalía General ha expuesto Jineth Bedoya a la re-victimización, y aún resta mucho más trabajo para asegurar que los otros autores sean llevados ante la justicia. Como miembro colombiano de IFEX, La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) ha dicho que esta decisión sólo debe ser vista como "... el principio del camino para poner fin a 15 años de impunidad".

Como tal, IFEX insta al Poder Judicial de la República de Colombia y la Oficina de la Presidencia a estar a la altura de sus compromisos asumidos con el fin de garantizar que la justicia esté completamente servida y fomentar un ambiente de seguridad para los periodistas y trabajadores de los medios. Llamamos a estas partes a:

  • Agilizar los procedimientos en contra de Alejandro Cárdenas Orozco y continuar con los otros autores del atentado contra Jineth Bedoya, que tuvo lugar el 25 de mayo de 2000 de acuerdo con las características de Crimen de Lesa Humanidad;
  • Cumplir con toda solicitud formulada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para ayudarles en su investigación regional del caso de Jineth Bedoya, referidos por el miembro de IFEX la Fundación para la Libertad de Prensa, el 3 de junio de 2011;
  • Asegurarse de que la ley de Justicia y Paz, junto con otras ofertas de amnistía bajo el proceso de reconciliación de Colombia, no se extiendan a los que hayan cometido graves violaciones contra periodistas y trabajadores de los medios;
  • Garantizar la seguridad de Jineth Bedoya, testigos, familiares y demás intervinientes o posibles afectados por éste proceso judicial.

Firmado,

Último tweet:

ONUy @CIDH condenan uso excesivo de la fuerza durante las protestas sociales en #Brasil https://t.co/A9fxEcmJc3 @abraji @ONU_es @OEA_oficial