REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Jineth Bedoya y Jaime Garzón: La impunidad en Bogotá, Colombia

Este artículo fue publicado originalmente en flip.org.co el 15 de diciembre de 2015.

Ayer, lunes 14 de diciembre, el edificio de los juzgados especializados de Bogotá tenía planeado adelantar dos audiencias de juicio simultáneas en casos de crímenes contra periodistas: el juicio del exsubdirector del DAS por el asesinato de Jaime Garzón y el inicio de la audiencia de juzgamiento contra el paramilitar Mario Jaimes Mejia alias “El Panadero” por el secuestro, tortura y violencia sexual a Jineth Bedoya. Las audiencias citadas para las 9 de la mañana fueron aplazadas. La impunidad ya no sorprende, pero si profundiza la decepción en el sistema judicial y se vuelve irónica cuando tanto Jineth Bedoya como Marisol Garzón (hermana de Jaime Garzón) están en La Habana asistiendo a la presentación del acuerdo sobre víctimas de la mesa de negociación de paz.

Son ya cuatro los aplazamientos que sufre el inicio del juicio contra el panadero, son 8 meses desde que el juzgado tomó conocimiento del caso y 15 años esperando justicia en el caso de Jineth Bedoya. La razón en esta oportunidad fue una comunicación del INPEC que, a pesar de estar enterado de la diligencia con más de dos meses de antelación, un día antes informó que no trasladaría al procesado Mario Jaimes Mejía argumentando falta de presupuesto. De nada sirve los tímidos y tardíos avances judiciales si las autoridades carcelarias no proveen soluciones para que la justicia opere.

16 años han pasado desde el asesinato de Jaime Garzón, 6 años desde que el exdirectivo del DAS José Miguel Narváez fue vinculado a la investigación, 4 desde que inició el juicio en su contra y los alegatos de conclusión llevan 7 meses en curso y no pudieron continuarse porque Narváez revocó poder a su abogado de confianza, una estrategia de dilación tan vieja como efectiva.

Los casos de Jineth Bedoya y Jaime Garzón tienen muchos elementos el común, tanto en cuanto a os perpetradores, como en el tiempo y los móviles por los que fueron perpetrados, la impunidad también les acompaña. El Estado Colombiano lleva a cuestas demandas internacionales por los dos casos ante la Comisión interamericana de Derechos Humanos, instancias en las que no sale bien librado, entre otras cosas por la impunidad.

Hoy 15 de diciembre, Jineth Bedoya y Marisol Garzón están en La Habana asistiendo a la presentación del acuerdo sobre víctimas y es importante resaltar la ironía de soportar años de impunidad a la par que se les reconoce como historias de vida emblemáticas en el marco del proceso de paz. La FLIP hace un público reconocimiento a la larga lucha, muchas veces solitaria, de estas dos mujeres a quienes la violencia contra la prensa y la búsqueda de justicia les hace coincidir en un momento de gran importancia para el país.

La Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP – rechaza el aplazamiento de las dos audiencias y exige a las autoridades judiciales celeridad en el curso de los procesos. De igual forma la FLIP respalda la solicitud del Juez Quinto especializado (a cargo de caso Bedoya) de compulsar copias para abrir investigaciones contra el INPEC con el fin de esclarecer que estos aplazamientos no obedezcan a un acto deliberado de torpedear el inicio del juicio.

La FLIP lamenta que a pesar de la relevancia pública de los casos persistan los obstáculos judiciales que se han acentuado durante el año 2015 y finalmente hace un llamado a la sociedad en general a estar atentos de que los posibles escenarios que surjan a partir del proceso de paz velen por la verdad, la justicia y la reparación de una manera pronta y efectiva.

Vídeo: Jineth Bedoya dialoga con Marisol Garzón, periodista y hermana de Jaime Garzón

Último tweet:

Turkey: detention of philanthropist Osman Kavala escalates attacks against civil society https://t.co/rVbFlLlg9h… https://t.co/9K3zmhOtqV