REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Cuatro periodistas agredidos en medio del paro de transportadores en Colombia

Este artículo fue publicado originalmente en flip.org.co el 14 de julio de 2016.

La Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP – rechaza los ataques físicos y verbales que se han cometido contra varios reporteros durante las manifestaciones del paro de transportadores en diferentes regiones del país.

El pasado jueves 7 de julio dos periodistas de Manizales, Yesid López y Albeiro Giraldo, fueron agredidos durante las protestas que se realizaron en la ciudad. Cuando los manifestantes se encontraban en la Plaza de Bolívar haciendo sonar la bocina de sus vehículos, López se acercó a uno de ellos para indagar por qué lo hacían. El conductor respondió enfurecido, trató al periodista de guerrillero e incitó a sus compañeros para que lo golpearan.

Giraldo, corresponsal de CM& en Manizales, se acercó para proteger a López y registrar con su cámara las agresiones. En ese momento los manifestantes atacaron por la espalda al camarógrafo, le dañaron su equipo de trabajo y lo empujaron hacia el tumulto donde estaban agrediendo a López. Habitantes del sector ayudaron a los dos reporteros y los mantuvieron a salvo en uno de los establecimientos comerciales del sector.

En otros lugares del país como Bogotá y Boyacá, también se han presentado agresiones contra la prensa. Varios corresponsales de la FLIP han reportado ataques y obstrucciones al trabajo periodístico, especialmente en contra de los reporteros de RCN y Caracol.

La FLIP expresa su preocupación por los hechos ocurridos durante las últimas manifestaciones y espera que se garantice el derecho a la libertad de prensa en las jornadas de los próximos días. Al respecto, los relatores especiales de libertad de expresión de la ONU y de la CIDH hicieron un llamado a las autoridades en 2013 “El Estado tiene el deber de garantizar que los periodistas y comunicadores que se encuentran realizando su labor informativa en el marco de una manifestación pública no sean detenidos, amenazados, agredidos o limitados en cualquier forma en sus derechos por estar ejerciendo su profesión.”

En 2013 la FLIP registró, en un periodo de 75 días, 44 agresiones contra periodistas que cubrían manifestaciones. La Fundación le hizo un llamado a la Fuerza Pública, responsable del 75% de los ataques, para que brindara las garantías necesarias para el desarrollo del oficio.

En el mismo sentido, la FLIP le recuerda a los manifestantes que el retiro del escenario noticioso, el decomiso de equipos y la obstrucción al cubrimiento periodístico constituyen hechos graves de censura previa, prohibida por la constitución política de Colombia. Es importante tener en cuenta que las manifestaciones sociales representan expresiones de alto interés público sobre las cuales la sociedad necesita estar informada.

La FLIP hace un llamado a la Asociación Colombiana de Camioneros para que se pronuncien sobre los hechos ocurridos, rechacen las agresiones de las que fueron víctimas los reporteros y asuman el compromiso de no repetición durante las futuras jornadas del paro.

La FLIP recomienda que durante el cubrimiento de las manifestaciones, los periodistas usen vestimenta que los diferencie de la fuerza pública, respeten los cordones de seguridad dispuestos por las autoridades y procuren mantenerse como observadores de la protesta.

Último tweet:

Watch @GuyVerhofstadt take down Hungary's authoritarian PM Orbán in the European Parliament https://t.co/54dYDBSw2w… https://t.co/BjaecL7kap