REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Víctima nuevamente: la periodista colombiana Jineth Bedoya fue llamada al estrado por 12ª vez

La periodista Jineth Bedoya ha tenido que relatar más de 11 veces su secuestro, tortura y agresión sexual a manos de paramilitares colombianos. El 1ro de marzo, deberá testificar nuevamente. IFEX y FLIP están llamando a la Procuraduría General de Justicia de Colombia, a la CIDH y al juez que supervisa el juicio para asegurarse de que esta vez se haga justicia.

Pedro Vaca de FLIP y Jineth Bedoya Lima al 157 Período Ordinario de Sesiones de la CIDH
Pedro Vaca de FLIP y Jineth Bedoya Lima al 157 Período Ordinario de Sesiones de la CIDH

IFEX - la red mundial de defensa y promoción de la libertad de expresión - y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) están pidiendo justicia en el juicio contra los presuntos autores de crímenes contra la periodista Jineth Bedoya Lima.

Jineth Bedoya es una periodista colombiana y activista de derechos humanos, conocida por informar sobre los grupos paramilitares de Colombia y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). En 2000 fue secuestrada, torturada y agredida sexualmente por paramilitares. Luego en 2003, fue secuestrada por las FARC. La historia de Bedoya se ha convertido en sinónimo de la impunidad y la corrupción que está arraigada en el sistema judicial colombiano; Su lucha se presenta como un caso emblemático en la campaña No Más Impunidad de IFEX.

La fiscalía ha sido negligente en la presentación de pruebas: los testimonios que son fundamentales para el caso, así como los análisis médicos, se presentaron 10 años después de que los crímenes fueran cometidos. Desde 2012, tres ex paramilitares han sido acusados como parte del proceso penal. Sin embargo, al año 2016, sólo dos de ellos han sido sentenciados por el secuestro de Jineth, y sólo uno por el delito de agresión sexual. Ninguno de los cerebros criminales detrás de los ataques ha sido procesado.

En los casi 17 años en que el poder judicial se ha dedicado a investigar y procesar ineficazmente estos crímenes, varias personas involucradas -tanto perpetradores como testigos- han muerto o eludido a las autoridades. Varios funcionarios estatales vinculados a los crímenes no han sido procesados. Esto es indicativo del hecho de que las dos sentencias dictadas hasta el momento en el caso no son suficientes para exponer la verdad completa y lograr que se haga justicia.

La investigación sobre la agresión sexual cometida contra Bedoya ha carecido de diligencia y ha incumplido las normas internacionales que deben respetarse al investigar este tipo de delito.

En los casi 17 años en que el poder judicial se ha dedicado a investigar y procesar ineficazmente estos crímenes, varias personas involucradas han muerto o eludido a las autoridades.

Hasta la fecha, Bedoya ha ofrecido más de 11 declaraciones y relatos de lo que le sucedió. En múltiples ocasiones, ha tenido que describir lo ocurrido en mayo de 2000 y los actos de violencia sexual cometidos en su contra. En agosto de 2016, tanto el fiscal del caso contra los presuntos autores Alejandro Cárdenas Orozco y Jesús Emiro Pereira, como la defensa, solicitaron un nuevo testimonio de la víctima. El juez aceptó esta solicitud, y el 1ro de marzo de 2017, Bedoya volverá a testificar.

Esta revictimización y el hecho de que Bedoya deba volver a contar la historia de su secuestro, tortura y agresión sexual frente a sus agresores, ignora las normas nacionales e internacionales que protegen los derechos de las mujeres víctimas de violencia sexual. A pesar de esto -y además del sufrimiento físico y emocional que esta situación le ha causado- Bedoya ha decidido testificar una vez más para sentar un precedente sobre los errores que el Estado colombiano ha cometido en su caso, así como en muchos otros juicios relacionados con la violencia sexual.

Teniendo en cuenta la gravedad de estos hechos que perpetúan la impunidad en el caso de la periodista Jineth Bedoya Lima, y la revictimización que esto ocasiona, IFEX le pide a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que dé una postura clara y pública sobre estos asuntos y a la Fiscalía General de la Nación que garantice que se haga justicia. Esperamos que este caso avance positivamente hacia el reconocimiento de la verdad y la condena de todos los autores materiales e intelectuales involucrados, incluyendo a todos los funcionarios y ex funcionarios del Estado.

Cordialmente,

Último tweet:

Coalition of press freedom groups condemns court ruling against VICE journalist https://t.co/COt40c73Pk #Canada @canadaCJFE @BMakuch