REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Tres periodistas arrestados por hacer público informe sobre corrupción

Tres periodistas de Costa de Marfil quienes se negaron a revelar sus fuentes, tras publicar detalles sobre la un reporte gubernamental sobre la corrupción en el comercio de café y cocoa, fueron arrestados el 13 de julio, reporta la Fundación de Medios para África Occidental: (MFWA), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI).

Los periodistas publicaron una nota de primera plana en el diario privado "Le Nouveau Courrier" haciendo pública la información del informe gubernamental sobre 23 figuras de la industria acusadas de corrupción en una investigación en curso ordenada por el presidente Laurent Gbagbo en 2007.

El editor gerente Stéphane Guédé, el redactor de noticias Théophile Kouamouo y el redactor en jefe Saint-Claver Oula fueron arrestados el mismo día que el artículo fue publicado y fueron acusados de robar documentos confidenciales. La policía allanó las oficinas del periódico en busca del informe publicado.

La ley de Costa Marfil no permite penalidades criminales o detenciones previas a un juicio a periodistas; sin embargo, para delitos de publicación, el robo de documentos secretos lleva una sentencia de cárcel, informa IPI. Los periodistas fueron acusados formalmente el 16 de julio de "robo de documentos administrativos", lo cual lleva una pena de hasta 10 años de cárcel. Saint-Claver Oula comenzó una huelga de hambre se ha negado a recibir medicamentos a pesar de sufrir un mal estomacal al momento de su arresto, dice el CPJ.

El 16 de julio, grupos de medios en una conferencia de prensa en Abidjan, la capital, han amenazado con publicar el informe completo de la presunta malversación en sus medios respectivos si los tres periodistas no son liberados.

En la corte el 20 julio, el fiscal solicitó una sentencia de un año en la cárcel y una multa de 15,250 euros para cada periodista, y que el diario sea suspendido y la confiscación de la computadora utilizada para escribir la nota.

"Los periodistas tienen el derecho de rehusar revelar sus fuentes, cuando esto sea en el interés del público", dijo el IPI. "Este derecho es la piedra angular de la profesión".

En otro caso, el periodista Guy-André Keiffer fue secuestrado en 2004 mientras investigaba sobre la corrupción en la industria de la cocoa. Sigue desaparecido.

Último tweet:

Finlande : des cyber-harceleurs pro-Kremlin jugés pour avoir mené des campagnes de diffamation contre une journalis… https://t.co/uRemWi2oPs