REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Funcionarios prohíben nuevas emisiones tras caos electoral

Filas para votar en las elecciones de este año en Costa de Marfil
Filas para votar en las elecciones de este año en Costa de Marfil

Monica Mark/IRIN

Las autoridades en Costa de Marfil prohibieron algunas emisiones noticiosas internacionales y bloquearon el movimiento de los medios en el caos que siguió a las elecciones presidenciales, informan la Fundación de Medios para África Occidental (MFWA), Reporteros sin Fronteras (RSF), Human Rights Watch y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Tanto el candidato oficial como el líder de la oposición se declararon vencedores.

En una declaración oficial difundida por el canal de TV controlado por el gobierno RTI el 2 de diciembre, el Consejo Nacional de Radio y TV anunció "la suspensión inmediata de las señales de todas las estaciones de noticias de radio y TV que transmite el servicio de satélite Canal+ Horizon" para "preservar la paz social, que fue agitada gravemente".

El anuncio llegó unas cuantas horas después de que France 24, África 24 y otras estaciones difundieron los resultados, en los cuales el político de la oposición Alassane Ouattara fue declarado ganador con 54 por ciento de los votos. El Tribunal Constitucional declaró inválida inmediatamente la victoria de Ouattara y dijo que el Presidente Laurent Gbagbo había obtenido 51 por ciento de la votación.

Según informes noticiosos, Gbagbo desafió la presión internacional de EE. UU., Francia y la ONU para reconocer la derrota y se envolvió en la bandera nacional cuando rindió juramento por otro periodo. Horas después, Ouattara anunció que también había rendido su propio juramento.

"Esta abrupta decisión limita el acceso de los ciudadanos de Costa de Marfil a las noticias en un momento en que están pasando muchas cosas en su país", dijo RSF. "Dudamos que simplemente cerrar los medios extranjeros sea la respuesta adecuada al descontento social que enfrenta actualmente Costa de Marfil".

RSF, que había estado monitoreando las elecciones durante meses, había encomiado antes los enormes esfuerzos hechos por los medios y las autoridades reguladoras de medios del país para ofrecer una cobertura equilibrada y profesional de la campaña presidencial. Así, RSF dice que "lamenta todavía más que la tensión que rodea los resultados haya producido un retroceso a formas represivas superadas con respecto a la libertad de palabra y el acceso a la información".

Este año, las autoridades suspendieron las emisiones vía satélite de France 24 después de que informó sobre la violenta supresión de las manifestaciones de oposición por parte de las fuerzas de seguridad, informa el CPJ.

Las largamente esperadas elecciones presidenciales de Costa de Marfil buscaban restaurar la estabilidad en el que alguna vez fue uno de los más prósperos países de África. En lugar de eso, la violencia tenido lugar: el 4 de diciembre, partidarios de Ouattara tomaron las calles, incendiando neumáticos y una mesa en un vecindario.

"el riesgo de violencia entre simpatizantes de las dos partes, así como la represión de las fuerzas de seguridad contra partidarios reales o supuestos de Ouattara, es muy elevado", dijo Human Rights Watch.

Según RSF, dos periodistas del diario de oposición "Le Mandat" fueron golpeados el 2 de diciembre en el cuartel general de la Guardia Republicana antes de ser liberados.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Mujeres periodistas fueron agredidas en la apertura de edificio presidencial https://t.co/NzEgznMR4P @ANPBOLIVIA #Ataques