REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Grupos políticos exigen represalias contra sus críticos

Los ataques contra los medios aumentaron en Costa de Marfil con un empleado de los medios muerto cuando suportes del candidato presidencial de oficial Laurent Gbagbo y su rival Alassane Ouattara atacaron a empresas de medios de comunicación y periodistas partisanos, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), la Fundación de Medios para África Occidental (MFWA) y Reporteros sin Fronteras (RSF). El combate por el poder amenaza llevar a una guerra civil plena.

El 28 de febrero, Marcel Legré, un empleado del taller de impresión de La Refondation, que publica el periódico que apoya a Gbagbo "Notre Voie", fue sacado a rastras de su casa en Koumassi por militantes armados con machetes que lo atacaron hasta matarlo, informan los miembros. Según la edición del 1 de marzo de "Notre Voie", Legré fue asesinado porque trabajaba para La Refondation.

El mismo día, nueve periódicos que apoyan a Ouattara suspendieron su publicación indefinidamente y mencionaron "amenazas y acoso" de la administración de Gbagbo y las fuerzas de seguridad, dicen los miembros.

Los acontecimientos ocurrieron tras la decisión del viernes del Consejo Nacional de Prensa, el organismo regulador de los medios impresos, controlado por Gbagbo, de suspender el diario que apoya a Ouattara "Le Nouveau Réveil", durante una semana debido a su edición del 22 de febrero, que afirmaba que personas leales e Gbagbo habían usado granadas impulsadas por cohetes contra partidarios de Ouattara durante una manifestación el día anterior. El consejo dijo que las fotos explícitas de los manifestantes muertos que publicó el periódico equivalían a "justificar la violencia e incitación a la revuelta", informa el CPJ.

El consejo además impuso multas de 1 a 2 millones de francos centroafricanos (US$2,100 a $4,200) a los diarios que apoyan a Ouattara "Le Patriote", "Nord-Sud" y "Le Jour Plus" por publicar las mismas fotos, dicen los miembros.

Desde que Gbagbo se negó a ceder el poder a Ouattara, a quien los observadores internacionales reconocieron como ganador de las elecciones presidenciales de noviembre de 2010, las fuerzas de Gbagbo han atacado a partidarios reales y supuestos de Ouattara, usando fuerza excesiva y con frecuencia letal contra manifestantes en su mayor parte pacíficos, sostiene Human Rights Watch. Este tenso punto muerto político y militar podría llevar a otra guerra civil, como la que dividió al país en un norte en poder de los rebeldes y un sur controlado por el Gobierno en 2002.

En otro incidente, el 27 de febrero, varios hombres armados destruyeron una estación de difusión que albergaba un transmisor de la estatal Radiodiffusion Télévision Ivoirienne (RTI), controlada por Gbagbo, y mataron a un técnico y a otras dos personas.

Último tweet:

Handbook on internet shutdowns in India launched by @SFLCin https://t.co/Tc2uA6ETrF "Internet shutdown is being wa… https://t.co/iHhEKv2PNM