REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Durante escalada de violencia, los medios quedan atrapados en fuego cruzado

Abidjan, marzo de 2011: Pasajeros en una estación de autobuses buscan huir de la cada vez más grave lucha postelectoral
Abidjan, marzo de 2011: Pasajeros en una estación de autobuses buscan huir de la cada vez más grave lucha postelectoral

IRIN/Alexis Adélé

Los medios son una de las bajas en el sangriento enfrentamiento político en Costa de Marfil, pues los periodistas se enfrentan a ataques y amenazas de ambos lados y el destino de la difusora del estado está por decidirse, informan la Fundación de Medios para África Occidental: (MFWA), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). A consecuencia del caos en Abidjan, no se han distribuido periódicos desde el 31 de marzo, informa RSF.

La salida del exdirigente Laurent Gbagbo parece inminente, dicen los informes noticiosos, aunque las negociaciones de las Naciones Unidas y Francia no han asegurado que ceda el poder. Hasta ahora, el Gobierno y sus simpatizantes han estado atacando a los medios críticos a Gbagbo, mientras los combatientes rebeldes que respaldan a su rival Alassane Ouattara, respaldado por la ONU, también han acosado a periodistas. Los ataques a la prensa se han intensificado en la batalla por la capital económica, Abidjan. Human Rights Watch está pidiendo a Ouattara que garantice que en los combates sus tropas no cometan represalias ni otros abusos contra civiles ni partidarios de Gbagbo.

Más recientemente, las fuerzas leales a Ouattara, quién cuenta con el reconocimiento internacional por haber ganado las elecciones presidenciales de noviembre de 2010, anunciaron que asumieron el control de la sede en Abidjan de la estación de propiedad estatal Radio-Télévision Ivoirienne (RTI) el 31 de marzo y cortaron su señal. Según fuentes leales a Ouattara, RTI tuvo que recurrir difundir su señal desde un camión de difusión en Abidjan. Pero la gente de Gbagbo niega esas afirmaciones e insiste en que su bando sigue controlando RTI.

"La propaganda y los llamados públicos a los ciudadanos de Costa de Marfil a movilizarse están complicando esos rumores y misterios respecto a quien controla RTI y dónde se encuentra Laurent Gbagbo", afirmó RSF. "Los feroces combates callejeros están acompañados por una guerra total de comunicación e información. Advertimos a las fuerzas participantes contra usar los medios para emitir mensajes de contra las fuerzas opositoras o grupos civiles".

Según RSF, las fuerzas de paz francesas y de la ONU atacaron a RTI desde el aire el 4 de abril, supuestamente para destruir sus antenas. RSF está pidiendo al Gobierno francés que ofrezca una explicación inmediata. "Según el derecho internacional, si ni siquiera un medio noticioso que una fuerza enemiga esté usando como medio de propaganda constituye un blanco militar legítimo. Está protegido al igual que cualquier construcción civil", dijo RSF.

Los periodistas se enfrentan a amenazas, intimidación y ataques que han obligado a muchos a elegir adoptar una cobertura partisana o huir a un sitio seguro, lamenta el CPJ. "Aquí, estamos en una situación en la que si uno no forma parte de un bando, uno está contra ese bando. Uno debe mostrar que tomó parido"; declaró el reportero Stéphane Goué al CPJ. Goué, un líder del Comité de Costa de Marfil para la Protección de los periodistas, pasó a ocultarse el mes pasado tras recibir amenazas relacionadas con sus declaraciones públicas sobre las restricciones de medios.

MFWA informa que el prominente periodista de investigación André Silver Konan, un crítico de Gbagbo, también se está ocultando después de un intento de secuestro perpetrado el 8 de marzo por jóvenes partidarios de Gbagbo.

El personal del diario a favor de Ouattara "Nord-Sud" declaró al CPJ que habían sido amenazados e intimidados tras el secuestro del conductor del periódico Ouattara Yacouba, quien ha estado desaparecido desde que fue detenido por hombres armados y encapuchados que usaban brazaletes de la policía mientras salía de su oficina el 22 de febrero. El 13 de marzo, hombres armados irrumpieron en las oficinas del periódico, supuestamente en busca de armas.

Mientras tanto dos reporteros que estuvieron detenidos por la policía y torturados dese su arresto el 28 de enero fueron liberados, informan MFWA y RSF. Aboubacar Sanogo y Yayoro Charles Lopez Kangbé, periodistas para Télévision Notre Patrie (TVNP) habían sido acusados de "rebelión" y "amenazar la seguridad nacional". TVNP apoya a los rebeldes de Nueva Fuerza, que han controlado el norte desde 2002 y en general han respaldado a Ouattara. Las fuerzas de Ouattara abrieron las puertas de la principal prisión de Abidjan el 31 de marzo y liberaron a los internos, entre ellos los periodistas.

Pero los periodistas y las salas de redacción siguen sitiados. RSF informa que alrededor de 20 periodistas extranjeros fueron bloqueados en el Hotel Novotel de Abidjan el 4 de abril, cuando el hotel fue allanado por pistoleros. Otros periodistas en Abidjan fueron confinados a sus casas debido a la violencia en las calles, sostiene RSF.

Jóvenes partidarios de Gbagbo armados y vestidos con uniformes militares incendiaron Téré FM, una estación de radio comunitaria n Abidjan, el 16 de marzo, según el CPJ. El director de Téré FM, Mahmoud Tangara, dijo al CPJ que la estación no cubría los temas políticos y habían estado difundiendo sólo anuncios de servicio público de la Cruz roja desde mediados de febrero, pero que el ataque pudo haber sido motivado por el apoyo político del propietario para Ouattara. Las fuerzas de seguridad de una comisaría adyacente a la estación no intervinieron para detener el ataque, dijo Tangara.

El 15 de marzo, fuerzas de seguridad leales a Gbagbo rodearon las oficinas del diario simpatizante de Ouattara " L'Intelligent d'Abidjan", e impidieron la publicación de la edición del 16 de marzo, dice el MFWA. El mismo día, cuatro rebeldes armados detuvieron a punta de pistola a un vehículo perteneciente al grupo de medios Olympe, editor de los periódicos privados "Soir Info" y "L'inter" y la revista "Star", informa el CPJ.

MFWA informa que el 18 de marzo al diario simpatizante de Ouattara "Le Jour Plus" se le prohibió publicar durante 26 días por "injuriar" y "humillar" al "jefe de estado" (Gbagbo) por publicar declaraciones de altos oficiales del Gobierno de Ouattara.

Algunos editores están publicando en línea para burlar las frecuentes prohibiciones y bloqueos a los periódicos simpatizantes con Ouattara. MFWA informa que los editores de los diarios "Le Nouveau Réveil" y "Le Repère" están comenzando una versión en línea en http://www.abidjan.net uno de los sitios de noticias más visitados por los ciudadanos de Costa de Marfil, en el país y en el extranjero.

Desde que Gbagbo rechazó los llamados para abandonar el poder, Human Rights Watch documentó un periodo de cuatro meses de abusos extendidos contra civiles; entre ellos asesinatos, desaparición forzada, violaciones con motivación política u uso ilegal de la fuerza contra manifestantes. Casi todos fueron perpetrados por fuerzas leales a Gbagbo contra simpatizantes reales o supuestos de Ouattara, así como inmigrantes de África Occidental y musulmanes, acusa Human Rights Watch. Cerca de 500 personas han perdido la vida, según cálculos de las Naciones Unidas.

Último tweet:

Easy resources for navigating the ‘post-truth’ era: @SEENPM_org makes some suggestions. https://t.co/VGhxZyEo6G… https://t.co/LjZAsLdAI7