REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista de Cubanet condenado a cuatro años de prisión incondicional por "peligrosidad social pre-delictiva"

(RSF/IFEX) - RSF condena la detención y el encarcelamiento, el 13 de abril 2007, de Oscar Sánchez Madan, corresponsal del sitio Cubanet en la provincia de Matanzas. Tras un juicio expeditivo, al periodista le condenaron el mismo día a una pena de cuatro años de prisión incondicional, por "peligrosidad social pre-delictiva". Con esta detención, llegan a ser 26 los periodistas que actualmente se encuentran encarcelados en la isla.

"En la 'primavera negra' de marzo de 2003, encarcelaron a 27 periodistas disidentes. La cifra está a punto de alcanzarse de nuevo con el internamiento de Oscar Sánchez Madan, que eleva a 26 el número de profesionales de la prensa independiente detenidos en la isla. Oscar Sánchez Madan es también el tercer periodista encarcelado desde el acceso a la presidencia de Raúl Castro, el 31 de julio de 2006. No solo no ha cambiado la situación de la libertad de prensa, sino que la supuesta 'peligrosidad' de un ciudadano sirve una vez más de pretexto para privarle de su libertad. Oscar Sánchez Madan ni siquiera ha tenido derecho a un abogado. Su condena es una arbitrariedad", ha declarado RSF.

Corresponsal frecuente del sitio Cubanet, con sede en Miami, Madan, de 44 años, fue detenido por oficiales de la Seguridad del Estado (policía política), en la mañana del 13 de abril en su domicilio de Unión de Reyes, una localidad de la provincia de Matanzas (a 100 kilómetros al este de La Habana). La noticia no se supo hasta pasados cuatro días, y la hizo pública la Comisión Cubana para los Derechos Humanos y la Reconciliación Nacional (CCDHRN), una organización considerada ilegal pero tolerada por el gobierno cubano.

Inmediatamente después de detenerle, al periodista le juzgaron a puerta cerrada, en ausencia de su familia y sin posibilidad de que le defendiera un abogado. El tribunal municipal de Unión de Reyes le condenó a cuatro años de prisión incondicional, por "peligrosidad social pre-delictiva". Según esa disposición del código penal cubano, cualquier ciudadano, aunque no haya cometido ningún delito, puede ir a la cárcel en nombre de la supuesta amenaza que representa para la sociedad.

Los otros dos periodistas encarcelados desde la llegada al poder de Raúl Castro también han sido condenados por este motivo. A Raymundo Perdigón Brito, de la agencia Yayabo Press, le cayeron cuatro años de cárcel el 5 de diciembre de 2006 (ver la alerta de IFEX del 6 de diciembre de 2006), y tres a Ramón Velázquez Toranso, de la agencia Libertad, el 23 de enero de 2007 (ver las alertas del 16 de marzo y 5 de febrero de 2007).

Madan fue trasladado inmediatamente después del juicio a la penitenciaría de Combinado del Sur, en Matanzas.

Último tweet:

Finlande : des cyber-harceleurs pro-Kremlin jugés pour avoir mené des campagnes de diffamation contre une journalis… https://t.co/uRemWi2oPs