REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Repugnante amenaza de ejecución ante periodista cubano

Este artículo fue publicado originalmente en sipiapa.org el 20 de junio de 2015.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) recibió con grave preocupación una carta del periodista cubano Lázaro Yuri Valle Roca, en la que denunció el acoso del que son víctimas los reporteros independientes de la Isla.

“Parece que poco o nada ha cambiado en Cuba en materia de libertades de expresión y de prensa. El régimen de los hermanos Castro mantiene el cerrojo tan firme como siempre para controlar en forma absoluta el flujo de las informaciones”, reaccionó el presidente de la SIP, Gustavo Mohme, director del diario La República de Perú.

En su misiva, Valle Roca detalló los arrestos que ha sufrido en la última semana luego de documentar en videos y fotos la represión sufrida por las “Damas de Blanco” con posterioridad a su peregrinación dominical por la 5ª Avenida, en la zona oeste de La Habana.

El reportero describió la persecución a la que ha sido sometido junto con sus colegas, en la que se incluye el arresto durante “varios días sin actas de detención ni de ocupación de nuestras pertenencias”.

La confiscación de los materiales de trabajo forma parte del aparato de coacción, al serle retirados sus “teléfonos celulares, cámaras fotográficas y memorias USB” de los que muchas veces la policía política procede a “borrar el contenido”.

En su carta a la SIP, difundida también por correo electrónico y en varios sitios de Internet, Valle Roca hizo hincapié en la “amenaza verbal y física” que reciben aquellos que ejercen el periodismo de denuncia, quienes muchas veces son “esposados con abrazaderas plásticas al punto de interrumpir la circulación sanguínea y el movimiento en las manos”.

El periodista narró lo que a su juicio ha sido el momento de mayor agresión contra su persona, ocurrido el pasado 7 de junio, cuando fue arrestado “aparatosamente por un auto con cuatro militares del Departamento 21 de la Seguridad del Estado, en la 7ª Avenida y 28”.

Sobre lo que ocurrió ese día, Valle Roca dijo: “me esposan y montan en el auto, acostado en el piso. De inmediato, colocaron sus pies encima de mí, para que no me moviera”. Después de un interrogatorio con fuertes amenazas, ocurrido en el cuartel general de la policía política, conocido como “Villa Marista”, los agentes del régimen condujeron al reportero en un auto hacia un lugar apartado.

“El militar que iba a mi derecha se baja, saca su arma (…), me sientan de rodillas, con las manos apoyadas en la tierra y entonces, pone su arma en mi nuca. Luego de unos instantes de silencio, me dice, ya estas alertado de lo que te puede suceder. No vayas más a Santa Rita”.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Liberta de Prensa e Información de la SIP y director del semanario Búsqueda de Uruguay, comentó que “esta repugnante amenaza de ejecución por parte de la policía política cubana resume, por sí sola, el sentimiento de impunidad con que continúan atacando a los ciudadanos cubanos los sicarios de la dictadura”.

En una entrevista con el diario digital independiente 14ymedio, Valle Roca refirió también que la policía enmascaró un operativo represivo en los bajos de su casa, haciéndole creer a los vecinos que él se había suicidado. “Eso lo veo como la historia de una muerte anunciada”, afirmó el reportero, quien con la redacción de la carta de denuncia ha querido “que se incremente la solidaridad con los reporteros y que haya un pronunciamiento para que nos ayuden a seguir dando a conocer lo que está sucediendo y que se logre un compromiso de parte del gobierno”.

En sus declaraciones a 14ymedio, concluyó que siente “como si fuera un reportero de guerra, en una amenaza constante”.

Tanto Mohme como Paolillo manifestaron que “es evidente que la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba no ha provocado el más mínimo cambio en cuanto a la libertad de expresión en la isla”, como lo reclamó la SIP reiteradamente desde que el presidente Barack Obama anunció la normalización de las relaciones.

También reclamaron nuevamente a la comunidad internacional “exigir al régimen cubano respeto por los más elementales derechos de los ciudadanos”, dado que especialmente en América los gobernantes cubanos han comenzado a ser recibidos en las “cumbres” y demás instancias como miembros plenos.

“El cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana, la Convención Americana de Derechos Humanos y la Declaración Universal de Derechos Humanos no pueden ser ignorados por los gobiernos democráticos de la región sólo por razones de pragmatismo políticos”, precisaron.

La SIP anunció que seguirá pendiente de la integridad física de Lázaro Yuri Valle Roca y de sus colegas, además de instar al gobierno cubano a que respete el libre ejercicio de la profesión de periodista y garantice la seguridad de los profesionales de la información.

Último tweet:

Journalist's arrest may be linked to FB post he wrote about president of #Puntland, speculates editor… https://t.co/0R6MqSGXR1