REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La cobertura de las protestas, bajo alta tensión en República Dominicana

Ciudadanos haitianos que trabajan en plantaciones en la República Dominicana marchan hacia su embajada para exigir documentos personales para completar sus solicitudes de ciudadanía
Ciudadanos haitianos que trabajan en plantaciones en la República Dominicana marchan hacia su embajada para exigir documentos personales para completar sus solicitudes de ciudadanía

REUTERS/Ricardo Rojas

Este artículo fue publicado originalmente en rsf.org el 22 de septiembre de 2014.

La muerte del haitiano Yanisel Yan a manos de un policía el 20 de septiembre de 2014 exacerbó los ánimos en la capital de República Dominicana. Los enfrentamientos entre los haitianos que protestaban y las fuerzas del orden estallaron, convirtiendo las calles del barrio 27 de Febrero en un campo de batalla. Al menos tres periodistas fueron heridos cuando cubrían las protestas.

La periodista Yasiris Sánchez, que trabaja para el noticiero televisivo Telesistema, y su camarógrafo, José Cruz, se encuentran entre las víctimas de los enfrentamientos entre cientos de haitianos y la Policía Nacional de República Dominicana registrados en las calles de Santo Domingo el 20 de septiembre pasado. Los dos fueron trasladados al hospital para recibir atención médica. La periodista fue herida gravemente en el brazo izquierdo y José Cruz recibió una pedrada en la frente, por lo que requirió una sutura de más de quince puntos. El camarógrafo del canal Color Visión, Silvino da Silva, también resultó herido.

“Reporteros sin Fronteras condena las agresiones a los periodistas que cubrían las protestas. Tanto los manifestantes como las fuerzas del orden deben respetar el trabajo de los periodistas”, señaló Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de la organización. “Es crucial que un incidente tan grave como el que provocó los enfrentamientos sea cubierto por los medios de comunicación. Las autoridades deben garantizar la protección de los profesionales de la información”, agregó.

Las relaciones entre Haití y República Dominicana se han deteriorado desde 2013, cuando el Tribunal Constitucional dominicano emitió una sentencia que niega el derecho a adquirir la nacionalidad dominicana a los hijos de inmigrantes en situación irregular (que no cuenten con un estatus legal), nacidos desde 1929. Esta decisión retroactiva podría afectar a más de 200.000 descendientes de haitianos que viven actualmente en República Dominicana.

República Dominicana se encuentra en el lugar 68, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras de 2014.

Último tweet:

#Honduras: Militares disparan contra manifestación pacífica en Choluteca https://t.co/siWtR0BNWK @clibre… https://t.co/zWkBmQYj95