REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Desde los símbolos hasta las calles, la organización de campañas se vuelve creativa en Asia Central

Los caricaturistas y escritores están creando conciencia de las cuestiones de libre expresión en Asia Central esta semana al competir en concursos de ensayo y caricatura creados por miembros y socios de IFEX en la región para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

El tercer concurso anual es parte de una estrategia de promoción de las organizaciones de la libre expresión en Kazajastán, Kirguistán y Tayikistán que de hecho revivió el arte en vías de extinción de la caricatura editorial.

“Las caricaturas editoriales juegan un importante papel en el debate público pero han desaparecido de las página de los periódicos de Asia Central en los últimos años, pues los editores y caricaturistas temen represalias como intimidación y acoso por publicarlas, dice Tamara Kaleyeva, directora ejecutiva del miembro de IFEX Adil Soz, con sede en Kazajastán. “Lanzamos esta herramienta de campaña en celebración de la caricatura política y su papel en la palestra política”.

Varias organizaciones de la libre expresión como Adil Soz, la Asociación Pública de Periodistas en Kirguistán, la Asociación Nacional de Medios Independientes en Tayikistán y el Centro de Consulta de Medios Batken en Kirguistán han colaborado para hacer que esta campaña para escribir ensayos y dibujar caricaturas sea de alcance regional. Los concursos se juzgan en el ámbito regional por jurados nombrados y las obras de los ganadores se publican en calendarios y periódicos de amplia distribución.

Estos grupos también han usado otras tácticas creativas para crear conciencia en los medios y el público acerca de cuestiones de libre expresión en sus países respectivos, así como para crear solidaridad entre la comunidad de medios. El año pasado, en un gesto simbólico para demostrar el deteriorado estado de la libre expresión, plantaron cactus. El año anterior, Adil Soz y sus socios en Kazajastán plantaron robles dedicados a la “Solidaridad de periodistas” para hablar a periodistas acerca de la necesidad de unirse para promover el derecho a la libertad de expresión.

En Asia Central, las manifestaciones y protestas abiertas son la forma de activismo menos común. Las organizaciones de la sociedad civil casi nunca aparecen en las calles por temor a las repercusiones relacionadas con formas de activismo directas.

Sin embargo, Adil Soz y sus socios locales en Kazajastán han mostrado recientemente su disposición y valor para usar tácticas de promoción más directas.

El 10 de marzo de 2009, activistas por la libre expresión se manifestaron frente al Tribunal de la Ciudad en Almaty, la capital, para protestar contra la exorbitante multa de 300 000 000 tenge (aproximadamente $1,989,700 10 USD) impuesta al periodista Almas Kusherbayev por difamación moral. La multa es la más alta aplicada a un periodista o casa editorial en Kazajastán. Kusherbayev fue multado por quejas interpuestas por un miembro del parlamento después de que escribió un artículo sobre las causas detrás de los precios en aumento del grano en el país.

La decisión valerosa y heterodoxa de organizar la protesta fue resultado de una reunión entre los editores de periódicos y organizaciones de la libre expresión, entre ellas Adil Soz, que estaban preocupadas por la tendencia en aumento de casos de difamación moral interpuestos contra periodistas y consideraron necesario y urgente emprender una forma de acción más directa.

A pesar de saber que probablemente irían a la cárcel por su promoción abierta y contra el consejo de sus asesores jurídicos, Adil Soz habló por los derechos de este periodista mientras estaba rodeado por tropas armadas de seguridad nacional. La organización también atrajo la atención internacional al caso al emitir una alerta a través de la Red de Alertas de Acción de IFEX.

La cobertura concertada de los medios, combinada con la movilización eficaz por parte de los organizadores de las partes interesadas, incluyendo organismos intergubernamentales, políticos y todas las casas de medios prominentes, aseguró que las fuerzas armadas no pudieran actuar contra los manifestantes y contribuyó al éxito del evento.

Además de atraer la conciencia y atención del público al problema en Kazajastán en forma local, regional e internacional, la campaña también jugó un papel en reforzar la solidaridad de los periodistas alrededor de los derechos a la libre expresión.

Los organizadores comentaron colectivamente sobre la determinación que sintieron de provocar el cambio mediante protestas, “…podríamos se los perdedores en términos de la ley oficial pero a la larga seremos los ganadores, porque cruzamos la barrera que nos hacía temer la justicia y la libertad real y ahora nada nos detendrá”.

Leer la alerta de Adil Soz sobre el caso Kusherbayev (en inglés): http://www.ifex.org/kazakhstan/2009/02/04/taszhargan_newspaper_and_journalist/


Zaynah Khanbhai, Coordinadora de Extensión de IFEX

Último tweet:

Mujeres periodistas fueron agredidas en la apertura de edificio presidencial https://t.co/NzEgznMR4P @ANPBOLIVIA #Ataques