REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista acusado de terrorismo vuelve a ser agredido por segunda ocasión

(Fundamedios/IFEX) - El 26 de noviembre de 2010, Juan Alcívar, corresponsal del diario "La Hora" y periodista de la emisora radial El Nuevo Sol, fue agredido físicamente, insultado y amenazado de muerte, presuntamente por Ronald Lara Heras y tres otros sujetos, en la localidad de La Concordia, ubicada a 318 kilómetros de Quito. Lara es el primo del alcalde de La Concordia.

El periodista narró a Fundamedios que el hecho ocurrió sobre las 19:30, cuando salía de una heladería junto a sus dos hijos. "Vi que un hombre corpulento en estado de ebriedad se acercó, me insultó y, sin motivo, me lanzó un puñetazo en mi maxilar izquierdo", dijo el periodista.

Hasta ese momento, Alcívar desconocía que el agresor era el primo del alcalde de La Concordia, Walter Ocampo, pero mientras este lo agredía, decía que lo "iba a matar si seguía hablando mal de su primo".

El comunicador recordó que el agresor quiso empujarlo contra el pavimento, pero la intervención de los lugareños impidió que lo siguieran golpeando. Los sujetos huyeron en una camioneta conducida por Lara.

Enseguida Alcívar denunció el hecho en la Comisaría de Policía, en donde se emitió un parte y un informe médico que, a decir del periodista, es sesgado, porque no consta que el agresor estaba en estado etílico. "Los policías dudaron un poco cuando supieron que se trataba del familiar del alcalde . . . lo detuvieron mientras conducía y, a pesar de su estado etílico, lo liberaron", dijo el periodista.

Alcívar aseguró que "está viviendo una pesadilla por el abuso de poder de la familia Ocampo". El periodista cree que la agresión pudo darse porque ese día se celebró el aniversario de cantonización de La Concordia y Alcívar estuvo allí cubriendo el evento y entrevistando a la gente que criticaba la ausencia del alcalde. "Quizás eso enfadó a su primo", comentó Alcívar.

Esta no es la primera agresión que sufre el periodista, el 30 de septiembre fue agredido físicamente por Miguel Ángel Moreta, procurador síndico del Municipio de La Concordia, y por su acompañante Consuelo Landeta mientras realizaba una cobertura.

Adicionalmente, sobre el comunicador pesa una acusación por agresión terrorista a funcionarios públicos, presentada por Ocampo, y otra por la misma causa basada en declaraciones de dos empleados municipales, razón por la cual el Juez Cuarto de Garantías Penales de Quinindé, Kléber Samaniego, dispuso orden de prisión preventiva, que después de casi un mes fue sustituida por una medida cautelar de presentarse cada 15 días a firmar ante el juzgado.

Último tweet:

في يوم الكاتب السجين، نقف إلى جانب منظمة بن الدولية @PEN_int للتضامن مع جميع الكتاب المسجونين بسبب ممارستهم لحقهم ف… https://t.co/SM0bJv5s9G