REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La SIP reitera advertencia sobre atropellos legales contra la libertad de prensa

(SIP/IFEX) - Miami, 17 de noviembre de 2011 - La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación por el debate final del proyecto de Ley de Comunicación que inició esta semana la Asamblea Nacional de Ecuador. Reiteró su advertencia sobre que la nueva legislación lesionará el derecho de los ciudadanos a la libertad de expresión, restringirá el contenido de los medios de comunicación y propiciará la autocensura en la actividad periodística.

El presidente de la SIP, Milton Coleman, lamentó el "retroceso que la nueva legislación atrae para los ciudadanos, al restringir sus libertades y derechos individuales a recibir y difundir información sin interferencias del gobierno".

Coleman, senior editor del diario estadounidense The Washington Post, enfatizó que la legislación, más que una ley de comunicación es una ley de prensa, que resultará en limitaciones a la función que le cabe a los medios y periodistas en una sociedad democrática.

La Ley de Comunicación, que requiere de 63 votos de los 124 miembros de la Asamblea Unicameral para ser aprobada, mantiene serias restricciones a la libertad de prensa. Entre las más importantes: Crea un consejo de control de contenidos de medios electrónicos y escritos, con fuerte presencia de miembros del Poder Ejecutivo, que podrá determinar qué informaciones deberán ser censuradas según su nivel de violencia. Reinstala la colegiación obligatoria de periodistas, que había sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema del país. Impone registros y códigos de ética a todo tipo de medios. Y discrimina a los medios privados por sobre los que podrá poseer y manipular el gobierno, que incluye medios estatales y comunitarios.

Por su parte, Gustavo Mohme, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, dijo que "estamos frente a una de las peores leyes de medios de la región, especialmente porque desconoce los avances en materia de libertad de prensa y de expresión que fueron creando los dictámenes y opiniones de la Corte y Comisión Interamericana de Derechos Humanos, respectivamente".

Mohme, en coincidencia con resoluciones de la SIP y análisis realizados durante los dos años que lleva el proceso de aprobación de la Ley de Comunicación, indicó que de aprobarse el proyecto tal como está, creará fuerte censura y generará autocensura entre los medios y periodistas, en desmedro del derecho del público a la información.

Venezuela

La SIP también criticó el tratamiento en la Asamblea Legislativa de Venezuela de la Ley de Comunicación para el Poder Popular que regulará el funcionamiento de los medios comunitarios. La ley, aprobada en primera discusión el 10 de noviembre, dictamina sobre la asignación de estos medios, la publicidad oficial equitativa que deberán recibir en comparación a medios privados y crea un fondo de ayuda gubernamental para financiarlos, a cargo de una de las Vicepresidencias de la república.

La SIP consideró que se trata de un eslabón más de un gran andamiaje legal, por medio del cual el gobierno de Hugo Chávez quiere dominar y controlar todo tipo de medios e información.

Las autoridades de la SIP permanecerán alertas y denunciarán cualquier sesgo que pueda tener el gobierno para la distribución de licencias de radio y televisión comunitarias sin procesos claros y equitativos, la asignación de recursos de publicidad estatal y la creación de bocas de propaganda que pudieran tener un trasfondo político dentro del marco electoral que vive el país.

Último tweet:

Vietnam: @hrw submission to the United Nations Human Rights Council about the situation in Vietnam… https://t.co/BRGjdHuFWd